Topiramato para la epilepsia mioclónica juvenil

Antecedentes

La epilepsia mioclónica juvenil (EMJ) se caracteriza por contracturas involuntarias (no controladas) de los músculos en los hombros y los brazos después de despertar, que con frecuencia comienzan en la niñez.

Características de los estudios

Se efectuaron búsquedas en las bases de datos científicas en busca de ensayos clínicos que compararan el fármaco antiepiléptico topiramato con placebo (un tratamiento simulado) u otro fármaco antiepiléptico en pacientes con EMJ. Se deseaba evaluar cuán bien funciona el topiramato y si provocó algún efecto secundario. La evidencia está actualizada hasta julio de 2018.

Resultados clave

Se incluyeron cuatro ensayos controlados aleatorizados (estudios clínicos en los que los participantes se asignan al azar a uno de dos o más grupos de tratamiento), con 83 participantes. Según la información de estos ensayos, parece que el topiramato se tolera mejor que el valproato, pero no es más eficaz que éste. El topiramato pareció funcionar mejor que placebo según un número pequeño de pacientes incluidos.

Calidad de la evidencia

La calidad de la evidencia de los estudios fue muy baja y los resultados se deben interpretar con precaución. Se necesitan más ensayos controlados aleatorizados con un gran número de participantes para comprobar la eficacia y la buena tolerancia del topiramato en pacientes con EMJ. Los ensayos futuros deben estar bien diseñados y ser doble ciegos (en los que ni el participante ni el investigador sepan qué tratamiento se ha dado hasta después de que se hayan recogido los resultados).

Conclusiones
Esta revisión no proporciona evidencia suficiente para apoyar el topiramato para el tratamiento de los pacientes con EMJ.

Conclusiones de los autores: 

No se encontraron estudios nuevos desde que la última versión de esta revisión se publicó en 2017. Esta revisión no proporciona evidencia suficiente para apoyar el topiramato para el tratamiento de los pacientes con EMJ. Según los limitados datos disponibles actuales el topiramato parece ser mejor tolerado que el valproato, pero no están claros sus efectos beneficiosos sobre el valproato con respecto a la eficacia. En el futuro se necesitan ECA doble ciego bien diseñados, con muestras grandes para evaluar la eficacia y la tolerabilidad del topiramato en los pacientes con EMJ.

Leer el resumen completo…
Antecedentes: 

El topiramato es un fármaco antiepiléptico (FAE) de amplio espectro más nuevo. Algunos estudios han mostrado efectos beneficiosos del topiramato en el tratamiento de la epilepsia mioclónica juvenil (EMJ). Sin embargo, no se ha realizado una revisión sistemática actual para determinar la eficacia y la tolerabilidad del topiramato en pacientes con EMJ. Esta es una actualización de una revisión Cochrane publicada por primera vez en 2015 y actualizada por última vez en 2017.

Objetivos: 

Determinar la eficacia y la tolerabilidad del topiramato en el tratamiento de la EMJ.

Métodos de búsqueda: 

Para la actualización más reciente, se hicieron búsquedas en el Registro Cochrane de Estudios (CRS Web), como el registro especializado del Grupo Cochrane de Epilepsia (Cochrane Epilepsy Group), el Registro Cochrane Central de Ensayos Controlados (Cochrane Central Register of Controlled Trials) (CENTRAL); MEDLINE (Ovid 1946- ), y ClinicalTrials.gov. También se buscó en los registros de ensayos en curso, las listas de referencias, los resúmenes de congresos relevantes y se estableció contacto con los autores de los estudios y las compañías farmacéuticas.

Criterios de selección: 

Se incluyeron los ensayos controlados aleatorizados (ECA) que investigaron topiramato versus placebo u otro tratamiento con FAE en pacientes con EMJ, con los resultados de la proporción de los que responden al tratamiento o experimentan eventos adversos (EA).

Obtención y análisis de los datos: 

Dos autores de la revisión, de forma independiente, examinaron los títulos y los resúmenes de los registros identificados, seleccionaron los estudios para la inclusión, extrajeron los datos elegibles, realizaron una verificación cruzada de los datos en cuanto a la exactitud y evaluaron la calidad metodológica. No se realizó un metanálisis debido a los limitados datos disponibles.

Resultados principales: 

Se incluyeron tres estudios con un total de 83 participantes. Para la eficacia, una mayor proporción de participantes del grupo de topiramato tuvieron una reducción del 50% o más en las crisis convulsivas tónicas-clónicas principalmente generalizadas (CCTCPG) en comparación con los participantes del grupo placebo. No hubo diferencias significativas entre topiramato versus valproato en los participantes que respondieron con una reducción del 50% o más en las crisis convulsivas mioclónicas o en las CCTCPG o que no presentaron crisis convulsivas. En cuanto a la tolerabilidad, los EA asociados con el topiramato se consideraron moderados a graves, mientras que el 59% de los EA vinculados al valproato se consideraron graves. Además, las puntuaciones de toxicidad sistémica fueron mayores en el grupo de valproato que en el grupo de topiramato.

En general, se consideró que los tres estudios tuvieron alto riesgo de sesgo de desgaste y un riesgo incierto de sesgo de informe. Se consideró que los tres estudios tuvieron un sesgo bajo o incierto en los restantes dominios de riesgo de sesgo (secuencia aleatoria, asignación, cegamiento). La calidad de la evidencia de los estudios se consideró muy baja.

Notas de traducción: 

La traducción y edición de las revisiones Cochrane han sido realizadas bajo la responsabilidad del Centro Cochrane Iberoamericano, gracias a la suscripción efectuada por el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad del Gobierno español. Si detecta algún problema con la traducción, por favor, contacte con Infoglobal Suport, cochrane@infoglobal-suport.com.

Tools
Information
Share/Save