Retroalimentación alta versus retroalimentación baja de la ecografía prenatal para reducir la ansiedad materna y mejorar los hábitos de salud materna en el embarazo

Esta traducción está desactualizada. Por favor, haga clic aquí para ver la versión en inglés más reciente de esta revisión.

La ecografía es una parte habitual de la atención prenatal ofrecida a las embarazadas en la mayoría de los países con servicios sanitarios desarrollados. Se utiliza durante la atención prenatal para ayudar a lograr una madre y un niño sanos. Las embarazadas desean tranquilidad y comprobar que todo es normal al verificar la vida y el crecimiento fetal y excluir las anomalías fetales. A los padres se les proporciona acceso inmediato a las imágenes del feto, lo que puede estimular el vínculo materno y actitudes positivas hacia la salud durante el embarazo. Los obstetras pueden identificar afecciones de alto riesgo que incluyen embarazo múltiple, anomalías en el volumen del líquido amniótico y la placenta, anomalías fetales y restricción del crecimiento. Durante las ecografías de retroalimentación alta, las pacientes pueden ver la pantalla y reciben explicaciones detalladas de las imágenes. En las ecografías de retroalimentación baja, solamente el operador puede ver la pantalla y a las pacientes se les dicen los resultados al final de la ecografía. La retroalimentación alta podría reducir la ansiedad en el embarazo, pero puede repercutir de ambas maneras, no solamente agregar estrés excesivo a las embarazadas y a las parejas, sino también a los médicos, especialmente cuando existe la posibilidad de un hallazgo anormal. Esta revisión sistemática se realizó para comparar la retroalimentación alta versus la retroalimentación baja durante la ecografía prenatal para reducir la ansiedad materna y mejorar los hábitos de salud materna y otros resultados del embarazo.

La retroalimentación alta o baja de la ecografía prenatal para reducir el estado de ansiedad de las pacientes no están apoyadas por pruebas de ensayos controlados aleatorios. En la revisión que analizó este resultado, se incluyeron cuatro estudios que incluyeron a 346 embarazadas. Dos ensayos con un total de 148 mujeres informaron los criterios de las pacientes sobre el nivel de retroalimentación. Las pacientes de los grupos de retroalimentación alta no tuvieron claramente más probabilidades de elegir adjetivos muy positivos para describir los sentimientos después de la ecografía. Un ensayo con 129 participantes informó que las pacientes que tuvieron retroalimentación alta durante la ecografía tuvieron mayores probabilidades de dejar de fumar y evitar el consumo de alcohol durante el embarazo. Los ensayos se informaron entre 1985 y 1996.

Conclusiones de los autores: 

No hay pruebas suficientes para apoyar la retroalimentación alta o baja durante una ecografía prenatal para reducir la ansiedad materna y promover hábitos de salud.

Leer el resumen completo…
Antecedentes: 

La ecografía prenatal es a una de muchas técnicas utilizadas en el cribado y el diagnóstico. Proporciona a los padres el acceso instantáneo a las imágenes del feto. Recibir información promueve el conocimiento y la comprensión, pero también puede aumentar la ansiedad materna.

Objetivos: 

Comparar la retroalimentación alta versus la retroalimentación baja durante la ecografía prenatal para reducir la ansiedad materna y mejorar los hábitos de salud materna.

Estrategia de búsqueda (: 

Se hicieron búsquedas en el Registro de Ensayos del Grupo Cochrane de Embarazo y Parto (Cochrane Pregnancy and Childbirth Group) (marzo de 2010) en el Registro Central de Ensayos Controlados (Central Register of Controlled Trials), (The Cochrane Library 2010, número 1), MEDLINE (enero de 1966 hasta el 1 de marzo de 2010), y en el metaRegister of Controlled Trials (mRCT) (marzo de 2010). Se realizaron búsquedas manuales en las listas de referencias de publicaciones relevantes. No se aplicaron restricciones de idioma.

Criterios de selección: 

Ensayos controlados aleatorios (ECA) de retroalimentación alta (las mujeres pueden ver la pantalla del monitor y recibir explicaciones visuales y verbales detalladas) versus retroalimentación baja (las mujeres no pueden ver la pantalla del monitor y se les brinda solamente una declaración resumida de la ecografía) durante la ecografía prenatal. La medida de resultado primaria fue el estado de ansiedad materna.

Obtención y análisis de los datos: 

Dos revisores evaluaron de forma independiente la calidad de los ensayos y extrajeron los datos. Los resultados se presentaron como cociente de riesgos (CR) o diferencias de medias, junto con sus intervalos de confianza (IC) del 95%.

Resultados principales: 

Se incluyeron cuatro estudios (365 mujeres). Tres ECA (346 participantes) informaron el efecto de la retroalimentación alta versus baja durante la ecografía sobre las puntuaciones del estado de ansiedad (diferencia de medias 0,92; IC del 95%: -0,58 a 2,43). Dos ensayos (148 participantes) informaron los criterios de las pacientes del nivel de retroalimentación. Estos ensayos no muestran que las pacientes de los grupos de retroalimentación alta tuvieran mayores probabilidades de elegir adjetivos muy positivos para describir los sentimientos después de la ecografía (CR 3,30; IC del 95%: 0,73 a 14,85). Las pacientes que tuvieron una retroalimentación alta durante la ecografía tuvieron mayores probabilidades de dejar de fumar durante el embarazo (un ensayo, 129 participantes; CR 2,93; IC del 95%: 1,25 a 6,86) y evitar el consumo de alcohol durante el embarazo (un ensayo, 129 participantes; CR 2,96; IC del 95%: 1,15 a 7,60).

Notas de traducción: 

La traducción y edición de las revisiones Cochrane han sido realizadas bajo la responsabilidad del Centro Cochrane Iberoamericano, gracias a la suscripción efectuada por el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad del Gobierno español. Si detecta algún problema con la traducción, por favor, contacte con Infoglobal Suport, cochrane@infoglobal-suport.com.

Share/Save