Intervenciones diferentes de los anticoagulantes y antibióticos sistémicos para la prevención de las infecciones relacionadas con el catéter venoso central en niños con cáncer

Esta traducción está desactualizada. Por favor, haga clic aquí para ver la versión en inglés más reciente de esta revisión.

El tratamiento de niños con cáncer a menudo incluye la administración de fármacos, líquidos y productos sanguíneos por vía intravenosa. Además, con frecuencia se necesitan cantidades pequeñas de sangre del niño para las pruebas de laboratorio. Esto puede lograrse al insertar un catéter venoso central (CVC), un tubo pequeño que se inserta a través de la piel en un vaso sanguíneo del cuello o la axila. Este procedimiento permite realizar pruebas y tratar al niño con cáncer durante varios meses y al mismo tiempo se reducen al mínimo las molestias. La presencia del CVC en las venas también resulta en un mayor riesgo de infecciones, lo que puede ser potencialmente mortal. Esta revisión evaluó sistemáticamente la búsqueda de estrategias para prevenir estas infecciones en niños con cáncer.

Se identificó un total de tres estudios de investigación. Dos estudios revelaron que puede haber una disminución en las infecciones sanguíneas relacionadas con el CVC si el espacio del CVC se lava y se llena con uroquinasa a intervalos regulares (un fármaco que disuelve los coágulos sanguíneos) con o sin heparina (un fármaco que previene la formación de coágulos sanguíneos) en comparación con la heparina sola. Un estudio indicó que el cambio del vendaje que cubre la piel en el lugar de inserción del CVC cada 15 días en lugar de cada cuatro días no llevó a una mayor extracción del catéter por infección. No se identificó ningún estudio de investigación sobre otras estrategias potenciales que podrían reducir las infecciones relacionadas con el CVC en niños con cáncer.

Conclusiones de los autores: 

Se han identificado tres ECA de sólo dos tipos de intervenciones para la prevención de infecciones relacionadas con el CVC en niños con cáncer. El lavado del CVC con uroquinasa (con o sin heparina) comparado con la heparina sola posiblemente lleve a una disminución en las tasas de IAC. El cambio de vendaje del catéter cada 15 días versus cada cuatro días no resulta en una extracción prematura del catéter debido a la infección, aunque los datos no fueron suficientes como para evaluar si hubo cambios en las tasas de infección relacionada con el catéter.

Leer el resumen completo…
Antecedentes: 

El uso de los catéteres venosos centrales (CVC) en el tratamiento de los niños con cáncer se asocia con complicaciones infecciosas. Las guías actuales basadas en la evidencia para prevenir las infecciones relacionadas con el catéter se refieren principalmente a la población adulta, y no son específicas del cáncer (sobre todo el cáncer infantil). Dos revisiones Cochrane han estudiado los antibióticos profilácticos y los anticoagulantes para prevenir las infecciones relacionadas con el CVC.

Objetivos: 

El objetivo primario fue encontrar qué intervenciones, si hubiera alguna, fueron efectivas para prevenir las infecciones relacionadas con el CVC en niños con cáncer. Otros objetivos fueron analizar la efectividad de cada intervención en los siguientes subgrupos: catéteres implantados versus externos, neoplasias hematológicas versus no hematológicas y en niños que recibieron trasplantes de célula madre hematopoyética (TCMH) versus los que no los recibieron.

Estrategia de búsqueda (: 

Se hicieron búsquedas en el Registro Cochrane Central de Ensayos Controlados (Cochrane Central Register of Controlled Trials) (CENTRAL, The Cochrane Library 2008, número 4), MEDLINE (enero 1950 hasta enero 2009), EMBASE (enero 1980 hasta enero 2009) y CINAHL(R) (enero 1982 hasta marzo 2009). Además, se realizaron búsquedas en las listas de referencias de artículos y actas relevantes de congresos internacionales pertinentes (2004 a 2008).

Criterios de selección: 

Los estudios aleatorios y cuasialeatorios que compararon cualquier intervención (diferente de los anticoagulantes, antibióticos sistémicos y técnicas de bloqueo antibiótico) versus ninguna intervención, placebo u otra intervención para prevenir las infecciones relacionadas con el CVC en niños con cáncer.

Obtención y análisis de los datos: 

Dos autores de forma independiente seleccionaron los estudios, evaluaron la calidad de los ensayos y extrajeron los datos. Cuando fue necesario, se estableció contacto con los autores de los estudios para obtener datos adicionales y aclaraciones acerca de los métodos.

Resultados principales: 

Se incluyeron tres ensayos que implicaban dos intervenciones diferentes. Dos ensayos que incluyeron a 680 niños compararon el lavado del CVC con uroquinasa (con o sin heparina) versus la heparina sola. Ninguno de estos ensayos informó acerca del resultado primario de bacteriemia relacionada con el catéter (BRC). Hubo una disminución no significativa de la tasa de infección asociada con el catéter (IAC) (Cociente de tasas 0,72; intervalo de confianza del 95%: 0,12 a 4,41) en el brazo de uroquinasa (con o sin heparina) comparado con el brazo de heparina.

Un ensayo que incluyó a 113 niños comparó la frecuencia del cambio del vendaje del catéter cada 15 días versus cada cuatro días. No se informó BRC o IAC. No hubo ninguna extracción prematura de catéteres por infección en ninguno de los brazos del ensayo.

Share/Save