Tratamiento con movimientos pasivos continuos para la prevención de la tromboembolia venosa después de la artroplastia total de la rodilla

Esta traducción está desactualizada. Por favor, haga clic aquí para ver la versión en inglés más reciente de esta revisión.

La artroplastia total de la rodilla (ATR) es una forma frecuente de cirugía ortopédica que puede mejorar la calidad de vida de los pacientes. Los pacientes a los que se les realiza reemplazo articular son particularmente susceptibles de desarrollar trombosis venosa profunda y embolia pulmonar después de la cirugía debido al daño tisular, el estrés quirúrgico, la inmovilidad y la debilidad muscular. La tromboembolia venosa describe a la trombosis venosa profunda (TVP) y a la embolia pulmonar (EP), que es potencialmente mortal. El riesgo de TVP es mayor en la primera semana después de la cirugía. Los tratamientos farmacológicos para prevenir la tromboembolia venosa incluyen heparina de bajo peso molecular, fondaparinux o warfarina, que reducen la coagulación sanguínea. Estos fármacos aumentan el riesgo de hemorragia después de la ATR y de complicaciones asociadas como la infección y los problemas relacionados con la cicatrización de la herida. Por lo tanto, la movilización temprana y los métodos mecánicos son de interés clínico. El movimiento pasivo continuo (MPC) utiliza un aparato externo motorizado para mover la rodilla del paciente en una amplitud de movimiento preestablecida como parte del tratamiento postoperatorio.

Esta revisión no encontró pruebas suficientes a partir de ensayos controlados aleatorios para concluir que el MPC reduce la TEV. En esta revisión se incluyeron diez ensayos con 764 participantes. La incidencia de TVP o tromboembolia venosa no fue claramente diferente en el grupo MPC comparado con el grupo control de participantes

La calidad metodológica de los estudios incluidos fue variable. No siempre se utilizaron métodos sensibles como flebografía o ecografía para diagnosticar la TVP, y el MPC se aplicó de forma diferente entre los estudios, con variaciones en la amplitud de movimiento, la duración del MPC por día y el número de días después de la cirugía.

Conclusiones de los autores: 

A partir de los ECA disponibles no hay pruebas suficientes para concluir que el tratamiento con MPC reduce la TEV después de la ATR. No es posible evaluar el efecto del MPC sobre la muerte debido a que no se registró este evento en los participantes de estos ensayos.

Leer el resumen completo…
Antecedentes: 

La artroplastia total de la rodilla (ATR) es una forma frecuente de cirugía ortopédica. La tromboembolia venosa (TEV), que consiste en trombosis venosa profunda (TVP) y embolia pulmonar (EP), es una complicación grave y potencialmente mortal después de la ATR. La incidencia de TVP después de la ATR es del 40% al 80% y la incidencia de EP es aproximadamente del 2%. En general existe consenso en que se debe utilizar tromboprofilaxis en los pacientes a los que se les realiza ATR. Para la prevención de la TVP se utilizan métodos farmacológicos y mecánicos. Los métodos farmacológicos alteran el perfil de la coagulación sanguínea y pueden aumentar el riesgo de complicaciones hemorrágicas. Cuando no se pueden utilizar los métodos farmacológicos, los métodos mecánicos son fundamentales para la profilaxis de la TEV. El movimiento pasivo continuo (MPC) se aplica mediante un aparato motorizado externo que permite que una articulación se mueva pasivamente en una amplitud de movimiento preestablecida. A pesar de la efectividad teórica y el uso generalizado del tratamiento con MPC, todavía existen opiniones divergentes sobre la efectividad del MPC como profilaxis contra la trombosis después de la ATR.

Objetivos: 

El objetivo de esta revisión es determinar la efectividad del tratamiento con movimiento pasivo continuo para prevenir la trombosis en pacientes a los que se les realiza artroplastia total de la rodilla (ATR).

Estrategia de búsqueda (: 

El Grupo Cochrane de Enfermedades Vasculares Periféricas (Cochrane Peripheral Vascular Diseases Group) realizó búsquedas en su Registro Especializado (última búsqueda en enero de 2011), CENTRAL (2011, Número 1), MEDLINE (1948 hasta la segunda semana de enero de 2011) y EMBASE (1980 hasta la tercera semana de enero de 2011). Además, los revisores realizaron búsquedas en las listas de referencias de los ensayos identificados.

Criterios de selección: 

Ensayos controlados aleatorios (ECA) que compararon el uso de MPC con control para la prevención de la TVP o la EP después de la ATR. En esta revisión se incluyeron pacientes con 18 años de edad y más a los que se les realizó ATR. Se excluyeron los estudios en pacientes con TVP al inicio. Los grupos experimental y control recibieron atención y tratamiento postoperatorios similares, diferentes del MPC.

Obtención y análisis de los datos: 

Dos revisores evaluaron de forma independiente las citas recuperadas mediante las estrategias de búsqueda de los informes de ECA relevantes. Seleccionaron los ensayos que cumplieron los criterios de inclusión, extrajeron los datos y realizaron la evaluación de la calidad de forma independiente. Los efectos se calcularon como cocientes de riesgos (CR) o diferencias de medias o diferencias de medias estandarizadas con intervalos de confianza (IC) del 95%. Para realizar los metanálisis se utilizó un modelo de efectos fijos para las variables continuas. Cuando hubo heterogeneidad (determinada con la estadística I2), se utilizó un modelo de efectos aleatorios.

Resultados principales: 

Diez ensayos controlados aleatorios que incluyeron 764 participantes cumplieron los criterios de inclusión. Cuatro estudios con 361 pacientes informaron la incidencia de TVP. En el grupo de MPC (182 pacientes) 36 desarrollaron TVP (20%) en comparación con 28 (16%) del grupo control con 179 pacientes. El resultado del metanálisis no mostró pruebas de que el MPC tuviera algún efecto sobre la prevención de la TEV después de la ATR (CR 1,27; IC del 95%: 0,87 a 1,86). Un ensayo (150 participantes) no encontró EP en los pacientes durante la hospitalización ni en los tres meses posteriores. Ninguno de los ensayos informó muertes de los participantes incluidos.

Notas de traducción: 

La traducción y edición de las revisiones Cochrane han sido realizadas bajo la responsabilidad del Centro Cochrane Iberoamericano, gracias a la suscripción efectuada por el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad del Gobierno español. Si detecta algún problema con la traducción, por favor, contacte con Infoglobal Suport, cochrane@infoglobal-suport.com.

Share/Save