Acetil-L-carnitina para el tratamiento de la neuropatía diabética

El objetivo de la revisión

El objetivo de esta revisión fue evaluar los efectos de la acetil-L-carnitina (ALC) sobre la neuropatía diabética periférica (NDP) en pacientes con diabetes. El interés estaba sobre todo en saber si la ALC podía aliviar el dolor y también en identificar los efectos perjudiciales.

Mensajes clave

No se sabe si la ALC reduce el dolor de la NPD, ya que la evidencia es escasa y de certeza muy baja. Los eventos adversos pueden ser no más frecuentes que con placebo, pero la evidencia en este sentido también es muy incierta.

¿Qué se estudió en la revisión?

La diabetes es una enfermedad en que la cantidad de azúcar en sangre es anormalmente alta. Se llama NDP al daño de las fibras nerviosas como resultado de la diabetes. La NDP es una complicación frecuente y grave de la diabetes, y afecta a cerca de un 50% de pacientes con diabetes a largo plazo. En general, un 16% a un 24% de pacientes con diabetes presentan dolor crónico debido al daño nervioso. Los pies, las piernas y las manos se ven principalmente afectados por la NDP.

Se necesitan tratamientos para restaurar la función nerviosa y aliviar los síntomas de la NDP. Los autores de revisión Cochrane buscaron la evidencia de los ensayos aleatorios sobre los efectos de la ALC en la NDP. La evidencia de los ensayos aleatorizados es generalmente más fiable que otros diseños de estudio.

Resultados principales de la revisión

Los autores de revisión encontraron cuatro ensayos relevantes, que incluyeron 906 adultos con diabetes. Tres estudios compararon la ALC con un placebo (un compuesto inactivo simulado), y uno comparó la ALC con metilcobalamina (una forma de vitamina B12).

La certeza de la evidencia de los estudios varió de baja a muy baja, lo que significa que no puede haber confianza en los resultados. Las razones clave fueron: los resultados no siempre fueron informados de modo completo o claro; los estudios tenían graves limitaciones; y los resultados carecían de precisión.

En pacientes con daño nervioso debido a la diabetes, no se sabe si la ALC alivia el dolor después de 12 meses de tratamiento, en comparación con el placebo. Los ensayos aportaron poca o ninguna información sobre los efectos de la ALC en la deficiencia funcional, los exámenes de sensibilidad y los síntomas. Aun cuando los ensayos aportaran datos, la certeza de la evidencia fue demasiado baja para establecer conclusiones fiables. El estudio que comparó la ALC con metilcobalamina no evaluó el dolor. La deficiencia funcional y los síntomas pueden mejorar en un grado similar con la ALC y metilcobalamina.

Los efectos secundarios perjudiciales pueden no ser más frecuentes con la ALC que con placebo. La evidencia sobre los eventos adversos del ensayo que comparó la ALC con metilcobalamina fue de certeza muy baja.

Dos de los cuatro estudios fueron financiados por un fabricante de ALC y los otros dos tenían al menos un coautor que era consultor para un fabricante de ALC.

Conclusiones de los autores: 

No se sabe si la ALC causa una reducción del dolor después de 6 a 12 meses de tratamiento en pacientes con NDP, en comparación con el placebo, ya que la evidencia es escasa y de certeza baja. Faltan datos sobre la deficiencia funcional y sensitiva y los síntomas, o son de certeza muy baja. La evidencia de los eventos adversos es demasiado incierta para establecer conclusiones sobre la seguridad.

Leer el resumen completo…
Antecedentes: 

La neuropatía diabética periférica (NDP) es una complicación común y grave que afecta a un 50% de pacientes con diabetes. Se informa que la NDP dolorosa se presenta en un 16% a un 24% de pacientes con diabetes. Aún no se ha definido una estrategia de tratamiento completa e integral para la prevención y el tratamiento de la NDP, sea o no dolorosa.

La investigación sobre el tratamiento de la NDP se ha caracterizado por una serie de ensayos clínicos fracasados, con pocos adelantos dignos de mención. Se necesitan estrategias que apoyen la regeneración nerviosa periférica y restauren la función neurológica en pacientes con NDP dolorosa o indolora. El aminoácido acetil-L-carnitina (ALC) desempeña un papel en el transporte de ácidos grasos de cadena larga hacia la mitocondria para la betaoxidación. La administración suplementos de ALC también induce efectos neuroprotectores y neurotróficos en el sistema nervioso periférico. Por lo tanto, la administración de suplementos de ALC se dirige a varios mecanismos relevantes para una posible reparación y regeneración nerviosa y podría tener un potencial terapéutico clínico. Es necesaria una revisión sistemática de la evidencia de los ensayos clínicos.

Objetivos: 

Evaluar los efectos de la ALC para el tratamiento de la NDP.

Estrategia de búsqueda (: 

El 2 de julio de 2018, se realizaron búsquedas en el Registro Especializado Cochrane Neuromuscular, CENTRAL, MEDLINE, Embase, LILACS, ClinicalTrials.gov y la Plataforma del Registro Internacional de Ensayos Clínicos de la Organización Mundial de la Salud. Además, se verificaron las referencias, se buscaron citas y se estableció contacto con los autores de los estudios para identificar estudios adicionales.

Criterios de selección: 

Se incluyeron ensayos controlados aleatorizados (ECA) y ensayos cuasialeatorizados de ALC en comparación con placebo, otro tratamiento o ninguna intervención para la NDP. Los participantes podían ser de cualquier sexo y edad y presentar diabetes mellitus de tipo 1 o 2, de cualquier gravedad, con NDP dolorosa o indolora. Se aceptó cualquier definición de criterios mínimos para la NDP, en conformidad con el Consenso de Toronto. No se impuso ninguna restricción de idioma.

El dolor era el resultado primario, medido como la proporción de participantes con una disminución del dolor de al menos un 30% (moderada) o un 50% (significativa) con respecto al valor inicial, o como la puntuación en una escala analógica visual (VAS) o la escala de Likert para el dolor.

Obtención y análisis de los datos: 

Se utilizaron los métodos Cochrane estándar.

Resultados principales: 

Se incluyeron cuatro estudios con 907 participantes, que se informaron en tres publicaciones. Tres ensayos estudiaron la ALC versus placebo (675 participantes); en un ensayo la dosis de ALC fue de 2000 mg/día, y en los otros dos ensayos fue de 1500 mg/día o 3000 mg/día. El cuarto ensayo estudió la ALC 1500 mg/día versus metilcobalamina 1,5 mg/día (232 participantes). El riesgo de sesgo fue alto en ambos ensayos de diferentes dosis de ALC y bajo en los otros dos ensayos.

Ningún ensayo incluido midió la proporción de participantes con un alivio del dolor al menos moderado (30%) o significativo (50%). La ALC alivió el dolor en mayor grado que el placebo, medido en una EAV de 0 a 100 mm (DM -9,16; IC del 95%: -16,76 a -1,57; tres estudios; 540 participantes; p = 0,02; I² = 56%; efectos aleatorios; evidencia de certeza muy baja; una puntuación mayor indica más dolor). En dosis de 1500 mg/día o menos, la puntuación de la EAV después del tratamiento con ALC mostró muy poca diferencia con respecto al placebo (DM -0,05; IC del 95%: -10,00 a 9,89; dos ensayos; 159 participantes; p = 0,99; I² = 0%), pero en dosis mayores que 1500 mg/día, la ALC alivió el dolor en mayor grado que el placebo (DM -14,93; IC del 95%: -19,16 a -10,70; tres estudios; 381 participantes; p<0,00001; I² = 0%). Este análisis de subgrupos debe considerarse con cuidado ya que la evidencia fue aun de menor certeza que el análisis general, que ya era de certeza muy baja.

Dos estudios controlados con placebo informaron que la percepción de vibración mejoró después de 12 meses. Se calificó esta evidencia como de certeza muy baja, debido a la inconsistencia y al riesgo de sesgo alto, ya que los autores de los ensayos no presentaron datos numéricos. Los estudios controlados con placebo no midieron la deficiencia funcional ni las puntuaciones de discapacidad. Ningún estudio usó escalas de síntomas validadas. Un estudio realizó los exámenes de sensibilidad, pero la evidencia fue muy incierta.

El cuarto estudio incluido comparó la ALC con metilcobalamina, pero no informó de efectos sobre el dolor. Hubo una reducción entre el inicio y las 24 semanas en la deficiencia funcional y la discapacidad, sobre la base del cambio en la media de la Neuropathy Disability Score (NDS; escala de cero a 10), pero no hubo diferencias importantes entre el grupo de ALC (puntuación media 1,66 ± 1,90) y el de metilcobalamina (puntuación media 1,35 ± 1,65) (P = 0,23; evidencia de certeza baja).

Un estudio controlado con placebo informó que seis de 147 participantes en el grupo de ALC > 1500 mg/día (4,1%) y dos de 147 participantes del grupo de placebo (1,4%) interrumpieron el tratamiento debido a los eventos adversos (cefalea, parestesia facial y trastornos gastrointestinales) (P = 0,17). Los otros dos estudios controlados con placebo no informaron de abandonos por los eventos adversos, e informaron de más dolor, parestesia e hiperestesia en el grupo de placebo en comparación con el grupo de ALC de 3000 mg/día, aunque no presentó datos numéricos. La certeza general de la evidencia del evento adverso para la comparación de ALC versus placebo fue baja.

El estudio que comparó la ALC con metilcobalamina informó que 34/117 participantes (29,1%) presentaron eventos adversos en el grupo de ALC versus 33/115 (28,7%) en el grupo de metilcobalamina (P = 0,95). Nueve participantes interrumpieron el tratamiento debido a los eventos adversos (ALC: cuatro participantes, metilcobalamina: cinco participantes), que en su mayoría fueron síntomas gastrointestinales. La certeza de la evidencia de eventos adversos para la ALC versus la metilcobalamina fue baja.

Dos estudios fueron financiados por el fabricante de ALC y los otros dos tenían al menos un coautor que era consultor para un fabricante de ALC.

Notas de traducción: 

La traducción y edición de las revisiones Cochrane han sido realizadas bajo la responsabilidad del Centro Cochrane Iberoamericano, gracias a la suscripción efectuada por el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad del Gobierno español. Si detecta algún problema con la traducción, por favor, contacte con Infoglobal Suport, cochrane@infoglobal-suport.com.

Tools
Information
Share/Save