Servicios de recapacitación domiciliaria de tiempo limitado para el mantenimiento y la mejora de la independencia funcional de los adultos mayores

Pregunta de la revisión

Se intentó evaluar la efectividad de la recapacitación de tiempo limitado en los pacientes mayores (a partir de los 65 años de edad) para ayudarles a mantener o mejorar la independencia. Se incluyeron dos estudios en la revisión.

Antecedentes

Los servicios que ayudan a los adultos mayores para seguir viviendo en su domicilio tienen un interés evidente para los usuarios de los servicios, su familia, los profesionales sanitarios y los elaboradores de políticas, especialmente si estos servicios ayudan a reducir la demanda sobre los hospitales o la necesidad de atención a largo plazo, o ambas. La recapacitación (o atención reconstituyente) es un servicio potencialmente útil que le ayuda a un adulto mayor a seguir viviendo en su domicilio. El servicio es prestado habitualmente por un equipo de profesionales de asistencia sanitaria y social y trabajadores sanitarios que se ocupan de la restauración de la independencia de un adulto mayor. El servicio es por tiempo limitado (por lo general, seis a 12 semanas) y habitualmente incluye visitas múltiples al domicilio del adulto mayor. Se propone alcanzar las metas fijadas por la persona mayor y ayudarlos a recuperar la capacidad para completar las tareas y actividades cotidianas.

Características de los estudios

Las pruebas están actualizadas hasta abril 2015. La revisión incluyó dos estudios, uno de Australia (750 participantes) y uno de Noruega (61 participantes). En ambos estudios, la mitad de los participantes recibieron un paquete de atención domiciliaria basado en la recapacitación y la mitad, la atención domiciliaria habitual.

Resultados clave

Las pruebas de calidad muy baja para todos los resultados significan que no hay seguridad acerca de los efectos de la recapacitación comparada con la atención habitual.

La recapacitación puede ayudarles a algunas personas mayores a mejorar su capacidad para ocuparse de las actividades cotidianas (estado funcional) en un grado pequeño, pero puede implicar ningún o un leve cambio en las tasas de mortalidad o los ingresos al hospital. Los resultados indican que tampoco hay seguridad en cuanto a si la recapacitación tiene efectos en la calidad de vida o los planes de alojamiento. La recapacitación puede llevar a una disminución pequeña en el número de personas que necesitan un nivel significativo de atención personalizada y puede disminuir en pequeño grado los costos de atención, pero ningún estudio informó la satisfacción de quienes recibieron un servicio de recapacitación.

Calidad de la evidencia

Aunque puede haber algunos efectos positivos pequeños con la recapacitación, las pruebas eran de muy baja calidad, lo que no permite asegurar la dimensión o la importancia de estos efectos. Se necesitan más estudios que incluyan países y situaciones antes de poder precisar la efectividad y la seguridad de la recapacitación.

Conclusiones de los autores: 

Existe una incertidumbre considerable con respecto a los efectos de la recapacitación ya que las pruebas fueron de muy baja calidad según las calificaciones GRADE. Por lo tanto, la efectividad de los servicios de recapacitación no puede ni apoyarse ni refutarse hasta que se disponga de pruebas más sólidas. Se necesitan de modo urgente ensayos de alta calidad en sistemas de atención social y de salud diferentes debido a la función cada vez más significativa de los servicios de recapacitación en las políticas y la práctica de varios países.

Leer el resumen completo…
Antecedentes: 

La recapacitación, también llamada atención reconstituyente, es un posible enfoque para los servicios de atención domiciliaria para adultos mayores en riesgo de un deterioro funcional. A diferencia de los servicios tradicionales de atención domiciliaria, la recapacitación habitualmente es de tiempo limitado (por lo general, seis a 12 semanas) y está orientada a para maximizar la independencia mediante una intervención intensiva orientada, personalizada y multidisciplinaria.

Objetivos: 

Evaluar los efectos de los servicios de la recapacitación domiciliaria de tiempo limitado (hasta 12 semanas) para mantener y mejorar la independencia funcional de los adultos mayores (a partir de los 65 años) comparada con un grupo de atención domiciliaria habitual o de control en lista de espera.

Estrategia de búsqueda (: 

Se hicieron búsquedas en las siguientes bases de datos sin restricciones de idioma de abril a junio 2015: Registro Cochrane Central de Ensayos Controlados (Cochrane Central Register of Controlled Trials [CENTRAL); MEDLINE (OvidSP); Embase (OvidSP); PsycINFO (OvidSP); ERIC; Sociological Abstracts; ProQuest Dissertations and Theses; CINAHL (EBSCOhost); SIGLE (OpenGrey); AgeLine y Social Care Online. También se revisaron las listas de referencias de los estudios y revisiones pertinentes, y se contactó con los autores de este tema.

Criterios de selección: 

Se incluyeron los ensayos controlados aleatorios (ECA), ensayos aleatorios en grupos o ensayos cuasialeatorios de los servicios de recapacitación domiciliaria de tiempo limitado para adultos mayores (a partir de los 65 años de edad); y se incorporó un grupo control en lista de espera o de atención domiciliaria habitual.

Obtención y análisis de los datos: 

Dos autores de la revisión evaluaron de forma independiente los estudios para su inclusión, extrajeron los datos, evaluaron el riesgo de sesgo de los estudios individuales y evaluaron la calidad de la evidencia mediante GRADE. Cuando fue necesario, se estableció contactó con los autores de los estudios para obtener información adicional.

Resultados principales: 

Dos estudios, que compararon la recapacitación con los servicios habituales de atención domiciliaria en 811 participantes, cumplieron con los criterios de elegibilidad para la inclusión; también se identificaron tres estudios potencialmente elegibles, pero los hallazgos aún no estaban disponibles. Un estudio incluido se realizó en Australia Occidental con 750 participantes (media de edad 82,29 años). El segundo estudio se realizó en Noruega (61 participantes; media de edad 79 años).

No hay demasiada seguridad de los efectos de la recapacitación comparados con la atención habitual ya las pruebas fueron de muy baja calidad para todos los resultados informados. Los principales hallazgos son los siguientes.

Estado funcional: las pruebas de calidad muy baja indicaron que la recapacitación puede ser levemente más efectiva que la atención habitual en cuanto a la mejoría de la funcionalidad a los nueve a 12 meses (las puntuaciones inferiores representan una mayor independencia; diferencia de medias estandarizada [DME] -0,30; intervalo de confianza [IC] del 95%: -0,53 a -0,06; dos estudios con 249 participantes).

Eventos adversos: la recapacitación puede implicar ningún o un escaso cambio de la mortalidad en el seguimiento de 12 meses (CR 0,97; IC del 95%: 0,74 a 1,29; dos estudios con 811 participantes) o las tasas de ingreso en el hospital no planificado a 24 meses (CR 0,94; IC del 95%: 0,85 a 1,03; un estudio con 750 participantes).

Las pruebas de calidad muy baja también significan que no puede asegurarse que la recapacitación tenga un efecto en la calidad de vida (DME -0,23; IC del 95%: -0,48 a 0,02; dos ensayos con 249 participantes) o en planes de alojamiento (CR 0,92; IC del 95%: 0,62 a 1,34; un estudio con 750 participantes) hasta los 12 meses. Puede ser levemente menos probable que se habilite a los individuos que reciben la recapacitación a un nivel más alto de atención personal que los que reciben la atención habitual durante el seguimiento de 24 meses (CR 0,87; IC del 95%: 0,77 a 0,98; un ensayo, 750 participantes). De igual manera, aunque puede haber una reducción pequeña en los costos totales de salud y domiciliarios acumulados durante el seguimiento de 24 meses (recapacitación: AUD 19 888; atención habitual: AUD 22 757; un ensayo con 750 participantes), no puede asegurarse la dimensión y la importancia de estos efectos ya que los resultados se basaron en pruebas de calidad muy baja.

Ningún estudio informó la satisfacción de los usuarios con el servicio.

Notas de traducción: 

La traducción y edición de las revisiones Cochrane han sido realizadas bajo la responsabilidad del Centro Cochrane Iberoamericano, gracias a la suscripción efectuada por el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad del Gobierno español. Si detecta algún problema con la traducción, por favor, contacte con Infoglobal Suport, cochrane@infoglobal-suport.com.

Tools
Information
Share/Save