Tratamiento de fuentes larvarias de mosquitos para el control del paludismo

¿Qué es el tratamiento de las fuentes larvarias y cómo puede funcionar?

El paludismo es una enfermedad infecciosa transmitida de persona a persona por los mosquitos y las intervenciones principales, que son los mosquiteros tratados con insecticidas y la fumigación residual de los interiores, reducen la infección por paludismo al actuar sobre los mosquitos adultos. El tratamiento de las fuentes larvarias (TFL) también intenta reducir el paludismo, pero en cambio se dirige a los mosquitos inmaduros que se encuentran en el agua estancada antes de que se conviertan en adultos voladores. Esto se hace eliminando permanentemente el agua estancada, por ejemplo, drenando o llenando con tierra; haciendo cambios temporales en los hábitats de los mosquitos para interrumpir la reproducción, por ejemplo, limpiando los desagües para que el agua fluya; o añadiendo productos químicos, larvicidas biológicos o depredadores naturales al agua estancada para matar las larvas.

¿Qué muestra la investigación?

Se examinaron todas las investigaciones publicadas y no publicadas hasta el 24 de octubre de 2012 y se incluyeron 13 estudios en esta revisión.

Donde los hábitats larvarios no son demasiado extensos y es posible actuar sobre una proporción suficiente de estos hábitats, el TFL probablemente reduce el número de personas que contraerán el paludismo (evidencia de calidad moderada) y probablemente reduce la proporción de la población infectada por el parásito del paludismo en un momento dado (evidencia de calidad moderada).

El TFL mostró ser eficaz en Sri Lanka, la India, Filipinas, Grecia, Kenia y Tanzania, donde las intervenciones incluyeron la adición de larvicidas a los pozos de minas abandonadas, las corrientes de agua, los canales de riego y los arrozales donde se reproducen los mosquitos, así como la construcción de diques, la limpieza de las corrientes de agua y la eliminación de recipientes de agua de los alrededores de los hogares.

En un estudio en Gambia, donde los mosquitos se reproducían en los grandes pantanos y arrozales, la fumigación de los pantanos con larvicidas mediante equipos terrestres no mostró ningún beneficio.

Conclusiones de los autores: 

En África y Asia, el TFL es otra opción política, junto con los MILD y el FRI, para reducir la morbilidad por paludismo en zonas urbanas y rurales donde es posible actuar sobre una proporción suficiente de los hábitats larvarios. Se necesitan estudios de investigación adicionales para evaluar si el TFL es apropiado o posible en zonas rurales de África donde los hábitats larvarios son más extensos.

Leer el resumen completo…
Antecedentes: 

El paludismo es una causa importante de enfermedad y muerte para las personas que viven en muchas zonas del mundo, especialmente en el África subsahariana. Los mosquiteros tratados con insecticidas de larga duración (MILD) y la fumigación residual de los interiores (FRI) reducen la transmisión del paludismo porque están dirigidos al vector mosquito adulto y son componentes clave de los programas de control del paludismo. Sin embargo, el número de mosquitos también se puede reducir mediante el tratamiento de fuentes larvarias (TFL), dirigido a las larvas de mosquitos que maduran en hábitats acuáticos. Lo anterior se realiza mediante la reducción permanente o temporal de la disponibilidad de los hábitats larvarios (modificación de los hábitats y manipulación de los hábitats), o añadiendo sustancias al agua estancada que matan o inhiben el desarrollo de las larvas (larvicidas).

Objetivos: 

Evaluar la efectividad del TFL de mosquitos para prevenir el paludismo.

Estrategia de búsqueda (: 

Se realizaron búsquedas en el registro especializado del Grupo Cochrane de Enfermedades Infecciosas (Cochrane Infectious Diseases Group), Registro Cochrane Central de Ensayos Controlados (Cochrane Central Register of Controlled Trials) (CENTRAL); MEDLINE; EMBASE; CABS Abstracts; y en LILACS hasta el 24 octubre 2012. Se realizaron búsquedas en el Tropical Diseases Bulletin desde 1900 hasta 2010, los archivos de la Organización Mundial de la Salud (hasta el 11 de febrero de 2011), y en la base de datos bibliográfica de la Armed Forces Pest Management Board (hasta el 2 de marzo de 2011). También se estableció contacto con colegas de este campo para obtener artículos relevantes.

Criterios de selección: 

Se incluyeron los ensayos controlados aleatorizados grupales (ECA grupales), los ensayos controlados tipo antes y después (before and after trials) con al menos un año desde los datos iniciales y los ensayos aleatorizados cruzados (crossover) que compararon TFL con ningún TFL para el control del paludismo. Se excluyeron los ensayos que evaluaron el control biológico de los mosquitos anófeles con peces larvívoros.

Obtención y análisis de los datos: 

Al menos dos autores de la revisión evaluaron la elegibilidad de cada ensayo. Se extrajeron los datos y al menos dos autores determinaron de forma independiente el riesgo de sesgo de los estudios incluidos. Todos los desacuerdos se resolvieron mediante discusión con un tercer autor. Los datos se analizaron mediante el programa informático Review Manager 5.

Resultados principales: 

Se incluyeron 13 estudios; cuatro ECA grupales, ocho ensayos controlados tipo antes y después (before-and-after trials) y un ensayo cruzado (cross-over) aleatorizado. Los estudios incluidos evaluaron la modificación del hábitat (un estudio), la modificación del hábitat con larvicidas (dos estudios), la manipulación del hábitat (un estudio), manipulación del hábitat más larvicidas (dos estudios) o la aplicación de larvicidas solamente (siete estudios) en una variedad amplia de hábitats y países.

Incidencia del paludismo

En dos ECA grupales realizados en Sri Lanka, la aplicación de larvicidas en minas abandonadas, corrientes de agua, canales de riego y arrozales redujo la incidencia del paludismo en alrededor de tres cuartas partes en comparación con el control (CR 0,26; IC del 95%: 0,22 a 0,31, 20 124 participantes; dos ensayos, evidencia de calidad moderada). En tres ensayos controlados tipo antes y después en zonas urbanas y rurales de la India y rurales de Kenia, los resultados no fueron consistentes (98 233 participantes; tres ensayos, evidencia de calidad muy baja). En un ensayo en zonas urbanas de la India, la eliminación de recipientes domésticos de agua junto con la aplicación semanal de larvicidas a los canales y charcos estancados redujo la incidencia del paludismo en tres cuartas partes. En un ensayo en zonas rurales de la India y en un ensayo en zonas rurales de Kenia, la incidencia del paludismo fue mayor al inicio en las áreas de intervención que en los controles. Sin embargo, la construcción de diques en la India y la aplicación de larvicidas en las corrientes de agua y los pantanos en Kenia redujeron la incidencia del paludismo a niveles similares a los de las áreas control. En un ensayo aleatorizado cruzado (crossover) adicional en las planicies de inundación del Río Gambia, donde los hábitats larvarios eran extensos y mal definidos, la aplicación de larvicidas con equipos terrestres no provocó una reducción estadísticamente significativa en la incidencia del paludismo (2039 participantes, un ensayo).

Prevalencia de los parásitos

En un ECA grupal realizado en Sri Lanka, la aplicación de larvicidas redujo la prevalencia de los parásitos en casi el 90% (CR 0,11; IC del 95%: 0,05 a 0,22; 2963 participantes; un ensayo, evidencia de calidad moderada). En cinco ensayos controlados tipo antes y después (before-and-after trials) realizados en Grecia, la India, Filipinas y Tanzania, el TFL dio lugar a una reducción promedio en la prevalencia de parásitos de alrededor de dos tercios (CR 0,32; IC del 95%: 0,19 a 0,55; 8041 participantes; cinco ensayos, evidencia de calidad moderada). Las intervenciones en estos cinco ensayos incluyeron la construcción de diques para reducir los hábitats larvarios, la limpieza de las corrientes de agua, la eliminación de los contenedores domésticos de agua y la aplicación de larvicidas. En el ensayo aleatorizado cruzado (crossover) en las planicies de inundación del Río Gambia, la aplicación de larvicidas con equipos terrestres no redujo significativamente la prevalencia de parásitos (2039 participantes, un ensayo).

Notas de traducción: 

La traducción y edición de las revisiones Cochrane han sido realizadas bajo la responsabilidad del Centro Cochrane Iberoamericano, gracias a la suscripción efectuada por el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad del Gobierno español. Si detecta algún problema con la traducción, por favor, contacte con Infoglobal Suport, cochrane@infoglobal-suport.com.

Tools
Information
Share/Save