Alimentación a un volumen alto versus estándar para promover el crecimiento en recién nacidos prematuros o con bajo peso al nacer

Pregunta de la revisión
¿Dar a los recién nacidos prematuros (con menos de 37 semanas) o de bajo peso al nacer (menos de 2500 gramos), un volumen de alimentación mayor que el habitual promueve el crecimiento sin causar problemas de alimentación u otros efectos secundarios?

Antecedentes
Los lactantes que nacen antes de tiempo (prematuros) necesitan nutrientes adicionales para su crecimiento. Una forma de aportar una nutrición extra es dar a los recién nacidos un volumen de alimentación superior al habitual (alimentación a un volumen alto, igual o superior a 180 o 200 ml/kg/día de leche). Aunque proporcionar altos volúmenes de leche a los recién nacidos prematuros o con bajo peso al nacer podría aumentar las tasas de crecimiento, las inquietudes al respecto incluyen que estos niños no puedan tolerar altos volúmenes de alimentación y puedan presentar efectos secundarios como problemas intestinales graves. Se buscó la evidencia proveniente de ensayos clínicos que evaluara si la alimentación a un volumen alto es beneficiosa o perjudicial para los recién nacidos prematuros o con bajo peso al nacer.

Características de los estudios
La búsqueda está actualizada hasta junio de 2020. Se encontraron tres estudios que abordaron esta pregunta.

Resultados clave
La evidencia de dos estudios mostró que la alimentación a un volumen alto (≥ 180 ml/kg/día) con leche materna enriquecida (leche materna con el agregado de fortificante para leche materna) o leche maternizada para prematuros probablemente mejora el aumento de peso durante la estancia hospitalaria, cuando se compara con la alimentación a un volumen estándar. De manera similar, la evidencia de un estudio pequeño mostró que la alimentación a un volumen alto (≥ 200 ml/kg/día) con leche materna no enriquecida o leche maternizada para prematuros probablemente mejora el aumento de peso durante la estancia hospitalaria. La evidencia no es suficiente para comentar el efecto de la alimentación a un volumen alto sobre el aumento de la talla o el tamaño de la cabeza durante la estancia hospitalaria, el crecimiento y el desarrollo a largo plazo, ni el efecto sobre los problemas intestinales u otros efectos secundarios.

Conclusiones

La alimentación a un volumen alto probablemente mejora el aumento de peso durante la estancia hospitalaria. Los datos disponibles no son adecuados para establecer conclusiones sobre el efecto de la alimentación a un volumen alto sobre otros desenlaces clínicos y del crecimiento.

Conclusiones de los autores: 

La alimentación a un volumen alto (≥ 180 ml/kg/día de leche materna enriquecida o leche maternizada para prematuros, o ≥ 200 ml/kg/día de leche materna no enriquecida o leche maternizada para recién nacidos a término) probablemente mejora el aumento de peso durante la estancia hospitalaria. Los datos disponibles no son adecuados para establecer conclusiones sobre el efecto de la alimentación a un volumen alto sobre otros desenlaces clínicos y del crecimiento. Se necesita un ECA grande que proporcione datos de suficiente calidad y precisión para informar las políticas y la práctica.

Leer el resumen completo…
Antecedentes: 

La leche materna es la mejor nutrición enteral para los lactantes prematuros. Sin embargo, la leche materna sola, proporcionada a los volúmenes estándares recomendados, no es suficiente para alcanzar los requerimientos proteicos, energéticos y de otros nutrientes de los lactantes prematuros o con bajo peso al nacer. Una estrategia que se podría utilizar para abordar los posibles déficits de nutrientes es proporcionar un mayor volumen de alimentación enteral. La alimentación a un volumen alto podría mejorar la acumulación de nutrientes y el crecimiento, y a su vez podría mejorar los desenlaces del neurodesarrollo. Sin embargo, existe la preocupación de que la alimentación a un volumen alto pueda causar intolerancia alimentaria, enterocolitis necrosante o complicaciones relacionadas con la sobrehidratación, como el conducto arterial persistente y la enfermedad pulmonar crónica.

Ésta es una actualización de una revisión publicada en 2017.

Objetivos: 

Evaluar el efecto sobre el crecimiento y la seguridad de la alimentación enteral a un volumen alto versus un volumen estándar en lactantes prematuros o de bajo peso al nacer. En los lactantes alimentados con leche materna enriquecida o leche maternizada para prematuros, la alimentación a un volumen alto y estándar se definió como > 180 ml/kg/día y ≤ 180 ml/kg/día, respectivamente. En los lactantes alimentados con leche materna no enriquecida o con leche maternizada para recién nacidos a término, la alimentación a un volumen alto y estándar se definió como > 200 ml/kg/día y ≤ 200 ml/kg/día, respectivamente.

Métodos de búsqueda: 

Se utilizó la estrategia de búsqueda estándar del Grupo Cochrane de Neonatología (Cochrane Neonatal Group) para buscar en el Registro Cochrane central de ensayos controlados (CENTRAL; 2020 número 6) en The Cochrane Library; Ovid MEDLINE (1946 a junio de 2020); Embase (1974 a junio de 2020); y CINAHL (inicio a junio de 2020); Maternity & Infant Care Database (MIDIRS) (1971 a abril de 2020); así como en revisiones anteriores y registros de ensayos.

Criterios de selección: 

Ensayos controlados aleatorizados (ECA) y cuasialeatorizados que compararon alimentación enteral a volumen alto versus volumen estándar en lactantes prematuros o con bajo peso al nacer.

Obtención y análisis de los datos: 

Dos autores de la revisión evaluaron la elegibilidad de los ensayos y el riesgo de sesgo y extrajeron los datos de forma independiente. Se analizaron los efectos del tratamiento en los ensayos individuales y se informaron las razones de riesgos (RR) y la diferencia de riesgos (DR) para los datos dicotómicos, así como la diferencia de medias para los datos continuos, con los respectivos intervalos de confianza (IC) del 95%. Se utilizó el método GRADE para evaluar la certeza de la evidencia. Los desenlaces principales fueron el aumento de peso, el crecimiento lineal y cefálico durante la estancia hospitalaria y la restricción del crecimiento extrauterino al alta.

Resultados principales: 

En esta actualización se incluyeron dos nuevos ECA (283 lactantes). En esta revisión actualizada se incluyeron tres ensayos (347 lactantes).

Alimentación a un volumen alto versus volumen estándar con leche materna enriquecida o leche maternizada para prematuros

Dos ensayos (283 lactantes) cumplieron los criterios de inclusión para esta comparación. Ambos fueron de buena calidad metodológica, excepto por la falta de enmascaramiento. Ambos ensayos se realizaron en lactantes con < 32 semanas de gestación. El metanálisis de los datos de ambos ensayos mostró que la alimentación a un volumen alto probablemente mejora el aumento de peso durante la estancia hospitalaria (DM 2,58 g/kg/día; IC del 95%: 1,41 a 3,76; participantes = 271; evidencia de certeza moderada). La alimentación a un volumen alto podría tener poco o ningún efecto sobre el crecimiento lineal (DM 0,05 cm/semana; IC del 95%: -0,02 a 0,13; participantes = 271; evidencia de certeza baja), el crecimiento cefálico (DM 0,02 cm/semana; IC del 95%: -0,04 a 0,09; participantes = 271; evidencia de certeza baja) y la restricción del crecimiento extrauterino al alta (RR 0,71; IC del 95%: 0,50 a 1,02; participantes = 271; evidencia de certeza baja). No existe certeza acerca del efecto de la alimentación a un volumen alto con leche materna enriquecida o leche maternizada para prematuros sobre el riesgo de enterocolitis necrosante (RR 0,74; IC del 95%: 0,12 a 4,51; participantes = 283; evidencia de certeza muy baja).

Alimentación a un volumen alto versus alimentación estándar con leche materna no enriquecida o leche maternizada para recién nacidos a término

Un ensayo con 64 lactantes con muy bajo peso cumplió los criterios de inclusión para esta comparación. Este ensayo no estaba enmascarado, pero por lo demás era de buena calidad metodológica. La alimentación a un volumen alto probablemente mejora el aumento de peso durante la estancia hospitalaria (DM 6,2 g/kg/día; IC del 95%: 2,71 a 9,69; participantes = 61; evidencia de certeza moderada). El ensayo no proporcionó datos sobre el crecimiento lineal y cefálico, ni sobre la restricción del crecimiento extrauterino al alta. No existe certeza acerca del efecto de la alimentación a un volumen alto con leche materna no enriquecida o leche maternizada para recién nacidos a término sobre el riesgo de enterocolitis necrosante (RR 1,03; IC del 95%: 0,07 a 15,78; participantes = 61; evidencia de certeza muy baja).

Notas de traducción: 

La traducción de las revisiones Cochrane ha sido realizada bajo la responsabilidad del Centro Cochrane Iberoamericano, gracias a la suscripción efectuada por el Ministerio de Sanidad del Gobierno de España. Si detecta algún problema con la traducción, por favor, contacte con comunica@cochrane.es.

Tools
Information
Share/Save