Hidromorfona para el dolor por cáncer

Antecedentes

Más del 75% de los pacientes con cáncer presentan dolor. Alrededor del 30% al 50% de estos pacientes presentan dolor moderado a intenso, lo que puede tener una repercusión negativa sobre la vida cotidiana. El dolor por cáncer es un síntoma angustiante que tiende a empeorar con la progresión de la enfermedad. La hidromorfona puede ayudar a aliviar estos síntomas.

El dolor relacionado con el cáncer se trata generalmente con fármacos como morfina, oxicodona, fentanil o hidromorfona. Esta revisión examinó cuán efectiva fue la hidromorfona en el alivio de los síntomas de dolor moderado a intenso por cáncer.

Resultados

En abril de 2016 se buscaron los ensayos clínicos que examinaron la hidromorfona en pacientes con dolor moderado a intenso por cáncer. Se encontraron cuatro estudios pequeños pero bien realizados con 604 adultos (ninguno incluyó niños) que compararon hidromorfona con oxicodona o morfina.

Según pruebas de muy baja calidad, no se encontraron diferencias entre los grupos de tratamiento con respecto a la intensidad del dolor y la mayoría de los pacientes tuvieron un alivio del dolor adecuado. La hidromorfona pareció funcionar tan bien como la morfina y la oxicodona. Hubo algunos efectos secundarios como confusión, estreñimiento y diarrea, pero en general no hubo diferencias entre los pacientes que recibieron hidromorfona y los pacientes que recibieron morfina u oxicodona.

Conclusiones

Los estudios no proporcionaron suficientes pruebas de alta calidad para establecer conclusiones; sin embargo, según pruebas de calidad muy baja, la hidromorfona pareció funcionar tan bien como la morfina y la oxicodona y tuvo efectos secundarios similares. La hidromorfona proporcionó un alivio del dolor consistente durante la noche y se podría considerar su uso en los pacientes con cáncer que tienen dificultades para dormir debido al dolor.

Conclusiones de los autores: 

Esta revisión indicó pocas diferencias entre la hidromorfona y otros opiáceos en cuanto a la eficacia analgésica. Los datos obtenidos en esta revisión indicaron que la hidromorfona tuvo un efecto similar sobre la intensidad del dolor informada por el participante que la que se ha informado para la oxicodona y la morfina. Los participantes en general lograron un dolor no peor que el dolor leve después de recibir hidromorfona, que es comparable con otros fármacos. La hidromorfona produjo un efecto analgésico consistente durante la noche y se podría considerar su uso en los pacientes con dolor por cáncer que presentan trastornos del sueño. Sin embargo, la calidad general de las pruebas fue muy baja, debido principalmente al riesgo de sesgo, la imprecisión de las estimaciones del efecto y el sesgo de publicación. La revisión sólo incluyó cuatro estudios con tamaño de la muestra limitado y varios diseños de estudio. No hubo datos disponibles de algunos resultados importantes como la repercusión del tratamiento sobre el estado de conciencia, el apetito o la sed. Por lo tanto, no fue posible demostrar la superioridad o la inferioridad de la hidromorfona en comparación con otros analgésicos en estos resultados. Se recomienda que se realicen estudios de investigación adicionales con tamaños de la muestra más grandes y en los que los datos de resultado se obtengan de manera más integral.

Leer el resumen completo…
Antecedentes: 

El dolor por cáncer es un síntoma importante y angustiante que tiende a aumentar en frecuencia e intensidad con la progresión del cáncer. En los pacientes con cáncer avanzado la prevalencia del dolor puede ser tan alta como del 90%. Se ha calculado que del 30% al 50% de los pacientes con cáncer categorizan su dolor como moderado a intenso, y entre el 75% y el 90% de los pacientes con cáncer describen que el dolor que presentan tiene una repercusión importante sobre su vida cotidiana. Los estudios epidemiológicos indican que aproximadamente el 15% de los pacientes con dolor por cáncer no logran presentar un alivio del dolor aceptable con el tratamiento convencional. El dolor no controlado puede dar lugar a trastornos físicos y psicológicos, por lo que puede tener un efecto drástico sobre la calidad de vida de los pacientes.

Objetivos: 

Determinar la eficacia analgésica de la hidromorfona en el alivio del dolor por cáncer, así como la incidencia y la gravedad de cualquier evento adverso.

Estrategia de búsqueda (: 

Se hicieron búsquedas en el Registro Cochrane Central de Ensayos Controlados (Cochrane Central Register of Controlled Trials), MEDLINE, Embase y en registros de ensayos clínicos hasta abril 2016. No se aplicaron limitaciones en la búsqueda con respecto al idioma, el tipo de documento o el estado de publicación.

Criterios de selección: 

Se incluyeron los ensayos controlados aleatorios (ECA) que compararon hidromorfona con placebo u otro fármaco activo para el dolor por cáncer en adultos y niños. Los cuatro resultados principales seleccionados se han definido previamente como importantes para los pacientes con cáncer; dolor no peor que el dolor leve y repercusión del tratamiento en el estado de conciencia, el apetito y la sed. No se consideraron medidas de dolor informadas por el médico, el personal de enfermería o el cuidador.

Obtención y análisis de los datos: 

Dos autores de la revisión extrajeron los datos de forma independiente. Para los resultados binarios se calculó el cociente de riesgos (CR) y su intervalo de confianza (IC) del 95%, y el análisis fue por intención de tratar. Para los datos continuos se calculó la diferencia de medias (DM) entre los grupos y su IC del 95%. Se utilizó un modelo de efectos aleatorios y se evaluó el riesgo de sesgo de todos los estudios incluidos. Debido a la falta de datos no se realizaron metanálisis de los resultados primarios de esta revisión. Se evaluó la evidencia mediante GRADE y se crearon dos tablas "Resumen de los hallazgos".

Resultados principales: 

Se incluyeron cuatro estudios (604 participantes adultos) que compararon hidromorfona con oxicodona (dos estudios) o morfina (dos estudios). En general, los estudios incluidos tuvieron riesgo bajo o incierto de sesgo, y se calificó como incierto debido al estado desconocido del cegamiento de la evaluación de resultado; tres estudios se calificaron como alto riesgo de sesgo por el posible conflicto de intereses. Estuvieron disponibles para el análisis los datos de 504 participantes. Se obtuvieron datos sobre la variable principal de resultado intensidad del dolor informada por el participante medida con una escala analógica visual (EAV) (media ± desviación estándar [DE]: hidromorfona 28,86 ± 17,08; n = 19; oxicodona 30,30 ± 25,33; n = 12; escala de 0 a 100, en la que una puntuación mayor indica peor dolor) y el Brief Pain Inventory (BPI), subescala peor dolor a las 24 horas (media ± DE : hidromorfona 3,5 ± 2,9; n = 99; morfina 4,3 ± 3,0; n = 101, escala de 0 a 10, en la que una puntuación mayor indica peor dolor). Los datos demostraron un efecto similar entre los grupos con ambas comparaciones. Los datos de la intensidad del dolor mostraron que los participantes de los cuatro ensayos lograron un dolor no peor que el dolor leve. Hubo varios eventos adversos: algunos fueron efectos adversos esperados con los opiáceos como náuseas, estreñimiento y vómitos; otros no fueron efectos adversos característicos de los opiáceos (por ejemplo, reducción del apetito, mareos y pirexia, como se muestra en la Tabla 1 en la revisión principal), pero en general no mostraron diferencias entre los grupos. Hubo tres muertes en el grupo de morfina durante el período del ensayo, que se consideró se debieron a la progresión de la enfermedad y no relacionados con el fármaco. Tres ensayos tuvieron más del 10% de abandonos, pero los motivos y la proporción de los abandonos se equilibraron entre los grupos. La calidad general de las pruebas fue muy baja, debido principalmente al alto riesgo de sesgo, la imprecisión de las estimaciones del efecto y el sesgo de publicación. No hubo datos disponibles sobre los niños ni de varios resultados importantes para los participantes que incluyen el alivio del dolor informado por el participante y la repercusión del tratamiento sobre el estado de conciencia, el apetito o la sed.

Notas de traducción: 

La traducción y edición de las revisiones Cochrane han sido realizadas bajo la responsabilidad del Centro Cochrane Iberoamericano, gracias a la suscripción efectuada por el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad del Gobierno español. Si detecta algún problema con la traducción, por favor, contacte con Infoglobal Suport, cochrane@infoglobal-suport.com.

Tools
Information
Share/Save