Tratamiento complementario a los antibióticos para la infección pulmonar en la fibrosis quística

Pregunta de la revisión

Se revisó la evidencia sobre el uso de agentes para ayudar a los antibióticos en el tratamiento de infecciones pulmonares en personas con fibrosis quística.

Antecedentes

Las personas con fibrosis quística sufren infecciones en los pulmones, ya que producen secreciones espesas que permiten que las bacterias crezcan en ellas. A menudo, las infecciones están causadas por bacterias inusuales, incluyendo Pseudomonas aeruginosa, y estas bacterias se vuelven resistentes al tratamiento con antibióticos. La infección a largo plazo reduce la calidad de vida de la persona y su función pulmonar. Actualmente, no se están desarrollando nuevos antibióticos que utilicen un nuevo tipo de acción. Se necesitan nuevos agentes (adyuvantes de los antibióticos) para trabajar con los antibióticos para hacer que las bacterias sean más sensibles a los antibióticos o al propio sistema inmunitario del cuerpo, y para interferir en la formación de colonias de bacterias en los pulmones.

Fecha de la búsqueda

La evidencia está actualizada hasta: 16 de enero de 2020.

Características de los ensayos

La revisión incluye ocho ensayos con 350 personas con fibrosis quística de entre cinco y 54 años de edad. Los ensayos compararon diferentes adyuvantes de antibióticos (betacaroteno (un ensayo), ajo (un ensayo), un agente biológico (dos ensayos), óxido nítrico (dos ensayos) y zinc (dos ensayos)) con placebo (una sustancia que no contiene medicación) y las personas fueron seleccionadas para un tratamiento u otro al azar. Los ensayos duraron de dos días a un año.

Resultados clave

Ninguno de los tratamientos prolongó el tiempo hasta el siguiente brote de enfermedad pulmonar en comparación con las personas que recibieron el placebo. Para las otras medidas que se observaron (función pulmonar, efectos secundarios, calidad de vida o número de infecciones), tampoco hubo diferencias entre las personas a las que se les dio el adyuvante y las que recibieron el placebo. Todos los ensayos midieron los efectos secundarios del tratamiento, pero estos fueron en su mayoría leves y se produjeron tanto en las personas que recibieron el tratamiento, como en las que no lo recibieron.

Ninguno de los tratamientos para mejorar las acciones de los antibióticos que se encontraron mostró un beneficio significativo para la función pulmonar, la tasa de infección o la calidad de vida. Se necesitan más ensayos controlados aleatorizados antes de que se pueda recomendar el uso habitual de cualquiera de estos tratamientos.

Calidad de la evidencia

La calidad de la evidencia varía de muy baja a moderada, pero se consideró baja en general. Estas consideraciones se realizaron debido al pequeño número de ensayos que examinaron cada uno de los diferentes tratamientos adyuvantes, lo que significa que no se pudieron combinar los resultados. La calidad también se vio afectada por el bajo número de personas incluidas.

Conclusiones de los autores: 

No se pudo identificar un tratamiento adyuvante a los antibióticos que se pueda recomendar para tratar la infección pulmonar en las personas con fibrosis quística. La aparición de bacterias cada vez más resistentes constituye un desafío para la confianza en el uso de antibióticos solos para los equipos que tratan la fibrosis quística. Es necesario explorar estrategias alternativas, como el uso de tratamientos adyuvantes. Se necesitan investigaciones adicionales que proporcionen opciones terapéuticas en el futuro.

Leer el resumen completo…
Antecedentes: 

La fibrosis quística es una enfermedad multisistémica caracterizada por la producción de secreciones espesas que causan infecciones pulmonares recurrentes, a menudo con bacterias no habituales. Esta enfermedad ocasiona la destrucción de los pulmones y con el tiempo, causa la muerte debido a insuficiencia respiratoria. No hay antibióticos en desarrollo que ejerzan una nueva modalidad de acción, y muchos de los antibióticos actuales no son efectivos para erradicar las bacterias, una vez que se establece la infección crónica. Supondría un avance terapéutico significativo desarrollar tratamientos adyuvantes a los antibióticos que hagan que los microorganismos sean más susceptibles al ataque de los antibióticos o del sistema inmunitario del huésped, haciéndolos menos virulentos o destruyéndolos por otros medios. Esta es una actualización de una revisión publicada anteriormente.

Objetivos: 

Determinar si los adyuvantes de los antibióticos mejoran el resultado clínico y microbiológico de la infección pulmonar en los pacientes con fibrosis quística.

Métodos de búsqueda: 

Se realizaron búsquedas en el Registro de Ensayos de Fibrosis Quística (Cystic Fibrosis Trials Register), que se compila a partir de las búsquedas en las bases de datos, búsquedas manuales en las revistas y los resúmenes de congresos apropiados.

Fecha de la búsqueda más reciente: 16 de enero de 2020.

También se buscó en MEDLINE (todos los años) el 14 de febrero de 2019 y en los registros de ensayos en curso el 6 de abril de 2020.

Criterios de selección: 

Ensayos controlados aleatorizados y ensayos controlados cuasialeatorizados de un tratamiento que ejerza un mecanismo de acción adyuvante al antibiótico comparado con placebo o ningún tratamiento para los pacientes con fibrosis quística.

Obtención y análisis de los datos: 

Dos de los autores, de forma independiente, evaluaron y extrajeron los datos de los ensayos identificados.

Resultados principales: 

Se identificaron 42 ensayos, de los cuales se incluyen ocho (350 participantes) que examinaron las terapias adyuvantes a los antibióticos. Dos ensayos adicionales están en curso y cinco están a la espera de clasificación. Los ensayos incluidos evaluaron el β-caroteno (un ensayo, 24 participantes), el ajo (un ensayo, 34 participantes), el KB001-A (un anticuerpo monoclonal) (dos ensayos, 196 participantes), el óxido nítrico (dos ensayos, 30 participantes) y los suplementos de zinc (dos ensayos, 66 participantes). En los ensayos con zinc se reclutaron sólo niños, mientras que en los ensayos restantes, se reclutaron tanto adultos como niños. Tres ensayos se realizaron en Europa, uno en Asia y cuatro en los Estados Unidos.

Tres de las intervenciones midieron el criterio de valoración principal de exacerbaciones pulmonares (β-caroteno, diferencia de medias [DM] -8,00 [intervalo de confianza (IC) del 95%: -18,78 a 2,78]; KB001-A, riesgo relativo [RR] 0,25 [IC del 95%: 0,03 a 2,40]; suplementos de zinc, RR 1,85 [IC del 95%: 0,65 a 5,26]). El β-caroteno y el KB001-A podrían suponer poca o ninguna diferencia en el número de exacerbaciones experimentadas (evidencia de calidad baja); mientras que, dada la evidencia de calidad moderada, se encontró que es probable que el zinc no suponga ninguna diferencia en este desenlace.

La función respiratoria se midió en todos los ensayos incluidos. El β-caroteno y el óxido nítrico podrían suponer poco o ningún cambio en el volumen espiratorio forzado en un segundo (VEF1) (evidencia de calidad baja), mientras que es probable que el ajo suponga poco o ningún cambio en el VEF1 (evidencia de calidad moderada). No se sabe si el zinc o el KB001-A mejoran el VEF1, ya que la certeza de esta evidencia es muy baja.

Se observaron pocos eventos adversos en las diferentes intervenciones y los eventos adversos que se informaron fueron leves o no relacionados con el tratamiento (la calidad de la evidencia varió de muy baja a moderada).

Uno de los ensayos (169 participantes) que comparaba el KB001-A y el placebo, informó sobre el tiempo hasta el siguiente ciclo de antibióticos; los resultados mostraron que probablemente no haya diferencias entre los grupos, CRI 1,00 (IC del 95%: 0,69 a 1,45) (evidencia de calidad moderada). La calidad de vida sólo se informó en los dos ensayos de KB001-A, que mostraron que podría haber poca o ninguna diferencia entre la KB001-A y el placebo (evidencia de calidad baja). Se midió la microbiología del esputo y se informó sobre ella en los ensayos de KB001-A y de óxido nítrico (cuatro ensayos). Hubo evidencia de muy baja calidad de una reducción numérica de Pseudomonas aeruginosa con KB001-A, pero no fue significativa. Los dos ensayos que analizan los efectos del óxido nítrico informaron reducciones significativas en Staphylococcus aureus y reducciones casi significativas en Pseudomonas aeruginosa, pero la calidad de esta evidencia es de nuevo muy baja.

Notas de traducción: 

La traducción de las revisiones Cochrane ha sido realizada bajo la responsabilidad del Centro Cochrane Iberoamericano, gracias a la suscripción efectuada por el Ministerio de Sanidad del Gobierno de España. Si detecta algún problema con la traducción, por favor, contacte con comunica@cochrane.es.

Tools
Information
Share/Save