Periciazina para la esquizofrenia

Los pacientes con esquizofrenia con frecuencia presentan síntomas que incluyen oír voces o ver cosas (alucinaciones) y determinadas creencias extrañas (delirios). La primera línea y los pilares del tratamiento para los síntomas de la esquizofrenia son los fármacos antipsicóticos. Estos fármacos antipsicóticos se pueden agrupar en fármacos más antiguos (típicos o de primera generación) y fármacos más nuevos (atípicos o de segunda generación). La periciazina es un antipsicótico relativamente antiguo formulado en 1961. Algunos estudios han indicado que puede tener más efectos beneficiosos que otros fármacos antipsicóticos.

Esta revisión intenta evaluar la efectividad de la periciazina en el tratamiento de la esquizofrenia comparada con los antipsicóticos más antiguos y más nuevos. Se realizó una búsqueda de estudios en 2013 y se encontraron e incluyeron en la revisión cinco estudios realizados entre 1965 y 1980. Los revisores consideraron que la calidad de las pruebas fue muy baja y sus resultados fueron poco precisos para muchos resultados donde se comparó la periciazina y otros fármacos antipsicóticos más antiguos y más nuevos. No existen suficientes datos para determinar si la periciazina es mejor que otros antipsicóticos.

Los resultados del análisis para el resultado de mejora fueron poco precisos y los revisores no pudieron asegurar que más pacientes que tomaron periciazina hubieran mejorado comparados con los que tomaron antipsicóticos típicos. Los pacientes que tomaron periciazina presentaron más efectos secundarios, como agitación involuntaria, temblores, excitabilidad y espasmos, en comparación con otros antipsicóticos típicos o atípicos. Estos efectos secundarios son muy desagradables y el aumento de su aparición en comparación con otros antipsicóticos es un resultado importante si se considera que la periciazina puede no tener efectos beneficiosos adicionales para los síntomas de la esquizofrenia.

Ningún estudio informó los resultados satisfacción con el tratamiento o relación entre costo y efectividad, lo que requiere atención. Esta falta de pruebas deja a los pacientes con esquizofrenia, a los profesionales de la salud mental y a los elaboradores de políticas con poca información sobre los efectos beneficiosos, los riesgos o los problemas de la periciazina. Los resultados sobre el costo de la atención y la satisfacción con el tratamiento se deben incluir en los ensayos futuros, que también deben ser más grandes, mejor realizados y completamente informados.

(Este resumen en términos sencillos ha sido redactado por Ben Gray, de Rethink Mental Illness).

Conclusiones de los autores: 

A partir de pruebas de muy baja calidad no es posible determinar los efectos de la periciazina en comparación con los antipsicóticos típicos o atípicos para el tratamiento de la esquizofrenia. Sin embargo, hay algunas pruebas de que la periciazina se puede asociar con una incidencia mayor de efectos secundarios extrapiramidales que otros antipsicóticos y nuevamente estos resultados se consideraron como pruebas de muy baja calidad. Aún se necesitan estudios grandes y consistentes antes de poder establecer cualquier conclusión firme.

Leer el resumen completo…
Antecedentes: 

La periciazina es una 3-ciano-10 (3-4’-hidroxipiperidinopropil) fenotiacina. En general es farmacológicamente similar a la clorpromazina, aunque es particularmente sedante. No se ha realizado el análisis de subtipo de receptor de dopamina para la periciazina, pero el fármaco parece inducir un mayor bloqueo noradrenérgico que dopaminérgico. Comparada con la clorpromazina, la periciazina tiene supuestamente una actividad antiemética, antiserotonina y anticolinérgica más potente.

Objetivos: 

Evaluar los efectos clínicos y la seguridad de la periciazina en comparación con placebo, agentes antipsicóticos típicos y atípicos y atención estándar en los pacientes con esquizofrenia.

Estrategia de búsqueda (: 

Se realizaron búsquedas en el registro de ensayos del Grupo Cochrane de Esquizofrenia (Cochrane Schizophrenia Group) (febrero de 2013), que se basa en búsquedas regulares en CINAHL, EMBASE, MEDLINE y PsycINFO. Se examinaron las referencias de todos los estudios identificados en busca de ensayos adicionales.

Criterios de selección: 

Todos los ensayos controlados aleatorios relevantes que se centraran en la periciazina para la esquizofrenia y otros tipos de psicosis esquizomorfas (trastornos esquizofreniformes y esquizoafectivos). Se excluyeron los ensayos con asignación cuasialeatoria.

Obtención y análisis de los datos: 

Al menos dos revisores de forma independiente extrajeron los datos de los estudios incluidos. Se calcularon los cocientes de riesgos (CR) y los intervalos de confianza (IC) del 95% de los datos dicotómicos homogéneos. Se evaluó el riesgo de sesgo de los estudios incluidos y se utilizó el enfoque GRADE para evaluar la calidad de las pruebas.

Resultados principales: 

Sólo se pudieron incluir cinco estudios realizados entre 1965 y 1980. En su mayoría los estudios incluidos no informaron los detalles de la asignación al azar, la ocultación de la asignación, los detalles del cegamiento y no fue posible evaluar la repercusión del desgaste debido al informe deficiente.

En el resultado primario de estado global (no mejorado), el intervalo de confianza fue compatible con un efecto beneficioso pequeño y un aumento del riesgo de no mejorar con la periciazina en comparación con los antipsicóticos típicos (dos ECA, n = 122; CR 1,24; IC: 0,93 a 1,66; pruebas de muy baja calidad) o los antipsicóticos atípicos (un ECA, n = 93; CR 0,97; IC: 0,67 a 1,42; pruebas de muy baja calidad).

En comparación con los antipsicóticos típicos solamente un paciente que tomaba periciazina presentó recaída (un ECA, n = 80; CR 2,59; IC: 0,11 a 61,75; pruebas de muy baja calidad).

La periciazina se asoció con más efectos secundarios extrapiramidales que los antipsicóticos típicos (tres ECA, n = 163; CR 0,52; IC: 0,34 a 0,80; pruebas de muy baja calidad) y los antipsicóticos atípicos (un ECA, n = 93; CR 2,69; IC: 1,35 a 5,36; pruebas de muy baja calidad).

El riesgo calculado de abandonar temprano el estudio por razones específicas fue poco preciso en las comparaciones de periciazina con los antipsicóticos típicos (dos ECA, n = 71; CR 0,46; IC: 0,11 a 1,90; pruebas de muy baja calidad) y con los antipsicóticos atípicos (un ECA, n = 93; CR 0,13; IC: 0,01 a 2,42; pruebas de muy baja calidad).

Notas de traducción: 

La traducción y edición de las revisiones Cochrane han sido realizadas bajo la responsabilidad del Centro Cochrane Iberoamericano, gracias a la suscripción efectuada por el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad del Gobierno español. Si detecta algún problema con la traducción, por favor, contacte con Infoglobal Suport, cochrane@infoglobal-suport.com.

Tools
Information
Share/Save