Bupropión para el trastorno de déficit de atención e hiperactividad (TDAH) en adultos

Pregunta de la revisión

Se revisó la evidencia sobre los efectos del fármaco bupropión en adultos con TDAH. También se revisaron los efectos secundarios (los efectos adversos que se presentaron por haber tomado el fármaco).

Antecedentes

El TDAH es un trastorno cerebral caracterizado por un patrón persistente de falta de atención, impulsividad o exceso de actividad, que interfiere con el desempeño y el desarrollo. Algunas personas con TDAH solo tienen problemas con uno de los comportamientos, mientras que otras presentan una combinación. El bupropión es un fármaco autorizado para el tratamiento de la depresión y para dejar de fumar, aunque también se lo utiliza para tratar el TDAH. A los pacientes con TDAH se les suele recetar estimulantes como metilfenidato y anfetaminas. Sin embargo, no todas las personas responden bien a los estimulantes. Algunas personas no toleran los estimulantes debido a los efectos secundarios. Otras sufren enfermedades de tipo psiquiátricas o trastornos con tics que impiden el consumo de estimulantes. Otras personas tal vez no desean consumir estimulantes, ya que se trata de medicamentos de dispensación controlada. Por lo tanto, a veces en su lugar se utilizan sustancias no estimulantes como el bupropión. Aún no se conoce la efectividad para el tratamiento del TDAH.

Fecha de la búsqueda

La evidencia está actualizada hasta febrero de 2017.

Características de los estudios

Se incluyeron seis ensayos controlados aleatorios (ECA), es decir, estudios en los que los participantes se asignaron al azar a uno de dos o más grupos de tratamiento. Cinco de los estudios se realizaron en Estados Unidos y el sexto en Irán. Los estudios incluyeron a 438 pacientes con TDAH. Todos incluyeron una versión de bupropión de acción prolongada, es decir, una versión del fármaco de absorción lenta que se puede tomar una sola vez al día. Esta dosis única es adecuada para las personas con TDAH, ya que la enfermedad puede dificultar la capacidad de recordar que deben tomar el medicamento.

La duración de los estudios varió entre seis y 10 semanas. Todos los participantes tenían diagnóstico de TDAH y, por lo general, también presentaban otros trastornos psiquiátricos. En un estudio, todos los participantes padecían TDAH y eran adictos a los opioides (un fármaco que alivia el dolor).

Fuentes de financiación de los estudios

Cuatro estudios fueron financiados por la industria farmacéutica y dos estudios recibieron financiamiento público. En uno de los estudios con financiamiento público, el autor principal recibió dinero de la industria farmacéutica (no dedicada a elaborar bupropión) para realizar actividades de investigación.

Resultados clave

El bupropión puede producir una pequeña mejoría del TDAH y también puede disminuir los síntomas relacionados con el TDAH. El fármaco no posee una cantidad mayor de efectos adversos que el tratamiento con placebo. El bupropión podría ser un tratamiento alternativo para los adultos con TDAH que no pueden o se niegan a tomar fármacos estimulantes.

Calidad de la evidencia

La calidad de la evidencia en esta revisión es baja, porque se encontraron muy pocos estudios; cinco de los seis estudios eran pequeños y todos estaban mal realizados. No se investigó el efecto del bupropión en diversos aspectos de las actividades cotidianas. Además, ningún estudio investigó los efectos a largo plazo de este fármaco. Se necesitan más estudios para evaluar si el bupropión es efectivo en subgrupos específicos de TDAH o en pacientes que además sufren otros trastornos.

Conclusiones de los autores: 

Los resultados de esta revisión, que comparó el bupropión con placebo para adultos con TDAH, informan un posible beneficio del bupropión. Se halló evidencia de baja calidad de la capacidad del bupropión para disminuir la intensidad de los síntomas del TDAH y de aumentar en forma moderada la proporción de participantes que lograron una mejoría clínica importante en los síntomas de TDAH. Más aún, se halló evidencia de baja calidad acerca de que la tolerabilidad del bupropión fuera similar a la del placebo. En el tratamiento farmacológico de los adultos con TDAH, el bupropión de liberación lenta o sostenida puede ser una alternativa a los estimulantes. La evidencia de baja calidad sugiere incertidumbre relacionada con las estimaciones del efecto. Es muy probable que la investigación adicional modifique estas estimaciones. Es necesario investigar más para establecer conclusiones más definitivas y esclarecer cuál es la población objetivo óptima para este medicamento. Aún debe informarse la respuesta al tratamiento en la población diagnosticada según el DSM5. También falta información acerca de los resultados a largo plazo.

Leer el resumen completo…
Antecedentes: 

El trastorno de déficit de atención e hiperactividad (TDAH) es un trastorno neurobiológico prevalente, caracterizado por síntomas cognitivos y conductuales como falta de atención, impulsividad o exceso de actividad. El síndrome suele acompañarse de comorbilidades psiquiátricas y se asocia con un rendimiento educativo y ocupacional deficiente.

Si bien los fármacos psicoestimulantes son el componente principal del tratamiento del TDAH, no todos los adultos responden de manera óptima, ni pueden tolerar estos fármacos. Por lo tanto, se exploraron abordajes terapéuticos alternativos no estimulantes para el TDAH. Una de estas alternativas es el bupropión, un antidepresivo aminocetona y el antagonismo no competitivo de los receptores nicotínicos de acetilcolina. El bupropión está autorizado para el tratamiento de la depresión y el abandono del tabaquismo, pero también se utiliza como indicación no autorizada para tratar el TDAH.

Objetivos: 

Evaluar los efectos y la seguridad del bupropión para el tratamiento de los adultos con TDAH.

Estrategia de búsqueda (: 

Se hicieron búsquedas en el Registro Cochrane Central de Ensayos Controlados (Cochrane Central Register of Controlled Trials) (CENTRAL), MEDLINE, Embase y en otras bases de datos en febrero 2017. También se buscó en tres registros de ensayos y tres portales de tesis en línea. Además, se verificaron las referencias de los estudios incluidos y se contactó con los autores de los estudios para identificar estudios potencialmente relevantes que fueron omitidos por la búsqueda.

Criterios de selección: 

Se incluyeron todos los ensayos controlados aleatorios (ECA) que evaluaron los efectos (incluidos los efectos adversos) del bupropión en comparación con placebo en adultos con TDAH.

Obtención y análisis de los datos: 

Dos autores de la revisión (WV, GB) realizaron la selección y la extracción de los datos con una planilla de extracción de datos que se puso a prueba en un estudio piloto. Se extrajeron todos los datos relevantes sobre las características de los estudios y los resultados. Se evaluaron los riesgos de sesgo utilizando la herramienta Cochrane de riesgo de sesgo y se evaluó la calidad general de la evidencia utilizando el enfoque GRADE. Se utilizó un modelo de efectos fijos para agrupar los resultados entre los estudios.

Resultados principales: 

Se incluyeron seis estudios con un total de 438 participantes. Cinco estudios se realizaron en los EE.UU., y uno en Irán. Todos los estudios evaluaron la versión de acción prolongada del bupropión, con una dosis diaria entre 150 mg hasta 450 mg. La duración de la intervención del estudio varió de seis a 10 semanas. Cuatro estudios excluyeron de forma explícita a los participantes con comorbilidad psiquiátrica y un estudio solo incluyó a participantes con dependencia de opioides. Cuatro estudios fueron financiados por la industria, pero el impacto de esto en los resultados del estudio es desconocido. Dos estudios tenían financiamiento público y en uno de estos estudios, el autor principal era un consultor de varias compañías farmacéuticas que también recibió financiamiento dirigido por científicos de dos compañías; sin embargo, ninguna de estas compañías elaboraba bupropión. Se determinó que ninguno de los estudios estaba exento de sesgo, debido a que los informes del estudio no proporcionaron suficiente información acerca de la mayoría de los dominios de riesgo de sesgo. Utilizando el enfoque GRADE, se calificó la calidad general de la evidencia como baja. Se disminuyó la calificación de la calidad de la evidencia debido al grave riesgo de sesgo y a la grave imprecisión provocada por los pequeños tamaños de la muestra.

Se halló evidencia de baja calidad sobre la capacidad del bupropión en la disminución de la intensidad de los síntomas de TDAH (diferencia de medias estandarizada -0,50; intervalo de confianza [IC] del 95%: -0,86 a -0,15; tres estudios, 129 participantes) y el aumento de la proporción de participantes que lograron una mejoría clínica (cociente de riesgos [CR] 1,50; IC del 95%: 1,13 a 1,99; cuatro estudios, 315 participantes) y de informe de mejoría en la Escala de Mejoría de Impresión Clínica Global (CR 1,78; IC del 95%: 1,27 a 2,50; cinco estudios, 337 participantes). Hubo evidencia de baja calidad que afirmaba que la proporción de participantes que se retiró debido a cualquier efecto adverso fue similar en los grupos de bupropión y de placebo (CR 1,20; IC del 95%: 0,35 a 4,10; tres estudios, 253 participantes). Los resultados fueron muy similares ya sea que se utilizara un modelo de efectos aleatorios o que solo se analizaran los estudios que excluyeron a los participantes con una comorbilidad psiquiátrica.

Tools
Information
Share/Save