Inducción del trabajo de parto ambulatoria versus hospitalaria para mejorar los resultados del parto

Hasta la cuarta parte de las mujeres embarazadas pueden necesitar que su trabajo de parto comience de forma artificial o que se le induzca mediante fármacos u otros medios. Con la mayoría de los métodos de inducción, se necesita algún tiempo para que el trabajo de parto verdaderamente comience. Lo anterior significa que puede ser más conveniente para las mujeres y menos costoso para los proveedores de servicios de salud, si las mismas se atienden en el contexto ambulatorio, como sus propios domicilios. Las mujeres que tienen bajo riesgo obstétrico o médico podrían evaluarse en el hospital, administrarles el agente de inducción y luego volver al domicilio con instrucciones claras. El uso de la inducción del trabajo de parto ambulatoria intenta equilibrar las posibles mejorías en la satisfacción materna, la comodidad, la reducción de la estancia hospitalaria y el bajo costo con la seguridad de la madre y el recién nacido.

Cuatro ensayos controlados aleatorios que incluyeron a 1439 mujeres evaluaron los efectos de la inducción del trabajo de parto en mujeres tratadas de forma ambulatoria versus de forma hospitalaria. De un total de cuatro estudios, los agentes de inducción difirieron en dos estudios, mientras que los otros dos estudios evaluaron el mismo agente de inducción La información limitada de estos ensayos no apoyó una inducción más exitosa en 24 horas, una estancia hospitalaria más corta en el hospital, diferencias en la necesidad de inducción adicional ni en la forma del parto. La información disponible fue limitada, por lo que aún no es posible determinar si la inducción del trabajo de parto es efectiva y segura en el contexto ambulatorio.

Conclusiones de los autores: 

Los datos disponibles para evaluar la eficacia o los riesgos potenciales de la inducción ambulatoria son limitados. Por lo tanto, aún no es posible determinar si la inducción del trabajo de parto es efectiva y segura en el contexto ambulatorio.

Leer el resumen completo…
Antecedentes: 

En algunos países, a más del 20% de las mujeres se les realiza la inducción del trabajo de parto. Los diferentes métodos utilizados para inducir el trabajo de parto han sido el centro de revisiones anteriores, pero el contexto en el cual se realiza la inducción (contexto hospitalario versus ambulatorio) puede tener implicaciones para la satisfacción materna y los costos. No se conoce si algunos métodos de inducción que son efectivos y seguros en el hospital son apropiados en el contexto ambulatorio.

Objetivos: 

Evaluar los efectos sobre los resultados de las madres y los recién nacidos de la inducción del trabajo de parto en mujeres tratadas de forma ambulatoria versus hospitalaria.

Estrategia de búsqueda (: 

Se hicieron búsquedas en el registro de ensayos del Grupo Cochrane de Embarazo y Parto (Cochrane Pregnancy and Childbirth Group) (30 junio 2013).

Criterios de selección: 

Ensayos aleatorios y cuasialeatorios publicados y no publicados, en los cuales se comparen métodos de maduración cervical o inducción del trabajo de parto hospitalarios y ambulatorios.

Obtención y análisis de los datos: 

Dos autores de la revisión evaluaron de forma independiente los informes de los ensayos para su inclusión. Dos autores de la revisión realizaron la extracción de datos y la evaluación del riesgo de sesgo de forma independiente.

Resultados principales: 

Se incluyeron cuatro ensayos, con un total de 1439 mujeres en la revisión; cada ensayo examinó un método diferente de inducción y no fue posible agrupar los resultados de los ensayos.

1. PGE2 vaginal (dos estudios incluyendo a 1028 mujeres). No hubo diferencias entre las mujeres tratadas de forma ambulatoria versus hospitalaria para la mayoría de los resultados de la revisión. No hubo pruebas de una diferencia entre la probabilidad de que las mujeres requieran parto instrumental en cualquier ámbito (cociente de riesgos [CR] 1,29; intervalo de confianza [IC] del 95%: 0,79 a 2,13). La duración general de la estancia hospitalaria fue similar en los dos grupos.

2. Liberación controlada de 10 mg de PGE2 (un estudio que incluyó a 300 mujeres). No hubo pruebas de diferencias entre los grupos para la mayoría de los resultados de la revisión, incluido el éxito de la inducción. Durante el propio período de inducción, las mujeres del grupo ambulatorio tuvieron una mayor probabilidad de informar niveles altos de satisfacción con su atención (la satisfacción se clasificó como 7 o más en una escala de 9 puntos; CR 1,42; IC del 95%: 1,11 a 1,81), pero las puntuaciones de satisfacción medidas en el período posnatal fueron similares en los dos grupos.

3. Sonda de Foley (un estudio que incluyó a 111 mujeres). No hubo pruebas de diferencias entre los grupos para las tasas de cesárea, el tiempo total de inducción y el número de recién nacidos ingresados en cuidados intensivos neonatales.

Notas de traducción: 

La traducción y edición de las revisiones Cochrane han sido realizadas bajo la responsabilidad del Centro Cochrane Iberoamericano, gracias a la suscripción efectuada por el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad del Gobierno español. Si detecta algún problema con la traducción, por favor, contacte con Infoglobal Suport, cochrane@infoglobal-suport.com.

Tools
Information
Share/Save