Antidepresivos para el trastorno de pánico en adultos

¿Por qué es importante esta revisión?

El trastorno de pánico es común en la población general. Se caracteriza por ataques de pánico, períodos de temor o ansiedad de aparición rápida y en los cuales se presentan otros síntomas característicos (que incluyen sensaciones físicas y pensamientos de temor). El tratamiento del trastorno de pánico incluye intervenciones psicológicas y farmacológicas, a menudo utilizadas en combinación. Entre las intervenciones farmacológicas, el tratamiento estándar indicado por las guías es diferentes clases de antidepresivos. La evidencia de su efectividad y aceptabilidad no están claras.

¿A quién le interesará esta revisión?

Pacientes con trastorno de pánico y médicos generales.

¿Qué preguntas pretende contestar esta revisión?

¿Cuán efectivos son los antidepresivos en comparación con un tratamiento simulado (conocido como placebo) en el tratamiento del trastorno de pánico?

¿Cuál es la aceptabilidad de los antidepresivos en comparación con placebo en el tratamiento del trastorno de pánico?

¿Cuántos efectos no intencionales y desfavorables (efectos adversos) tienen los antidepresivos en comparación con placebo en los pacientes con trastorno de pánico?

¿Qué estudios se incluyeron en la revisión?

Se realizaron búsquedas en bases de datos electrónicas para encontrar todos los estudios relevantes. Los estudios médicos incluidos en la revisión compararon el tratamiento con antidepresivos o placebo en adultos con un diagnóstico de trastorno de pánico. Los estudios también tenían que ser ensayos controlados aleatorios (ECA), lo que significa que los adultos se asignaron al azar (solo por azar) a recibir el tratamiento o placebo. Se incluyeron 41 ECA para un total de 9377 pacientes en la revisión.

¿Qué dice la evidencia de la revisión?

Se encontró evidencia que indica que los antidepresivos son mejores que placebo en cuanto a la efectividad y al número de pacientes que abandonan temprano el estudio. Sin embargo, los resultados también indicaron que los antidepresivos son menos tolerados que placebo, y provocan más abandonos debidos a efectos adversos. Los resultados tuvieron las siguientes limitaciones: algunos estudios fueron financiados por compañías farmacéuticas, y solo se evaluaron los resultados a corto plazo. Casi no se encontraron datos sobre otros resultados clínicamente relevantes como la funcionalidad y la calidad de vida. La calidad de la evidencia disponible varió de muy baja a alta.

¿Qué debería suceder a continuación?

Se deben realizar estudios con resultados evaluados en visitas de seguimiento a más largo plazo para establecer si el efecto es transitorio o mantenido. Los ensayos deben informar mejor sobre cualquier efecto perjudicial presentado por los participantes durante el ensayo. Además, un análisis adicional con un enfoque llamado "metanálisis de redes" incluirá todos los tratamientos psicofarmacológicos disponibles para el trastorno de pánico y probablemente arroje luz adicional sobre este tema apremiante, y a su vez también puede proporcionar más información con respecto a la eficacia comparativa de diferentes intervenciones disponibles.

Conclusiones de los autores: 

Los estudios identificados trataron los objetivos de la presente revisión de un modo exhaustivo.

Según estos resultados, los antidepresivos pueden ser más efectivos que placebo en el tratamiento del trastorno de pánico. La eficacia se puede cuantificar como un NNTB de 7, lo que implica que es necesario tratar a siete pacientes con antidepresivos para que uno se beneficie. Los antidepresivos también pueden tener un efecto beneficioso en comparación con placebo en cuanto al número de abandonos, pero un perfil menos favorable en cuanto a los abandonos debidos a efectos adversos. Sin embargo, el perfil de tolerabilidad varió entre las diferentes clases de antidepresivos.

Sobre la base de esta revisión no es posible decidir si los antidepresivos se deben prescribir en la práctica clínica.

Las limitaciones en los resultados incluyen el financiamiento de algunos estudios por compañías farmacéuticas, y la evaluación de solo los resultados a corto plazo.

Los datos de la presente revisión se incluirán en un metanálisis de redes de tratamiento psicofarmacológico en el trastorno de pánico, que se espera proporcione mayor información útil sobre este tema.

Leer el resumen completo…
Antecedentes: 

El trastorno de pánico se caracteriza por ataques repetidos e inesperados de pánico, un episodio aislado de temor o ansiedad que tiene una aparición rápida, alcanza un punto máximo en diez minutos y durante el que se presentan al menos cuatro de 13 síntomas característicos, que incluyen palpitaciones, dolor torácico, transpiración, temblor, mareos, rubor, molestias gástricas, debilidad y disnea. Es frecuente en la población general, con una prevalencia de por vida del 1% al 4%. El tratamiento del trastorno de pánico incluye intervenciones psicológicas y farmacológicas. Entre los agentes farmacológicos, el National Institute for Health and Care Excellence (NICE) y la British Association for Psychopharmacology consideran los antidepresivos, principalmente los inhibidores selectivos de la recaptación de serotonina (ISRS), como el tratamiento de primera línea para el trastorno de pánico, debido a su perfil de efectos adversos más favorable sobre los inhibidores de la monoaminooxidasa (IMAO) y los antidepresivos tricíclicos (ATC). Se han estudiado y comparado varias clases de antidepresivos, pero aún no está claro qué antidepresivos tienen un perfil más o menos favorable en cuanto a la efectividad y la aceptabilidad en el tratamiento de esta afección.

Objetivos: 

Evaluar los efectos de los antidepresivos para el trastorno de pánico en adultos, específicamente:

1. determinar la eficacia de los antidepresivos en cuanto al alivio de los síntomas del trastorno de pánico, con o sin agorafobia, en comparación con placebo;

2. examinar la aceptabilidad de los antidepresivos en el trastorno de pánico, con o sin agorafobia, en comparación con placebo; y

3. investigar los efectos adversos de los antidepresivos en el trastorno de pánico, con o sin agorafobia, incluida la prevalencia general de efectos adversos, en comparación con placebo.

Estrategia de búsqueda (: 

Se hicieron búsquedas en el registro especializado del Grupo Cochrane de Trastornos Mentales Comunes (Cochrane Common Mental Disorders (CCMD) Specialised Register) y en CENTRAL, MEDLINE, EMBASE y en PsycINFO hasta mayo 2017. Se realizaron búsquedas manuales en listas de referencias de artículos relevantes y revisiones sistemáticas anteriores.

Criterios de selección: 

Todos los ensayos doble ciego, aleatorios, controlados (ECA) que asignaron a pacientes adultos con trastorno de pánico a antidepresivos o placebo.

Obtención y análisis de los datos: 

Dos autores de la revisión, de forma independiente, verificaron la elegibilidad y extrajeron los datos mediante un formulario estándar. Se introdujeron los datos en Review Manager 5, con el uso de un procedimiento de doble verificación. La información extraída incluyó las características de los estudios incluidos, las características de los participantes, los detalles y los contextos de la intervención. Los resultados primarios incluyeron falta de respuesta, medida con varias escalas de respuesta, y aceptabilidad del tratamiento, medida con el número total de abandonos por cualquier motivo. Los resultados secundarios incluyeron falta de remisión, escalas de síntomas de pánico, frecuencia de los ataques de pánico, agorafobia, ansiedad general, depresión, funcionamiento social, calidad de vida y satisfacción de los pacientes, medidos con varias escalas como se definió en los estudios individuales. Se utilizó GRADE para evaluar la calidad de la evidencia para cada resultado

Resultados principales: 

Cuarenta y un ECA únicos que incluyeron en general 9377 participantes, de los que se incluyeron 8252 en los 49 brazos controlados con placebo de interés (antidepresivo como monoterapia y placebo solo) para esta revisión. En su mayoría los estudios fueron de calidad moderada a baja debido a la inconsistencia, la imprecisión y al riesgo incierto de sesgo de selección y de realización.

Se encontró evidencia de baja calidad que mostró un efecto beneficioso de los antidepresivos como grupo en comparación con placebo en cuanto a la eficacia medida según la falta de respuesta (cociente de riesgos [CR] 0,72; intervalo de confianza [IC] del 95%: 0,66 a 0,79; participantes = 6500; estudios = 30). La magnitud del efecto corresponde a un número necesario a tratar para un resultado beneficioso adicional (NNTB) de 7 (IC del 95%: 6 a 9): Lo anterior significa que sería necesario tratar a siete pacientes con antidepresivos para que uno se beneficie. Se observó el mismo resultado cuando las clases de antidepresivos se compararon con placebo.

Evidencia de calidad moderada indicó un efecto beneficioso de los antidepresivos comparados con placebo cuando se examinó el número de abandonos debidos a cualquier causa (CR 0,88; IC del 95%: 0,81 a 0,97; participantes = 7850; estudios = 30). La magnitud del efecto corresponde a un NNTB de 27 (IC del 95%: 17 a 105); el tratamiento de 27 pacientes dará lugar a que un paciente menos abandone. Al considerar las clases de antidepresivos, los ATC mostraron un efecto beneficioso sobre placebo, mientras que con los ISRS y el inhibidor de la recaptación de serotonina-norepinefrina (IRSN) no se observaron diferencias.

Cuando se examinaron los abandonos debidos a efectos adversos, que se puede considerar una medida de tolerabilidad, se encontró evidencia de calidad moderada que muestra que los antidepresivos en como un todo son menos tolerados que placebo. En particular, los ATC y los ISRS produjeron más abandonos debidos a efectos adversos en comparación con placebo, mientras que los intervalos de confianza para los IRSN, los inhibidores de la recaptación de noradrenérgicos (IRN) y otros antidepresivos fueron amplios e incluyeron la posibilidad de ninguna diferencia.

Notas de traducción: 

La traducción y edición de las revisiones Cochrane han sido realizadas bajo la responsabilidad del Centro Cochrane Iberoamericano, gracias a la suscripción efectuada por el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad del Gobierno español. Si detecta algún problema con la traducción, por favor, contacte con Infoglobal Suport, cochrane@infoglobal-suport.com.

Tools
Information
Share/Save