Sonotrombólisis para el accidente cerebrovascular isquémico agudo

El ultrasonido se utiliza de forma habitual para diagnosticar y monitorizar a los pacientes con accidente cerebrovascular isquémico agudo. Estudios experimentales indican que el ultrasonido puede ayudar al efecto del tratamiento de disolución de los coágulos (trombólisis) en pacientes con accidente cerebrovascular agudo. Esta revisión sistemática se diseñó para determinar si el agregado de ultrasonido a los fármacos que disuelven coágulos (trombolíticos) o al tratamiento convencional (sonotrombólisis) es seguro y efectivo. Se identificaron cinco ensayos aleatorios con un total de 233 participantes. Los pacientes tratados con sonotrombólisis parecieron tener mayores posibilidades de supervivencia independiente (aunque con alguna incertidumbre estadística), y en dichos pacientes se observaron más posibilidades de abrir los vasos sanguíneos bloqueados sin aumentar el riesgo de hemorragia (hemorragia intracraneal). Cuando se agregan burbujas pequeñas (microburbujas o nanoburbujas) a la sonotrombólisis, puede aumentar el riesgo de hemorragia. Se necesitan más estudios de investigación para determinar si la sonotrombólisis es segura y efectiva y si hay subgrupos de pacientes que se beneficiarán más con este tipo de tratamiento.

Conclusiones de los autores: 

La sonotrombólisis parece reducir la muerte o la dependencia a los tres meses (aunque los IC son muy amplios), y aumenta la recanalización sin riesgos claros. Se justifica la realización de un ensayo clínico más grande.

Leer el resumen completo…
Antecedentes: 

La sonotrombólisis es una herramienta prometedora aunque de utilidad no comprobada para el tratamiento del accidente cerebrovascular isquémico agudo. Actualmente se debate acerca de la eficacia, la seguridad, los aspectos técnicos del uso del ultrasonido y el posible efecto potenciador de las microburbujas.

Objetivos: 

Evaluar la efectividad y la seguridad de la sonotrombólisis en pacientes con accidente cerebrovascular isquémico agudo.

Estrategia de búsqueda (: 

Se hicieron búsquedas en el registro de ensayos del Grupo Cochrane de Accidentes Cerebrales Vasculares (Cochrane Stroke Group) (última búsqueda en noviembre de 2011), Registro Cochrane de Ensayos Controlados (Cochrane Controlled Trials Register) (The Cochrane Library 2011, número 12), MEDLINE (1950 hasta noviembre de 2011), EMBASE (1980 hasta noviembre de 2011), Database of Abstract and Review of Effects (DARE) (The Cochrane Library 2011, número 11), Stroke Trials Registry, Clinicaltrials.gov y Current Controlled Trials. También se buscó en las listas de referencias de los artículos y revisiones pertinentes y se estableció contacto con colegas, autores e investigadores que trabajan en este campo. La búsqueda se completó en noviembre de 2011.

Criterios de selección: 

Ensayos aleatorios de sonotrombólisis (cualquier duración y cualquier frecuencia del ultrasonido, con o sin administración de microburbujas) comenzada en el transcurso de las 12 horas desde el comienzo de los síntomas en comparación con activador de plasminógeno tisular (APt) intravenoso o tratamiento convencional.

Obtención y análisis de los datos: 

Dos revisores seleccionaron de forma independiente los ensayos para la inclusión, evaluaron su calidad y extrajeron los datos. Se estableció contacto con los autores de los estudios para obtener datos faltantes.

Resultados principales: 

Se identificaron cinco estudios elegibles (233 pacientes). Para el resultado primario (muerte o dependencia a los tres meses), se dispuso de cinco estudios con un número total de 206 pacientes (cuatro definieron las independencia como una puntuación Rankin modificada de 0 a 2 y uno utilizó de 0 a 1). Los pacientes tratados con sonotrombólisis tuvieron menos probabilidades de muerte o discapacidad a los tres meses (odds ratio [OR] 0,50; intervalo de confianza [IC] del 95%: 0,27 a 0,91). Para los resultados secundarios, el fracaso de la recanalización fue menor en el grupo de sonotrombólisis (230 pacientes) (OR 0,28; IC del 95%: 0,16 a 0,50); no se encontraron diferencias significativas en la mortalidad (206 pacientes) ni en la hemorragia cerebral (233 pacientes).

Notas de traducción: 

La traducción y edición de las revisiones Cochrane han sido realizadas bajo la responsabilidad del Centro Cochrane Iberoamericano, gracias a la suscripción efectuada por el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad del Gobierno español. Si detecta algún problema con la traducción, por favor, contacte con Infoglobal Suport, cochrane@infoglobal-suport.com.

Tools
Information
Share/Save