Antibioticoterapia para la prevención de las infecciones en pacientes con accidente cerebrovascular agudo

Pregunta de la revisión

¿La antibioticoterapia preventiva en los pacientes con accidente cerebrovascular agudo reduce el riesgo de dependencia y muerte al momento del seguimiento, y reduce la tasa de infección?

Antecedentes

El accidente cerebrovascular es la causa principal de discapacidad en países de ingresos altos y es la segunda causa de muerte a nivel mundial. A menudo va seguido de complicaciones, especialmente infecciones, que ocurren en aproximadamente un 30% de los pacientes que han tenido un accidente cerebrovascular. La aparición de una infección puede afectar el resultado clínico de forma negativa después del accidente cerebrovascular. La antibioticoterapia preventiva puede reducir el número de infecciones, y de ese modo mejorar el resultado del accidente cerebrovascular.

Fecha de la búsqueda

Esta revisión está actualizada hasta mayo 2017.

Características de los estudios

Se incluyeron ocho estudios sobre la antibioticoterapia preventiva, con un total de 4488 pacientes con accidente cerebrovascular: 2230 participantes fueron asignados al azar a la antibioticoterapia preventiva, y 2258 al control. La media de edad de los participantes en el grupo de antibióticos preventivos fue de 74,2 años, y en el grupo de control fue de 74,8 años. En ambos grupos, el porcentaje de hombres fue del 52%. Las intervenciones de los estudios difirieron en los ocho estudios; en dos estudios, los investigadores seleccionaron el (tipo de) antibiótico según la política local sobre los antibióticos, con la intención de tratar la neumonía.

Resultados clave

El tratamiento con antibióticos preventivos no redujo el riesgo de dependencia ni de muerte.

Sin embargo, la antibioticoterapia preventiva redujo significativamente la aparición de infecciones “generales” de un 26% a un 19%. Con respecto al tipo de infección, los hallazgos fueron sumamente significativos para las infecciones de las vías urinarias (4% versus 10%) aunque no mostraron ningún efecto sobre la neumonía (10% versus 11%).

No se informaron efectos secundarios graves con la antibioticoterapia preventiva.

Calidad de la evidencia

Fue posible extraer las primeras conclusiones “generales” sobre el efecto en red de la antibioticoterapia preventiva en el accidente cerebrovascular; sin embargo, la decisión de usar la antibioticoterapia preventiva en el accidente cerebrovascular agudo debe tomarse con precaución. Los estudios fueron heterogéneos, y a pesar de los grandes números de participantes, los resultados de un total de ocho estudios son limitados. En dos de estos estudios, se consideró que el riesgo de sesgo fue alto para tres de cada seis criterios. En términos generales, los autores de la revisión consideraron que la calidad de la evidencia para los resultados principales de esta revisión (al analizar "cualquier" antibioticoterapia preventiva, en “cualquier” dosis, con cualquier duración del tratamiento) fue alta a moderada.

Conclusiones de los autores: 

Los antibióticos preventivos no tuvieron ningún efecto sobre el resultado funcional ni la mortalidad, aunque redujeron significativamente el riesgo de infecciones “generales”. Esta reducción fue causada principalmente por la prevención de la infección de las vías urinarias; no se encontró ningún efecto para la neumonía.

Leer el resumen completo…
Antecedentes: 

El accidente cerebrovascular es la causa principal de discapacidad en países de ingresos altos y es la segunda causa de muerte a nivel mundial. Con frecuencia aparece una infección después del accidente cerebrovascular, que puede incidir negativamente en el resultado. La antibioticoterapia preventiva en la fase aguda del accidente cerebrovascular puede reducir la incidencia de infecciones y mejorar el resultado. En la versión anterior de esta revisión Cochrane, publicada en 2012, se encontró que los antibióticos redujeron el riesgo de infección aunque no redujeron el número de pacientes dependientes ni fallecidos. Sin embargo, los estudios incluidos eran pequeños y heterogéneos. En 2015, se publicaron dos grandes ensayos clínicos, lo que justifica una actualización de esta revisión.

Objetivos: 

Evaluar la efectividad y la seguridad de la antibioticoterapia preventiva en pacientes con accidente cerebrovascular isquémico o hemorrágico. Se deseaba determinar si la antibioticoterapia preventiva en los pacientes con accidente cerebrovascular agudo:
• reduce el riesgo de un resultado funcional deficiente (dependencia o muerte) al momento del seguimiento;
• reduce la aparición de infecciones en la fase aguda del accidente cerebrovascular;
• reduce la aparición de temperatura corporal elevada (temperatura ≥ 38° C) en la fase aguda del accidente cerebrovascular;
• reduce la duración de la estancia hospitalaria; y
• da lugar a una tasa mayor de eventos adversos graves, como shock anafiláctico, erupción cutánea o colonización por microorganismos resistentes a los antibióticos.

Estrategia de búsqueda (: 

Se hicieron búsquedas en el Registro de Ensayos del Grupo Cochrane de Accidentes Cerebrales Vasculares (Cochrane Stroke Group) (25 junio 2017); Registro Cochrane Central de Ensayos Controlados (Cochrane Central Register of Controlled Trials (CENTRAL; 2017, Número 5; 25 junio 2017) en la Cochrane Library; MEDLINE Ovid (1950 hasta 11 mayo 2017) y en Embase Ovid (1980 hasta 11 mayo 2017). Para identificar más ensayos publicados, no publicados y en curso se realizaron búsquedas en registros de investigación y ensayos, se exploraron las listas de referencias y se contactó con los autores, los colegas y los investigadores del campo.

Criterios de selección: 

Ensayos controlados aleatorios (ECA) de antibioticoterapia preventiva versus control (placebo o control abierto) en pacientes con accidente cerebrovascular agudo isquémico o hemorrágico.

Obtención y análisis de los datos: 

Dos autores de la revisión, de forma independiente, seleccionaron los artículos y extrajeron los datos; se discutieron y resolvieron las discrepancias en un encuentro de consenso con un tercer autor de la revisión. Se contactó con los autores de los estudios para obtener los datos faltantes cuando fue necesario. Un autor de revisión independiente evaluó el riesgo de sesgo utilizando la herramienta Cochrane "Riesgo de sesgo". Se calcularon los cocientes de riesgos (CR) para los resultados dicotómicos, se evaluó la heterogeneidad entre los estudios y se realizaron análisis de subgrupos sobre la calidad de los estudios.

Resultados principales: 

Se incluyeron ocho estudios con 4488 participantes. Con respecto a la calidad de la evidencia, los ensayos mostraron diferencias en la población estudiada, el diseño del estudio, el tipo de antibiótico y la definición de infección; sin embargo, los resultados primarios de los estudios incluidos fueron consistentes. La tasa de mortalidad en el grupo de antibióticos preventivos no fue significativamente diferente de la del grupo de control (373/2208 [17%] versus 360/2214 [16%]; CR 1,03; intervalo de confianza [IC] del 95%: 0,87 a 1,21; evidencia de alta calidad). El número de participantes con un resultado funcional deficiente (muerte o dependencia) en el grupo de antibioticoterapia preventiva tampoco fue significativamente diferente con respecto al grupo de control (1158/2168 (53%) versus 1182/2164 (55%); CR 0,99; IC del 95%: 0,89 a 1,10; evidencia de calidad moderada). Sin embargo, la antibioticoterapia preventiva redujo significativamente la incidencia de infecciones “generales” en los participantes con accidente cerebrovascular agudo de un 26% a un 19% (408/2161 [19%] versus 558/2156 [26%]; CR 0,71; IC del 95%: 0,58 a 0,88; evidencia de alta calidad). Este resultado fue sumamente significativo para las infecciones de las vías urinarias (81/2131 (4%) versus 204/2126 (10%); CR 0,40; IC del 95%: 0,32 a 0,51; evidencia de alta calidad), mientras que no se encontró ningún efecto preventivo para la neumonía (222/2131 (10%) versus 235/2126 (11%); CR 0,95; IC del 95%: 0,80 a 1,13; evidencia de alta calidad). No se informaron efectos secundarios graves con la antibioticoterapia preventiva. Sólo dos estudios evaluaron de forma cualitativa la aparición de temperatura corporal elevada; por lo tanto, no se pudieron agrupar estos resultados. Solo un estudio informó la duración de la estancia hospitalaria.

Notas de traducción: 

La traducción y edición de las revisiones Cochrane han sido realizadas bajo la responsabilidad del Centro Cochrane Iberoamericano, gracias a la suscripción efectuada por el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad del Gobierno español. Si detecta algún problema con la traducción, por favor, contacte con Infoglobal Suport, cochrane@infoglobal-suport.com.

Tools
Information
Share/Save