Inhibidores de colinesterasa para el deterioro cognitivo leve

Esta traducción está desactualizada. Por favor, haga clic aquí para ver la versión en inglés más reciente de esta revisión.

La demencia es un trastorno muy común y, a medida que las poblaciones envejezcan, sólo aumentará en importancia en los próximos años. El diagnóstico y el tratamiento tempranos ayudan a los pacientes con demencia a seguir siendo independientes y vivir en su casa durante más tiempo. Los fármacos inhibidores de colinesterasa (“contra la demencia”) se usan para el tratamiento en pacientes con enfermedad de Alzheimer (la causa más común de demencia) y pueden iniciarse tan pronto como se diagnostique la demencia. Sin embargo, no está claro si son útiles, o en verdad seguros, en los pacientes con algunos problemas de memoria pero que no presentan demencia. Es sumamente difícil predecir quién va a desarrollar demencia en este grupo de pacientes y algunos incluso presentarán mejorías y su memoria se normalizará. Hay muy pocas pruebas de que estos fármacos previenen la aparición de demencia en el plazo de los tres años y los pacientes que los reciben presentan algunos efectos secundarios que incluyen náuseas, vómitos y diarrea, así como espasmos musculares/calambres en las piernas y sueños anormales.

Conclusiones de los autores: 

Hay muy pocas pruebas de que los inhibidores de colinesterasa afecten la progresión a la demencia o las puntuaciones de la prueba cognitiva en el deterioro cognitivo leve. Estas pruebas débiles son descalificadas por el mayor riesgo de eventos adversos, particularmente los eventos gastrointestinales. Los inhibidores de colinesterasa no deben recomendarse para el deterioro cognitivo leve.

Leer el resumen completo…
Antecedentes: 

Se ha formulado la hipótesis de que el deterioro cognitivo leve representa un estadio preclínico de la demencia aunque forma un grupo heterogéneo con pronóstico variable.

Objetivos: 

Evaluar la seguridad y la eficacia de los inhibidores de colinesterasa en pacientes con deterioro cognitivo leve.

Estrategia de búsqueda (: 

Se identificaron ensayos a partir del registro especializado del Grupo Cochrane de Demencia y Trastornos Cognitivos (Cochrane Dementia and Cognitive Improvement Group), que se actualiza a partir de las principales bases de datos de atención sanitaria (MEDLINE, EMBASE, CINAHL, PsycINFO y Lilacs) así como registros de ensayos y literatura gris.

Criterios de selección: 

Ensayos aleatorios doble ciego controlados con placebo de cualquier inhibidor de colinesterasa en pacientes con deterioro cognitivo leve.

Obtención y análisis de los datos: 

Los datos se extrajeron de los informes publicados de los estudios incluidos, combinados mediante el metanálisis cuando fue apropiado, y se calculó la eficacia del tratamiento y el riesgo de eventos adversos.

Resultados principales: 

Se incluyeron nueve estudios (de ocho informes publicados) con 5149 individuos con deterioro cognitivo leve (definido de cualquier forma) en la revisión. Fue posible realizar un agrupamiento limitado de los resultados debido a las diferentes duraciones de los ensayos. El metanálisis de los tres estudios que informaron la conversión a la demencia no proporciona pruebas sólidas de un efecto beneficioso de los inhibidores de colinesterasa en la progresión a la demencia al año, a los dos o a los tres años. El cociente de riesgos (CR) para la conversión a los dos años fue significativamente diferente de la unidad (0,67; intervalo de confianza [IC] del 95%: 0,55 a 0,83), aunque estos datos se basan en sólo dos estudios informados en el mismo artículo. En esencia no hubo ningún efecto de los inhibidores de colinesterasa sobre las puntuaciones de la prueba cognitiva.

Sobre la base de los resultados de 4207 individuos, hubo significativamente más eventos adversos en los grupos de inhibidores de colinesterasa (CR 1,09; IC del 95%: 1,02 a 1,16), aunque no hubo más eventos adversos graves ni muertes. Los efectos secundarios gastrointestinales fueron mucho más comunes (diarrea: CR 2,10; IC del 95%: 1,30 a 3,39; náuseas: CR 2,97; IC del 95%: 2,57 a 3,42; vómitos: CR 4,42; IC del 95%: 3,23 a 6,05). Los problemas cardíacos no fueron más probables en ningún grupo (CR 0,71; IC del 95%: 0,25 a 2,02). Otros efectos secundarios que se informaron significativamente más a menudo en el grupo de inhibidores de colinesterasa incluyeron espasmos musculares/calambres en las piernas (CR 7,52; IC del 95%: 4,34 a 13,02), cefalea (CR 1,34; IC del 95%: 1,05 a 1,71), síncope o mareos (CR 1,62; IC del 95%: 1,36 a 1,93), insomnio (CR 1,66; IC del 95%: 1,36 a 2,02) y sueños anormales (CR 4,25; IC del 95%: 2,57 a 7,04).

Share/Save