Protección contra el sol para prevención del cáncer de piel escamocelular y basocelular

¿Cuál es el objetivo de esta revisión?

El objetivo de esta revisión Cochrane fue determinar si el uso tópico de filtro solar y métodos físicos de barrera (como ropa protectora contra el sol, sombreros, gafas de sol y la búsqueda activa de sombra cuando se está al aire libre) en comparación con ninguna actividad preventiva específica previene la aparición del carcinoma basocelular (CBC) y el carcinoma escamocelular cutáneo (CEC) en adultos y niños.

¿Qué se estudió en esta revisión?

El cáncer de queratinocitos (CBC y CEC) es el tipo de cáncer de piel identificado con más frecuencia. El riesgo principal es la exposición a la radiación ultravioleta, que es un componente de la luz solar. La prevención se ha convertido en una forma importante de controlar este cáncer, de manera que es importante evaluar la efectividad de los métodos utilizados para prevenir el cáncer de queratinocitos en la población general. En esta revisión se evaluaron los efectos del uso tópico de filtro solar y métodos físicos de barrera (como ropa protectora contra el sol, sombreros, gafas de sol y la búsqueda activa de sombra cuando se está al aire libre) en comparación con ninguna intervención preventiva específica encaminada a prevenir el desarrollo de CBC y CEC en adultos y niños.

Se realizaron búsquedas de ensayos controlados aleatorios en la literatura médica hasta mayo de 2016 que evaluaron las estrategias preventivas. Sólo se encontró un estudio adecuado para la inclusión. Este estudio comparó la aplicación diaria de filtro solar (con o sin beta-caroteno, que es un precursor de la vitamina A) en comparación con el uso ocasional del filtro solar (con o sin beta-caroteno) en la población general, sin restricción por sexo o edad. El estudio se realizó en Australia, donde 1621 participantes, el 55% con piel clara se monitorizaron por 4,5 años para la detección de nuevos casos de CBC o CEC evaluado por histopatología (que es un método utilizado para detectar células cancerosas bajo el microscopio).

¿Cuáles son los principales resultados de esta revisión?

No se encontraron diferencias entre el número de personas que desarrollaron CBC o CEC en los dos grupos durante el período del ensayo. Por lo tanto, no pareció haber una diferencia al aplicar el filtro solar diariamente en comparación con utilizarlo de forma ocasional.

Mensajes clave

El único estudio incluido fue un estudio de filtros solares, de manera que no fue posible evaluar otras formas de protección contra el sol.

No se identificaron estudios que evaluaran otras medidas de protección contra el sol como el uso de ropa protectora contra el sol, gafas de sol o sombreros, o buscar la sombra cuando se está al aire libre.

No se encontraron pruebas de la efectividad del filtro solar diario para prevenir el CBC o el CEC en comparación con el uso ocasional del filtro solar. La certeza de las pruebas fue baja, lo que significa que los estudios futuros podrían alterar este resultado.

Los efectos secundarios del uso del filtro solar con o sin el agregado de beta-caroteno incluyeron un porcentaje bajo de casos de alergia por contacto e irritación de la piel.

¿Qué grado de actualización tiene esta revisión?

Esta revisión incluyó estudios identificados hasta mayo de 2016.

Conclusiones de los autores: 

En esta revisión se evaluó el efecto de la protección solar en la prevención de la aparición de nuevos casos de cáncer de queratinocitos. Sólo se encontró un estudio adecuado para su inclusión. Este estudio fue de filtros solares, de manera que no fue posible evaluar otras formas de protección contra el sol. El estudio analizó los resultados primarios preespecificados, pero no la mayoría de los resultados secundarios. No fue posible demostrar a partir de las pruebas disponibles si el filtro solar fue efectivo para la prevención del carcinoma basocelular (CBC) o el carcinoma escamocelular cutáneo (CEC).

La seguridad en las pruebas fue baja porque en un porcentaje significativo de los casos hubo una falta de confirmación histopatológica del CBC o el CEC. Entre otras fuentes de sesgo, no estuvo claro si los autores del estudio evaluaron cualquier efecto de la interacción entre el filtro solar y las intervenciones con beta-caroteno. Se piensa que es probable que la realización de más investigaciones tenga una marcada repercusión sobre la confianza en la estimación del efecto y pueda cambiarla.

Leer el resumen completo…
Antecedentes: 

"Cáncer de queratinocitos" es actualmente el término preferido para los cánceres cutáneos identificados con más frecuencia, el carcinoma basocelular (CBC) y el carcinoma escamocelular cutáneo (CEC), que con anterioridad se categorizaron habitualmente como cánceres cutáneos no melanoma (CCNM). El cáncer de queratinocitos (CK) representa cerca del 95% de los tumores malignos de la piel. Los cambios en el estilo de vida han provocado una mayor exposición al sol, lo que a la vez ha dado lugar a un aumento significativo de nuevos casos de CK, con una incidencia global anual entre el 3% y el 8%. El uso exitoso de medidas preventivas podría dar lugar a una reducción significativa de los recursos utilizados por los sistemas de salud, en comparación con el costo elevado del tratamiento de estas afecciones. Actualmente no existe información acerca de la calidad de las pruebas del uso de estas estrategias de protección contra el sol con una evaluación de los efectos beneficiosos y los riesgos.

Objetivos: 

Evaluar los efectos de las estrategias de protección contra el sol (es decir, filtro solar y métodos de barrera) para prevenir el cáncer de queratinocitos (o sea, el carcinoma basocelular [CBC] y el carcinoma escamocelular cutáneo [CEC]) en la población general.

Estrategia de búsqueda (: 

Se hicieron búsquedas en las siguientes bases de datos hasta mayo de 2016: registro especializado del Grupo Cochrane de Piel (Cochrane Skin Group), CENTRAL, MEDLINE, Embase y en LILACS. También se buscó en cinco registros de ensayos y en las bibliografías de estudios incluidos para obtener referencias adicionales de ensayos relevantes.

Criterios de selección: 

Se incluyeron los ensayos clínicos controlados aleatorios (ECA) de estrategias preventivas para el cáncer de queratinocitos, como las barreras físicas y los filtros solares, en la población general (niños y adultos), que pudieran proporcionar información acerca de los efectos beneficiosos y los eventos adversos relacionados con el uso de medidas de protección solar. No se incluyeron los ensayos centrados en estrategias educacionales para prevenir el CK o en estrategias preventivas en grupos de alto riesgo. Los resultados primarios preespecificados fueron CBC o CEC confirmado clínicamente o por histopatología a cualquier seguimiento y eventos adversos.

Obtención y análisis de los datos: 

Dos autores de la revisión, de forma independiente, seleccionaron la elegibilidad de los estudios utilizando el programa Early Review Organizing Software (EROS). De igual manera, dos autores de la revisión de forma independiente utilizaron formularios prediseñados para la obtención de datos para extraer información de los informes originales de los estudios acerca de los participantes, los métodos de asignación al azar, el cegamiento, las comparaciones de interés, el número de participantes originalmente asignados al azar por brazo, las pérdidas durante el seguimiento y los resultados, y además evaluaron el riesgo de sesgo. Los desacuerdos se resolvieron mediante consulta con un tercer autor y contacto con los investigadores de los ensayos identificados para obtener información adicional. Se utilizaron los procedimientos metodológicos estándar previstos por la Colaboración Cochrane.

Resultados principales: 

Se incluyó un ECA (diseño factorial) que asignó al azar a 1621 participantes.

Este estudio comparó la aplicación diaria de filtro solar con el uso discrecional de filtro solar, con o sin la administración de beta-caroteno, en la población general. El estudio se realizó en Australia; el 55,2% de los participantes tenían la piel clara y se monitorizaron por 4,5 años para la detección de nuevos casos de CBC o CEC evaluado por histopatología. Se encontró que este estudio tuvo bajo riesgo de sesgo en dominios como asignación, cegamiento y los datos incompletos de los resultados. Sin embargo, se encontraron múltiples riesgos inciertos relacionados con otros sesgos, que incluyó una evaluación poco clara de las posibles interacciones entre los efectos de las diferentes intervenciones evaluadas (o sea, filtro solar y beta-caroteno). No se encontraron diferencias en cuanto al número de participantes que desarrollaron CBC (n = 1621; cociente de riesgos [CR] 1,03; intervalo de confianza [IC] del 95%: 0,74 a 1,43) o CEC (n = 1621; CR 0,88; IC del 95%: 0,50 a 1,54) al comparar la aplicación diaria del filtro solar con el uso discrecional, aun cuando los análisis estuvieron limitados a los grupos sin suplementos de beta-caroteno. Estas pruebas fueron de calidad baja, lo que significa que hay alguna seguridad de que los estudios futuros puedan alterar la confianza en estas pruebas.

Los eventos adversos se informaron de una manera narrativa e incluyeron la irritación de la piel o la alergia de contacto.

No se identificaron estudios que evaluaran otras medidas de protección contra el sol como el uso de ropa protectora contra el sol, gafas de sol o sombreros, o buscar la sombra cuando se está al aire libre.

Notas de traducción: 

La traducción y edición de las revisiones Cochrane han sido realizadas bajo la responsabilidad del Centro Cochrane Iberoamericano, gracias a la suscripción efectuada por el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad del Gobierno español. Si detecta algún problema con la traducción, por favor, contacte con Infoglobal Suport, cochrane@infoglobal-suport.com.

Tools
Information
Share/Save