Estatinas para niños con hipercolesterolemia familiar

Esta traducción está desactualizada. Por favor, haga clic aquí para ver la versión en inglés más reciente de esta revisión.

La hipercolesterolemia familiar es una enfermedad hereditaria en la cual el nivel de colesterol en la sangre es elevado. Las vasculopatías a menudo ocurren de forma prematura, especialmente entre los hombres. Por lo tanto, se necesitan tratamientos de por vida para reducir el colesterol en sangre que comienza en la niñez. En los niños con hipercolesterolemia familiar, la dieta ha sido la modalidad principal de tratamiento. Las resinas, como la colestiramina y el colestipol, también han sido efectivas aunque en general, tienen un sabor desagradable y no presentan buena tolerabilidad. Desde los años noventa, se han realizado ensayos de estatinas en niños y adolescentes con hipercolesterolemia familiar. Las estatinas han disminuido sus niveles séricos de colesterol de lipoproteínas de baja densidad en alrededor de un tercio. Además, en un estudio, el tratamiento con estatinas mejoró la función arterial y en otro estudio el tratamiento con estatinas redujo el grosor de la arteria del cuello ya engrosada. No se conoce la seguridad de las estatinas en los niños, aunque éstas parecen ser seguras y bien toleradas en los adultos.

En esta revisión, se incluyeron ensayos clínicos aleatorios y controlados con participantes de hasta 18 años de edad. Se encontraron 19 estudios potencialmente elegibles y se incluyeron ocho.

En promedio, las estatinas redujeron la concentración media de colesterol de lipoproteínas de baja densidad. El riesgo de un aumento elevado de las enzimas hepáticas y musculares fue similar tanto en el grupo de estatinas como en el de control. No hubo diferencias clínicamente importantes ni en el riesgo de miopatía ni en los eventos adversos clínicos entre los grupos. El período de seguimiento promedio fue sólo de seis meses, y el más largo fue de dos años, lo cual ocurrió sólo en un ensayo.

Las estatinas constituyen un tratamiento hipolipidemiante eficaz en niños con hipercolesterolemia familiar. Parecen ser seguras a corto plazo, aunque no se conoce la seguridad a largo plazo.

Conclusiones de los autores: 

Las estatinas constituyen un tratamiento hipolipidemiante eficaz en niños con hipercolesterolemia familiar. Parecen ser seguras a corto plazo, aunque no se conoce la seguridad a largo plazo. Los pediatras deben realizar un seguimiento cuidadoso de los niños tratados con estatinas. Se necesitan ensayos controlados aleatorios amplios a largo plazo para establecer la seguridad a largo plazo de las estatinas en los niños.

Leer el resumen completo…
Antecedentes: 

La hipercolesterolemia familiar es una de las enfermedades metabólicas hereditarias más frecuentes; la prevalencia mundial promedio de la hipercolesterolemia familiar heterocigota es de cerca de 1 en 500. El diagnóstico de la hipercolesterolemia familiar en los niños se basa en dos mediciones del nivel de colesterol de lipoproteínas de baja densidad por encima de 4,0 mmol/L o un análisis basado en ADN. La estenosis coronaria se ha detectado en hombres jóvenes de 17 años de edad con hipercolesterolemia familiar y en mujeres con hipercolesterolemia familiar a los 25 años de edad. La aterosclerosis y sus complicaciones clínicas ocurren de forma prematura, especialmente en los hombres, por lo tanto, se necesitan medidas hipolipidémicas de por vida, que comiencen en la niñez, para reducir el riesgo de enfermedades cardiovasculares. En los niños con hipercolesterolemia familiar, la dieta ha sido la modalidad principal de tratamiento. También se encontró que las resinas de intercambio de aniones, como la colestiramina y el colestipol, son efectivas aunque en general, se consideran de sabor desagradable y por lo tanto, no presentan buena tolerabilidad. Desde los años noventa, se han realizado ensayos de estatinas en niños con hipercolesterolemia familiar (de 7 a 17 años de edad), y estos fármacos redujeron los niveles séricos de colesterol de lipoproteínas de baja densidad en un 23% a un 40%. No se conoce del todo la seguridad de las estatinas en niños, aunque parecen ser seguras y bien toleradas en adultos.

Objetivos: 

Evaluar la efectividad y la seguridad de las estatinas en niños con hipercolesterolemia familiar.

Estrategia de búsqueda (: 

Se identificaron los ensayos relevantes del Registro de Ensayos del Grupo de Errores Innatos y Metabolismo (Group's Inborn Errors and Metabolism Trials Register) y Medline.

Fecha de la búsqueda más reciente: 11 marzo 2010.

Criterios de selección: 

Ensayos clínicos aleatorios y controlados con participantes de hasta 18 años de edad que compararan una estatina con placebo o con dieta sola.

Obtención y análisis de los datos: 

Dos autores evaluaron los estudios de forma independiente para la inclusión y extrajeron los datos.

Resultados principales: 

Se encontraron 19 estudios potencialmente elegibles de los cuales se incluyeron ocho ensayos aleatorios controlados con placebo (897 participantes). Las estatinas redujeron la concentración media de colesterol de lipoproteínas de baja densidad en todos los puntos temporales. No hubo diferencias entre el aspartato y la alanina aminotransferasa en suero ni en las concentraciones de creatincinasa en ningún punto temporal. Los riesgos de miopatía y de eventos adversos clínicos también fueron similares en ambos grupos. En un estudio se demostró que la simvastatina mejoró la dilatación mediada por flujo de la arteria humeral, y en otro estudio el tratamiento con pravastatina durante dos años indujo una regresión significativa en el grosor de la íntima-media de la carótida.

Share/Save