Antagonistas de la aldosterona para la prevención de la progresión de la nefropatía crónica

Los pacientes que presentan nefropatía crónica (NC) tienen un mayor riesgo de cardiopatía y empeoramiento de la nefropatía que necesite tratamiento con diálisis o un trasplante renal. El aumento de las cantidades de proteína en la orina es un signo de estrés renal y está vinculado a mayores probabilidades de que empeore la función renal. Están disponibles tratamientos que disminuyen los niveles de proteínas en la orina y protegen la función renal e incluyen inhibidores de la enzima convertidora de angiotensina y bloqueantes de los receptores de angiotensina. Sin embargo, la protección de la función renal con estos dos fármacos puede ser incompleta y agregar bloqueantes de la aldosterona (por ejemplo, espironolactona o eplerenona) puede proteger mejor la función renal. El uso de numerosos fármacos también puede aumentar los efectos secundarios. Esta revisión de los ensayos disponibles indicó que agregar el tratamiento con antagonistas de aldosterona al tratamiento estándar redujo la liberación de proteínas a la orina y disminuyó la presión arterial, pero tuvo efectos inciertos sobre la función renal y la supervivencia. El tratamiento también aumenta la cantidad de potasio en la sangre, lo que puede requerir un cambio de tratamiento, análisis de sangre extra y es potencialmente perjudicial. No está claro si los bloqueantes de aldosterona protegen la función renal para disminuir las probabilidades de necesitar diálisis o trasplante renal o prevenir la cardiopatía en los pacientes que presentan NC, y no se ha respondido en los estudios de investigación existentes.

Conclusiones de los autores: 

Los antagonistas de la aldosterona redujeron la proteinuria y la presión arterial en los adultos que presentaban NC leve a moderada y recibieron tratamiento con IECA o BRA (o ambos), pero aumentaron la hiperpotasemia y la ginecomastia. Se desconoce si agregar antagonistas de la aldosterona a los IECA o los BRA (o ambos) reduce el riesgo de eventos cardiovasculares o ERT grave en esta población.

Leer el resumen completo…
Antecedentes: 

El tratamiento con inhibidores de la enzima convertidora de angiotensina (IECA) y bloqueantes de los receptores de angiotensina (BRA) se utiliza cada vez con mayor frecuencia para reducir la proteinuria y retrasar la progresión de la nefropatía crónica (NC). Sin embargo, la resolución de la proteinuria puede ser incompleta con estos tratamientos y se puede agregar un antagonista de la aldosterona para prevenir de manera adicional la progresión de la NC. Ésta es una actualización de una revisión publicada por primera vez en 2009.

Objetivos: 

Evaluar el efecto de los antagonistas de la aldosterona (selectivos [eplerenona] y no selectivos [espironolactona]) solos o en combinación con IECA o BRA en adultos que presentan NC con proteinuria (rango nefrótico y no nefrótico) en: variables principales de evaluación centradas en los pacientes que incluyen eventos cardiovasculares graves, hospitalización y mortalidad por cualquier; función renal (proteinuria, tasa de filtración glomerular [TFG], creatinina sérica y necesidad de tratamiento con diálisis); y eventos adversos (que incluyen ginecomastia e hiperpotasemia).

Estrategia de búsqueda (: 

Para esta actualización, se hicieron búsquedas en el registro especializado del Grupo Cochrane de Riñón (Cochrane Renal Group) hasta el 30 de enero de 2013 mediante términos de búsqueda relevantes para esta revisión.

Criterios de selección: 

Se incluyeron ensayos controlados aleatorios (ECA) y cuasialeatorios que compararon antagonistas de aldosterona solos o en combinación con IECA o BRA (o ambos) con otras estrategias antihipertensivas o placebo.

Obtención y análisis de los datos: 

Dos revisores de forma independiente evaluaron la calidad de los estudios y extrajeron los datos. Los datos se agruparon mediante el metanálisis de efectos aleatorios. La heterogeneidad en la estimación de los efectos del tratamiento se probó mediante la prueba Q de Cochran y la estadística I². Las estimaciones resumen del tratamiento se expresaron como el cociente de riesgos (CR) para los resultados dicotómicos junto con sus intervalos de confianza (IC) del 95% y la diferencia de medias (DM) para los resultados continuos, o la diferencia de medias estandarizada (DME) cuando se utilizaron escalas diferentes.

Resultados principales: 

Se identificaron 27 estudios (1549 participantes) que fueron elegibles para la inclusión. Estos estudios no proporcionaron datos en relación con los antagonistas de aldosterona además de IECA o BRA (o ambos) con respecto a los resultados a nivel del paciente, que incluyen los eventos cardiovasculares graves y la mortalidad y progresión a la enfermedad renal terminal (ERT) que requirió diálisis o trasplante.

Comparados con los IECA o los BRA (o ambos), los antagonistas de aldosterona no selectivos (espironolactona) combinados con IECA o BRA (o ambos) redujeron significativamente la excreción proteica en 24 horas (11 estudios, 596 participantes: DME -0,61; IC del 95%: -1,08 a -0,13). Hubo una reducción significativa de la presión arterial (PA) sistólica y diastólica al final del tratamiento con el tratamiento adicional con antagonistas de la aldosterona no selectivos (PA sistólica [diez estudios, 556 participantes]: DM -3,44 mmHg; IC del 95%: -5,05 a -1,83) (PA diastólica [nueve estudios, 520 participantes]: DM -1,73 mmHg; IC del 95%: -2,83 a -0,62).

Sin embargo, se encontró que el tratamiento con antagonistas de la aldosterona tuvo efectos poco precisos al final del tratamiento sobre la TFG (nueve estudios, 528 participantes; DM -2,55 ml/min/1,73 m²; IC del 95%: -5,67 a 0,51), duplicó el riesgo de hiperpotasemia (11 estudios, 632 pacientes; CR 2,00; IC del 95%: 1,25 a 3,20; número necesario a tratar para un resultado perjudicial adicional [NNTD]: 7,2; IC del 95%: 3,4 a ∞) y aumentó el riesgo de ginecomastia comparado con IECA o BRA (o ambos) (cuatro estudios, 281 pacientes; CR 5,14; IC del 95%: 1,14 a 23,23; NNTD: 14,1; IC del 95%: 8,7 a 37,3).

En su mayoría los estudios incluyeron pocos pacientes (rango: 12 a 268) y tuvo poder estadístico para observar diferencias en variables de evaluación alternativas en lugar de en resultados centrados en los pacientes. Nueve estudios tuvieron un diseño cruzado (crossover) y en su mayoría los estudios no se informaron de manera suficiente para poder evaluar los métodos y la calidad del estudio.

Notas de traducción: 

La traducción y edición de las revisiones Cochrane han sido realizadas bajo la responsabilidad del Centro Cochrane Iberoamericano, gracias a la suscripción efectuada por el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad del Gobierno español. Si detecta algún problema con la traducción, por favor, contacte con Infoglobal Suport, cochrane@infoglobal-suport.com.

Tools
Information
Share/Save