Uso de inhibidores de la bomba de protones (IBP) a largo plazo y la aparición de lesiones gástricas premalignas

Pregunta de la revisión

¿La administración de inhibidores de la bomba de protones a largo plazo (IBP) aumenta el riesgo lesiones precancerosas (cambios en el recubrimiento del estómago que no son cáncer aunque podrían convertirse en cancerosos con el transcurso del tiempo) en el estómago?

Antecedentes

Los IBP son los fármacos más efectivos utilizados para reducir la secreción de ácidos gástricos (denominados antiácidos) y se prescriben comúnmente a nivel mundial. Aunque generalmente son seguros, aún no se conoce la efectividad y seguridad de su uso a largo plazo. Se ha sugerido que el uso a largo plazo de IBP podría promover la aparición de lesiones precancerosas en el estómago, que posteriormente podrían aumentar la aparición de cáncer de estómago. Por lo tanto, deben considerarse las cuestiones relacionadas con la seguridad del tratamiento con IBP a largo plazo.

Características de los estudios

Se efectuaron búsquedas en bases de datos en agosto de 2013 para obtener ensayos controlados aleatorios (ensayos clínicos en los que las personas son asignadas al azar a uno de dos o más grupos de tratamiento) realizados en adultos (a partir de los 18 años de edad) que no presentaban cáncer gástrico al comienzo del ensayo. El tratamiento debía incluir IBP durante seis meses o más y debía compararse con ningún tratamiento, tratamiento quirúrgico/endoscópico (en el cual se introduce una sonda a través del esófago y el estómago) u otro tratamiento con antiácidos.

Se encontraron siete ensayos controlados aleatorios con 1789 participantes. Algunos ensayos sólo informaron las lesiones gástricas precancerosas de forma parcial, y hubo una proporción apreciable de participantes con datos faltantes.

Resultados clave

Se estableció la conclusión de que no había pruebas claras para apoyar la noción de que el uso a largo plazo de IBP podría promover la aparición de lesiones precancerosas. Sin embargo, hubo un riesgo potencialmente elevado de aparición de un engrosamiento del recubrimiento del estómago (hiperplasia) entre los participantes que recibieron IBP a largo plazo, que se considera un trastorno previo posible al carcinoide gástrico (un tumor relativamente benigno [no canceroso] que se desarrolla en el recubrimiento del estómago).

Calidad de la evidencia

Actualmente, las pruebas disponibles eran de baja o muy baja calidad, debido al diseño de sus estudios y la gran proporción de datos faltantes. Por lo tanto, se sugiere la realización de ensayos clínicos bien diseñados para proporcionar una mejor comprensión con respecto a esta pregunta.

Conclusiones de los autores: 

Actualmente no hay pruebas claras de que el uso a largo plazo de IBP pueda causar o acelerar la progresión de atrofia de cuerpos gástricos o de metaplasia intestinal, aunque los resultados fueron imprecisos. Los pacientes que reciben tratamiento de mantenimiento con IBP pueden tener una posibilidad mayor de presentar hiperplasia de células SEC difusa (simple) o lineal/micronodular (focal). Sin embargo, la importancia clínica de este resultado es actualmente incierta.

Leer el resumen completo…
Antecedentes: 

Los inhibidores de la bomba de protones (IBP) son los fármacos más efectivos para reducir la secreción de ácidos gástricos. Los IBP son una de las clases de fármacos prescrita más comúnmente a nivel mundial. Además de la aplicación a corto plazo, el tratamiento de mantenimiento con IBP se recomienda y se utiliza cada vez más en determinadas enfermedades, como el síndrome de Zollinger-Ellison y la enfermedad por reflujo gastroesofágico, especialmente en pacientes con esofagitis erosiva o esófago de Barrett. Aunque los IBP generalmente son seguros, aún no se conoce la eficacia y la seguridad del uso a largo plazo. El interrogante sobre si el uso a largo plazo de IBP podría promover la aparición de lesiones gástricas premalignas ha sido investigado ampliamente, aunque los resultados son inconsistentes. Los datos limitados sobre este problema dan lugar a un dilema en la toma de decisiones para la prescripción de IBP a largo plazo.

Objetivos: 

Comparar la aparición o la progresión de lesiones gástricas premalignas, como la gastritis atrófica, la metaplasia intestinal, la hiperplasia de células similares a las enterocromafines (SEC) y la displasia, en pacientes que reciben tratamiento de mantenimiento con IBP a largo plazo (seis meses o más).

Estrategia de búsqueda (: 

Se hicieron búsquedas en las siguientes bases de datos (desde su inicio hasta el 6 de agosto de 2013): Registro Cochrane Central de Ensayos Controlados (Cochrane Central Register of Controlled Trials) (CENTRAL), MEDLINE, EMBASE y CINAHL. Además, se realizaron búsquedas en las listas de referencias de los ensayos incluidos y se estableció contacto con expertos en el tema.

Criterios de selección: 

Se realizaron búsquedas de ensayos controlados aleatorios (ECA) en adultos (a partir de los 18 años de edad) con respecto a los efectos de la administración de IBP a largo plazo (seis meses o más) sobre los cambios en la mucosa gástrica, confirmados con endoscopia o muestreo con biopsia (o ambos).

Obtención y análisis de los datos: 

Dos revisores de forma independiente seleccionaron los ensayos elegibles, evaluaron la calidad de los ensayos y extrajeron los datos. Se calcularon los odds ratios (OR) para el análisis de los datos dicotómicos y las diferencias de medias para los datos continuos, con intervalos de confianza (IC) del 95%.

Resultados principales: 

Se incluyeron siete estudios (1789 participantes). Cuatro estudios presentaban un alto riesgo de sesgo y el riesgo de sesgo de los otros tres ensayos era incierto. Además, era difícil evaluar el posible sesgo de informe. Se agrupó a 1070 participantes de cuatro ECA para evaluar la aparición de atrofia del cuerpo, lo cual reveló un OR insignificantemente mayor de 1,50 (IC del 95%: 0,59 a 3,80; valor de p = 0,39; pruebas de baja calidad) para los pacientes que reciben IBP a largo plazo en relación con los que no reciben IBP. En cinco ensayos elegibles se evaluó la metaplasia intestinal del cuerpo entre 1408 participantes, también con resultados inciertos (OR 1,46; IC del 95%: 0,43 a 5,03; valor de p = 0,55; pruebas de baja calidad). Sin embargo, al agrupar los datos de 1705 participantes de seis ECA, los metanálisis mostraron que los participantes que recibieron tratamiento de mantenimiento con IBP presentaron mayor probabilidad de experimentar hiperplasia de células SEC difusa (simple) (OR 5,01; IC del 95%: 1,54 a 16,26; valor de p = 0,007; pruebas de calidad muy baja) o lineal/micronodular (focal) (OR 3,98; IC del 95%: 1,31 a 12,16; valor de p = 0,02; pruebas de baja calidad) en comparación con los controles. Ningún participante mostró cambios displásicos o neoplásicos en ningún estudio incluido.

Notas de traducción: 

La traducción y edición de las revisiones Cochrane han sido realizadas bajo la responsabilidad del Centro Cochrane Iberoamericano, gracias a la suscripción efectuada por el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad del Gobierno español. Si detecta algún problema con la traducción, por favor, contacte con Infoglobal Suport, cochrane@infoglobal-suport.com.

Tools
Information
Share/Save