Yoga versus atención estándar para la esquizofrenia

Pregunta de la revisión

¿El yoga es efectivo como un tratamiento adicional para los pacientes con esquizofrenia?

Antecedentes

El yoga proviene de la India antigua e incluye posturas físicas y ejercicios respiratorios para promover el equilibrio entre la mente y el cuerpo. Actualmente el yoga se ha adoptado ampliamente como un método de relajación y ejercicio que mejora la fuerza, la flexibilidad, la coordinación, la resistencia y controla la respiración y la concentración. El yoga también ha mostrado reducir el estrés y promover la salud y la sensación de bienestar. El yoga se ha utilizado como un tratamiento complementario en muchas afecciones de salud, que incluyen mejorar el control de la presión arterial, así como las afecciones de salud mental como los trastornos de depresión y ansiedad.

Algunos estudios de investigación indican que el yoga también podría ser beneficioso como tratamiento adicional para reducir los síntomas complejos de la esquizofrenia (como oír voces, ver cosas, falta de interés en las personas y las actividades, cansancio, pérdida de las emociones y retraimiento) y mejorar la calidad de vida de los pacientes con esquizofrenia. El yoga y su uso específicamente en los pacientes con esquizofrenia no se han investigado de manera suficiente.

Características de los estudios

En esta revisión se incluyeron ocho estudios a corto plazo (menos de seis meses) que asignaron al azar a los pacientes con esquizofrenia a recibir sesiones de yoga o atención estándar. Los programas de yoga descritos variaron de 45 minutos a una hora de duración, y de 8 sesiones a un máximo de 36. Estos estudios se encontraron mediante búsqueda electrónica en el registro del Grupo Cochrane de Esquizofrenia (Cochrane Schizophrenia Group) en enero de 2015. Todos los estudios mantuvieron el tratamiento antipsicótico prescrito en los participantes.

Resultados clave

Algunos resultados sugieren que el yoga puede ser beneficioso para los pacientes con esquizofrenia. El yoga puede ser beneficioso para el estado mental, el funcionamiento social y la calidad de vida, pero las pruebas disponibles son débiles y se deben analizar con mucho cuidado. No se encontraron efectos adversos en el único ensayo que informó este resultado. Algunos otros resultados importantes no se analizaron en los estudios, incluidos los cambios en la cognición, las consideraciones económicas y las actividades cotidianas. No hubo suficientes pruebas de buena calidad en esta revisión para afirmar que el yoga se debe prescribir como complemento a la atención estándar para la esquizofrenia.

Calidad de la evidencia

Las pruebas eran limitadas y débiles. El número de estudios incluidos fue pequeño y sólo se informó el seguimiento a corto plazo. Por lo tanto, son necesarios más ensayos, más grandes y a largo plazo que se centren en los resultados importantes.

Ben Gray, Investigador Superior Externo, McPin Foundation. http://mcpin.org/

Conclusiones de los autores: 

Aunque se encontraron algunas pruebas positivas a favor del yoga sobre el control atención estándar, estas pruebas se deben interpretar cuidadosamente debido a que los resultados se basaron mayoritariamente cada uno en un estudio con tamaños de la muestra limitados y un seguimiento a corto plazo. En general muchos resultados no se informaron y las pruebas presentadas en esta revisión son de calidad baja a moderada (demasiado débiles para indicar que el yoga es superior al control de atención estándar para el tratamiento de la esquizofrenia).

Leer el resumen completo…
Antecedentes: 

El yoga es una práctica espiritual antigua que se originó en la India y actualmente se acepta en el mundo occidental como una forma de relajación y ejercicio. Existe interés en determinar su eficacia como un complemento al tratamiento de atención estándar en los pacientes con esquizofrenia.

Objetivos: 

Examinar los efectos del yoga versus la atención estándar en los pacientes con esquizofrenia.

Estrategia de búsqueda (: 

Se hicieron búsquedas en el registro de ensayos del Grupo Cochrane de Esquizofrenia (Cochrane Schizophrenia Group) (noviembre 2012 y el 29 enero, 2015), que se basa en búsquedas regulares en MEDLINE, PubMed, EMBASE, CINAHL, BIOSIS, AMED, PsycINFO y en registros de ensayos clínicos. Se realizaron búsquedas en las referencias de todos los estudios incluidos. No hay limitaciones de idioma, fecha, tipo de documento o estado de publicación para la inclusión de los archivos en el registro.

Criterios de selección: 

Todos los ensayos controlados aleatorios (ECA) que incluyeron pacientes con esquizofrenia y compararon el yoga con control de atención estándar.

Obtención y análisis de los datos: 

El equipo de revisión, de forma independiente, seleccionó los estudios, evaluó su calidad y extrajo los datos. Para los resultados binarios se calculó el cociente de riesgos (CR) y su intervalo de confianza (IC) del 95%, y el análisis fue por intención de tratar. Para los datos continuos, se calculó la diferencia de medias (DM) entre los grupos y su IC del 95%. Para los análisis se emplearon los modelos de efectos mixtos y de efectos fijos. Se examinaron los datos para la heterogeneidad (técnica I2), se evaluó el riesgo de sesgo de los estudios incluidos y se crearon las tablas "Resumen de los hallazgos" mediante GRADE (Grading of Recommendations Assessment, Development and Evaluation).

Resultados principales: 

Se incluyeron ocho estudios en la revisión. Todos los resultados fueron a corto plazo (menos de seis meses). Hubo diferencias claras en varios resultados a favor del grupo de yoga, aunque estos resultados se basaron en un estudio cada uno, con la excepción de abandono temprano del estudio. Estos resultados incluyeron estado mental (mejoría en la Positive and Negative Syndrome Scale, un ECA, n = 83, CR 0,70; IC: 0,55 a 0,88; pruebas de calidad media), funcionamiento social (mejoría en la Social Occupational Functioning Scale, un ECA, n = 83, CR 0,88; IC: 0,77 a 1, pruebas de calidad media), calidad de vida (cambio promedio en la subescala de calidad de vida de la 36-Item Short Form Survey [SF-36], un ECA, n = 60, DM 15,50; IC del 95%: 4,27 a 26,73; pruebas de calidad baja) y abandono temprano del estudio (ocho ECA, n = 457, CR 0,91; IC: 0,6 a 1,37; pruebas de calidad media). Para el resultado salud física no hubo una diferencia clara entre los grupos (cambio promedio en la subescala de salud física de la 36-SF, un ECA, n = 60, DM 6,60; IC del 95%: -2,44 a 15,64; pruebas de calidad baja). Solamente un estudio informó los efectos adversos y no encontró incidencia de eventos adversos en ningún grupo de tratamiento. Esta revisión estuvo sujeta a un considerable número de resultados faltantes, que incluyeron estado general, cambio en la cognición, costos de atención, efecto sobre la atención estándar, intervención de servicios, discapacidad y actividades cotidianas.

Notas de traducción: 

La traducción y edición de las revisiones Cochrane han sido realizadas bajo la responsabilidad del Centro Cochrane Iberoamericano, gracias a la suscripción efectuada por el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad del Gobierno español. Si detecta algún problema con la traducción, por favor, contacte con Infoglobal Suport, cochrane@infoglobal-suport.com.

Tools
Information
Share/Save