Intervenciones psicológicas y educativas para hombres y mujeres con subfertilidad

Esta traducción está desactualizada. Por favor, haga clic aquí para ver la versión en inglés más reciente de esta revisión.

Antecedentes: Aproximadamente la quinta parte de todas las parejas con subfertilidad que solicitan tratamiento de fertilidad muestran niveles clínicamente relevantes de ansiedad, depresión o angustia. A las parejas con subfertilidad se les ofrecen con frecuencia intervenciones psicológicas y educativas, pero su efectividad para mejorar la salud mental y las tasas de embarazo no está clara.

Objetivo: Evaluar la efectividad de las intervenciones psicológicas y educativas para las parejas con subfertilidad sobre los resultados psicológicos y del tratamiento de fertilidad.

Características de los estudios: Se incluyeron 39 estudios con 4925 participantes a los que se les proporcionaron técnicas de reproducción asistida. Los estudios variaron mucho con respecto a varios factores que incluyen la naturaleza y la duración de las intervenciones, los participantes y los grupos de comparación. Las pruebas están actualizadas hasta abril 2015.

Resultados clave: Los estudios tuvieron deficiencias metodológicas significativas, por lo que se consideraron con alto riesgo de sesgo para uno o más dominios de evaluación de la calidad. Por lo tanto, se determinó que el agrupamiento de los resultados no proporcionaría una estimación clínicamente significativa del efecto del tratamiento y que no se podría presentar un análisis agrupado en la tabla "Resumen de los hallazgos". Hubo preocupación con respecto al sesgo debido a diferencias en la atención y la cantidad de atención proporcionada a los participantes para los resultados psicológicos (27 estudios) y los resultados de fertilidad (18 estudios), la cantidad de retiros (24 estudios) y la forma en la que se realizaron las mediciones de los resultados (26 estudios). Por lo tanto, se consideró que los resultados de cada estudio fueron poco fiables. Treinta y tres estudios informaron el resultado salud mental. Solamente dos estudios informaron el resultado nacidos vivos y un estudio informó el embarazo en curso; todos estos estudios tuvieron un desgaste significativo. No fue posible responder la pregunta de la revisión para cualquiera de los resultados primarios.

Calidad de la evidencia: La calidad general de las pruebas se consideró muy baja, y las razones principales fueron el riesgo muy grave de sesgo y la inconsistencia grave en los resultados de los estudios.

Conclusiones de los autores: 

Los efectos de las intervenciones psicológicas y educativas sobre la salud mental que incluyó la angustia y las tasas de nacidos vivos o embarazo en curso no están claros debido a la calidad muy baja de las pruebas. En general los ensayos existentes de intervenciones psicológicas y educativas para la subfertilidad se diseñaron y ejecutaron de manera deficiente, lo que dio lugar a riesgo muy grave de sesgo e inconsistencia grave en los resultados de los estudios. Se necesitan estudios que utilicen técnicas metodológicas apropiadas para investigar los efectos beneficiosos de estos tratamientos en esta población. En particular, se deben utilizar grupos de atención control, que son grupos que reciben un tratamiento que imita la cantidad de tiempo y atención recibida por el grupo de tratamiento pero que no se considera que tenga un efecto específico sobre los participantes, con el objetivo de distinguir entre los efectos terapéuticos y no específicos de las intervenciones. Cuando no se pueda reducir al mínimo el desgaste, se deben aplicar técnicas estadísticas apropiadas para el procesamiento de los abandonos. No abordar estos aspectos en el diseño de los estudios ha dado lugar a estudios que no proporcionan una base válida para responder las interrogantes acerca de la efectividad de estas intervenciones.

Leer el resumen completo…
Antecedentes: 

Aproximadamente la quinta parte de todas las parejas con subfertilidad que solicitan tratamiento de fertilidad muestran niveles clínicamente relevantes de ansiedad, depresión o angustia. A las parejas con subfertilidad se les ofrecen con frecuencia intervenciones psicológicas y educativas, pero su efectividad para mejorar la salud mental y las tasas de embarazo no está clara.

Objetivos: 

Evaluar la efectividad de las intervenciones psicológicas y educativas para las parejas con subfertilidad sobre los resultados psicológicos y del tratamiento de fertilidad.

Estrategia de búsqueda (: 

Se hicieron búsquedas en el registro especializado de ensayos controlados del Grupo Cochrane de Ginecología y Fertilidad (Cochrane Gynaecology and Fertility Group)(desde su inicio hasta 2 abril 2015), Registro Cochrane Central de Ensayos Controlados (Cochrane Central Register of Controlled Trials) (CENTRAL; número 2, 2015), MEDLINE, EMBASE, PsycINFO, EBSCO CINAHL, DARE, Web of Science, OpenGrey, LILACS, PubMed, y en registros de ensayos en curso. Se hicieron búsquedas manuales en las listas de referencias y se contactó con expertos en el tema.

Criterios de selección: 

Se incluyeron los ensayos controlados aleatorios (ECA) publicados y no publicados, los ensayos aleatorios grupales y los ensayos cruzados (primera fase) que evaluaron la efectividad de las intervenciones psicológicas y educativas sobre los resultados psicológicos y del tratamiento de fertilidad en parejas con subfertilidad.

Obtención y análisis de los datos: 

Dos autores de la revisión evaluaron de forma independiente el riesgo de sesgo de los ensayos y extrajeron los datos. Se contactó con los autores de los estudios para obtener información adicional. Los resultados primarios fueron las medidas psicológicas (ansiedad y depresión) y las tasas de fertilidad (nacidos vivos o embarazo en curso). Se evaluó la calidad general de las pruebas utilizando los criterios GRADE.

Como se consideró que los estudios incluidos no fueron suficientemente similares para permitir un agrupamiento significativo, los resultados de los estudios individuales se resumieron mediante la mediana y el rango intercuartil (RIC) de los efectos, así como los valores mínimos y máximos. Se calcularon las diferencias de medias estandarizadas (DME) para las variables continuas y los odds ratios (OR) para los resultados dicotómicos.

Resultados principales: 

Se incluyeron 39 estudios con 4925 participantes a los que se les proporcionaron técnicas de reproducción asistida. Los estudios fueron heterogéneos con respecto a varios factores que incluyeron la naturaleza y la duración de las intervenciones, los participantes y los grupos de comparación. Debido a lo anterior, se consideró que agrupar los resultados no daría lugar a una estimación clínicamente significativa del efecto del tratamiento. Los estudios tuvieron deficiencias metodológicas significativas, por lo que se consideraron con alto riesgo de sesgo para uno o más dominios de evaluación de la calidad. Hubo preocupación con respecto al sesgo de desgaste (24 estudios), el sesgo de realización en los resultados psicológicos (27 estudios) y los resultados de fertilidad (18 estudios), así como el sesgo de detección en los resultados psicológicos (26 estudios). Por lo tanto, se consideró que las estimaciones de los efectos de la intervención específicas de los estudios eran poco fiables. Treinta y tres estudios informaron el resultado salud mental. Solamente dos estudios informaron el resultado nacidos vivos y ambos tuvieron un desgaste significativo. Un estudio informó el embarazo en curso, nuevamente con un desgaste significativo. Se combinaron el embarazo en curso y los nacidos vivos en un resultado.

Resultados psicológicos

Los estudios utilizan una variedad de medidas de ansiedad y depresión. En todos los casos una puntuación baja denotó un efecto beneficioso de la intervención.

Las DME para la ansiedad fueron las siguientes: intervenciones psicológicas versus atención control o atención habitual: mediana (RIC) = -0,30 (-0,84 a 0,00), valor mínimo -5,13; valor máximo 0,84; 17 ECA, 2042 participantes; intervenciones educativas versus atención control o atención habitual: mediana = 0,03, valor mínimo -0,38; valor máximo 0,23; cuatro ECA, 330 participantes.

Las DME para la depresión fueron las siguientes: intervenciones psicológicas versus atención control o atención habitual: mediana (RIC) = -0,45 (-0,68 a -0,08), valor mínimo -3,01; valor máximo 1,23; 12 ECA, 1160 participantes; intervenciones educativas versus atención control o atención habitual: mediana = -0,33, valor mínimo -0,46; valor máximo 0,17; tres ECA, 304 participantes.

Resultados de fertilidad

Cuando las intervenciones psicológicas se compararon con la atención control o la atención habitual, los OR para nacidos vivos o embarazo en curso variaron del valor mínimo 1,13 al valor máximo 10,05. Ningún estudio de intervenciones educativas informó este resultado.

Share/Save