Braquiterapia en dosis bajas para el tratamiento del cáncer de próstata localizado

El cáncer de próstata localizado no se ha diseminado fuera de la glándula prostática. La braquiterapia en dosis bajas es la radioterapia interna a corta distancia. Fuentes radioactivas de baja energía con una vida media corta se implantan permanentemente en la próstata. Se revisaron los estudios de investigación publicados sobre este tratamiento para investigar cuán efectivo y seguro es. Desafortunadamente sólo se identificó un ensayo controlado aleatorio que comparó braquiterapia en dosis bajas versus prostatectomía radical. Los resultados fueron considerablemente propensos al sesgo. No se informaron resultados de supervivencia importantes. Debido a la falta de estudios de investigación no se ha probado si los pacientes tratados con este procedimiento viven más tiempo que los pacientes que reciben otras alternativas de tratamiento. En este estudio único, después de la intervención fue igualmente probable que ocurriera un ascenso en el antígeno prostático específico (PSA) después de la braquiterapia en dosis bajas y de la prostatectomía radical, pero este hallazgo no responde la pregunta de si el cáncer estaba de nuevo verdaderamente presente en ambos grupos. La incontinencia urinaria fue menos frecuente después de braquiterapia en dosis bajas y la irritación urinaria fue menos frecuente después de prostatectomía radical al seguimiento a corto plazo a los seis meses. No se informaron resultados a los 12 y 60 meses. No se identificaron diferencias significativas después del seguimiento a largo plazo en los resultados informados por los pacientes. Actualmente, el interrogante de si la braquiterapia en dosis bajas es un tratamiento favorable en comparación con otras alternativas de tratamiento en los pacientes con cáncer de próstata localizado permanece sin respuesta.

Conclusiones de los autores: 

La braquiterapia en dosis bajas no redujo la supervivencia libre de recidiva bioquímica versus la prostatectomía radical a los cinco años. En los eventos adversos graves a corto plazo, la braquiterapia en dosis bajas fue significativamente más favorable para la incontinencia urinaria, pero la prostatectomía radical fue significativamente más favorable para la irritación urinaria. Las pruebas se basan en un ECA con alto riesgo de sesgo.

Leer el resumen completo…
Antecedentes: 

El cáncer de próstata localizado es un tumor que crece lentamente durante muchos años en la mayoría de los hombres afectados. La braquiterapia en dosis bajas es la radioterapia a corta distancia con fuentes radioactivas de baja energía. La braquiterapia en dosis bajas se ha recomendado en los hombres con cáncer de próstata localizado de bajo riesgo.

Objetivos: 

Evaluar los efectos beneficiosos y perjudiciales de la braquiterapia en dosis bajas comparada con la prostatectomía radical, la radioterapia de haz externo y ningún tratamiento primario en hombres con cáncer de próstata localizado.

Estrategia de búsqueda (: 

Se hicieron búsquedas en junio 2010 en el Registro Cochrane Central de Ensayos Controlados (Cochrane Central Register of Controlled Trials) (CENTRAL), en MEDLINE (desde 1950) y en EMBASE (desde 1980), así como en registros de ensayos en línea y en listas de referencias de revisiones.

Criterios de selección: 

Ensayos controlados aleatorios que compararon la braquiterapia en dosis bajas versus prostatectomía radical, radioterapia de haz externo y ningún tratamiento primario en hombres con cáncer de próstata clínicamente localizado.

Obtención y análisis de los datos: 

Dos revisores registraron de forma independiente los datos sobre los métodos de estudio, los participantes, los regímenes de tratamiento, el período de observación y los resultados.

Resultados principales: 

Sólo se identificó un ECA (N = 200; seguimiento medio de 68 meses). Este ensayo comparó braquiterapia en dosis bajas y prostatectomía radical. El riesgo de sesgo se calificó como alto. No se informaron los resultados primarios (supervivencia global, mortalidad por causas específicas o supervivencia sin metástasis). La supervivencia libre de recidiva bioquímica a los cinco años de seguimiento no fue significativamente diferente entre la braquiterapia en dosis bajas (78/85 [91,8%]) y la prostatectomía radical (81/89 [91,0%]); P = 0,875; riesgo relativo 0,92 (IC del 95%: 0,35 a 2,42).

En los eventos adversos graves informados a los seis meses de seguimiento los resultados favorecieron a la braquiterapia en dosis bajas para la incontinencia urinaria (braquiterapia en dosis bajas 0/85 [0,0%] versus prostatectomía radical 16/89 [18,0%]; p < 0,001; riesgo relativo 0) y favorecieron a la prostatectomía radical para la irritación urinaria (braquiterapia en dosis bajas 68/85 [80,0%] versus prostatectomía radical 4/89 [4,5%]; p < 0,001; riesgo relativo 17,80; IC del 95%: 6,79 a 46,66). La ocurrencia de estrechamiento urinario no difirió significativamente entre los grupos de tratamiento (braquiterapia en dosis bajas 2/85 [2,4%] versus prostatectomía radical 6/89 [6,7%]; p = 0,221; riesgo relativo 0,35; IC del 95%: 0,07 a 1,68). No estaba disponible la información a largo plazo.

No se identificaron diferencias significativas en las puntuaciones medias entre los grupos de tratamiento para los resultados función y molestias informados por los pacientes, así como calidad de vida genérica relacionada con la salud.

Notas de traducción: 

La traducción y edición de las revisiones Cochrane han sido realizadas bajo la responsabilidad del Centro Cochrane Iberoamericano, gracias a la suscripción efectuada por el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad del Gobierno español. Si detecta algún problema con la traducción, por favor, contacte con Infoglobal Suport, cochrane@infoglobal-suport.com.

Tools
Information
Share/Save