Suplementos de ácido fólico durante el embarazo para los resultados del embarazo y de la salud materna

Esta traducción está desactualizada. Por favor, haga clic aquí para ver la versión en inglés más reciente de esta revisión.

El folato es una vitamina que se produce naturalmente, mientras que el ácido fólico es el reemplazo sintético del folato utilizado en la mayoría de los suplementos y en los alimentos fortificados. El folato es fundamental y su deficiencia puede estar causada por ingesta dietética deficiente, factores genéticos o la interacción entre factores genéticos y ambientales. Las mujeres con enfermedad de células falciformes y las mujeres que viven en áreas donde el paludismo es endémico tienen una mayor necesidad de folato y en estas áreas la anemia puede ser un importante problema de salud durante el embarazo. Las mujeres necesitan más folato en el embarazo para satisfacer la necesidad de sangre extra y satisfacer las necesidades crecientes de sangre del feto. Sin una ingesta adecuada de folato en la dieta la madre puede presentar anemia, lo que puede contribuir a que el feto sea pequeño, presente anemia y nazca demasiado temprano (parto prematuro). La administración de suplementos de ácido fólico antes de la concepción puede disminuir las probabilidades de que el feto presente defectos del tubo neural. Esta revisión analizó si la administración de suplementos de ácido fólico durante el embarazo podría disminuir las probabilidades de que el feto nazca demasiado temprano y tenga bajo peso al nacer y analizó la repercusión sobre la sangre de la madre (valores hematológicos), los niveles de folato y sobre las complicaciones del embarazo.

Los revisores encontraron 31 ensayos (que incluyeron 17 771 mujeres) que analizaron la repercusión de proporcionar suplementos de ácido fólico durante el embarazo. Los datos mostraron que la administración de folato durante el embarazo no se asoció con una reducción en las probabilidades de parto prematuro, mortinatos, muertes neonatales, bajo peso al nacer, anemia antes del parto en la madre ni bajos niveles de folato en los eritrocitos antes del parto, aunque mejoraron los niveles séricos antes del parto. La revisión tampoco mostró ninguna repercusión de la administración de suplementos de folato sobre la mejoría del peso medio al nacer ni los niveles medios de hemoglobina de la madre durante el embarazo, comparada con la administración de placebo. Sin embargo, la revisión mostró algún efecto beneficioso en los indicadores del estado de folato en la madre. Las pruebas aportadas hasta el presente por estos ensayos no encontraron resultados concluyentes para cualquier efecto beneficioso general de la administración de suplementos de ácido fólico durante el embarazo.

La mayoría de los estudios se realizó hace unos 30 a 45 años.

Conclusiones de los autores: 

No se encontraron pruebas definitivas de los efectos beneficiosos de la administración de suplementos de ácido fólico durante el embarazo sobre los resultados del embarazo.

Leer el resumen completo…
Antecedentes: 

Durante el embarazo el crecimiento fetal causa un aumento del número total de células que se dividen rápidamente, lo que provoca un aumento en los requerimientos de folato. La ingesta inadecuada de folato causa una disminución en la concentración de folato sérico, lo que provoca una disminución en la concentración de folato en los eritrocitos, un aumento en la concentración de homocisteína y cambios megaloblásticos en la médula ósea y en otros tejidos con células que se dividen rápidamente

Objetivos: 

Evaluar la efectividad de la administración oral de suplementos de ácido fólico solos o con otros micronutrientes versus ningún ácido fólico (placebo o los mismos micronutrientes pero sin ácido fólico) sobre parámetros hematológicos y bioquímicos durante el embarazo y sobre los resultados del embarazo.

Estrategia de búsqueda (: 

Se realizaron búsquedas en el Registro de ensayos del Grupo Cochrane de Embarazo y Parto (Cochrane Pregnancy and Childbirth Group) (31 de diciembre de 2012) y se estableció contacto con organizaciones importantes que trabajan en la administración de suplementos de micronutrientes, que incluyen la Sección Nutricional de la UNICEF, Salud Materna y Reproductiva de la Organización Mundial de la Salud (OMS), la División Nutricional de la OMS y el National Center on Birth defects and Developmnetal Disabilities, Centers for Disease Control and Prevention de los EE.UU. (CDC).

Criterios de selección: 

Todos los ensayos controlados aleatorios grupales y cruzados (crossover) que evaluaron la administración de suplementos de ácido fólico solo o con otros micronutrientes versus ningún ácido fólico (placebo o los mismos micronutrientes pero sin ácido fólico) en el embarazo.

Obtención y análisis de los datos: 

Dos revisores seleccionaron de forma independiente los ensayos para la inclusión, evaluaron el riesgo de sesgo y extrajeron los datos. Se verificó la exactitud de los datos.

Resultados principales: 

En esta revisión se incluyeron 31 ensayos con 17 771 mujeres. Esta revisión encontró que la administración de suplementos de ácido fólico no tiene repercusión sobre resultados del embarazo como el parto prematuro (cociente de riesgos [CR] 1,01; intervalo de confianza [IC] del 95%: 0,73 a 1,38; 3 estudios, 2959 participantes) y los mortinatos / muertes neonatales (CR 1,33; IC del 95%: 0,96 a 1,85; 3 estudios, 3110 participantes). Sin embargo, se observaron mejorías en el peso medio al nacer (diferencia de medias [DM] 135,75; IC del 95%: 47,85 a 223,68). Por otro lado, la revisión no encontró una repercusión sobre la mejoría de la anemia antes del parto (CR promedio 0,62; IC del 95%: 0,35 a 1,10; 8 estudios, 4149 participantes; efectos aleatorios), el nivel medio de hemoglobina antes del parto (DM -0,03; IC del 95%: -0,25 a 0,19; 12 estudios, 1806 participantes), los niveles medios de folato sérico antes del parto (diferencia de medias estandarizada [DME] 2,03; IC del 95%: 0,80 a 3,27; 8 estudios, 1250 participantes; efectos aleatorios) ni los niveles medios de folato en los eritrocitos antes del parto (DME 1,59; IC del 95%: -0,07 a 3,26; 4 estudios, 427 participantes; efectos aleatorios). Sin embargo, se observó una reducción significativa en la incidencia de anemia megaloblástica (CR 0,21; IC del 95%: 0,11 a 0,38; 4 estudios, 3839 participantes).

Share/Save