Efecto de la administración de suplementos con taurina sobre el crecimiento y el desarrollo de neonatos prematuros o de bajo peso al nacer

La taurina es un aminoácido que ayuda a los neonatos a que absorban la grasa del sistema digestivo y asegura que el hígado trate los productos de desecho de manera eficiente. La taurina también puede tener funciones importantes al proteger los nervios de daños, especialmente en los ojos y los oídos. Esta revisión buscó pruebas de que la suplementación del régimen dietético de los neonatos prematuros y de bajo peso al nacer con taurina mejora su crecimiento y desarrollo. Se encontraron nueve ensayos pequeños, pero éstos no aportaron pruebas de que la provisión de taurina adicional mejorara los resultados. Sin embargo, es poco probable que se realicen ensayos adicionales de administración de suplementos con taurina ya que la taurina está presente de forma natural en la leche materna y la práctica estándar actual es agregar taurina a la leche maternizada y a las soluciones nutricionales intravenosas para alimentar a los neonatos prematuros y de bajo peso al nacer.

Conclusiones de los autores: 

A pesar de la falta de pruebas de beneficio a partir de ensayos controlados aleatorios, es probable que continúe la administración de suplementos con taurina a la leche maternizada y a las soluciones nutricionales parenterales utilizadas para alimentar a los neonatos prematuros y de bajo peso al nacer, debido a la supuesta asociación de la deficiencia de taurina con diversos resultados adversos. Los ensayos controlados aleatorios adicionales de la administración de suplementos con taurina versus ninguna administración de suplementos en neonatos prematuros o de bajo peso al nacer tienen poca probabilidad de considerarse una prioridad de investigación, pero puede haber aspectos relacionados con la dosis o la duración de la administración de suplementos en subgrupos específicos de neonatos que amerite investigaciones adicionales.

Leer el resumen completo…
Antecedentes: 

La taurina es el aminoácido libre más abundante en la leche materna. Existen pruebas de que la taurina tiene funciones importantes en la absorción intestinal de las grasas, la función hepática y el desarrollo auditivo y visual en los neonatos prematuros o de bajo peso al nacer. Los datos observacionales indican que la deficiencia relativa de taurina durante el período neonatal se asocia con resultados adversos a largo plazo del desarrollo nervioso en los neonatos prematuros. La práctica estándar actual es complementar la leche maternizada y las soluciones nutricionales parenterales con taurina.

Objetivos: 

Evaluar el efecto de proporcionar taurina suplementaria por vía enteral o parenteral sobre el crecimiento y desarrollo de los neonatos prematuros o de bajo peso al nacer.

Estrategia de búsqueda (: 

Se utilizó la estrategia de búsqueda estándar del Grupo Cochrane de Neonatología (Cochrane Neonatal Review Group). Ésta incluyó búsquedas en el Registro Cochrane Central de Ensayos Controlados (Cochrane Central Register of Controlled Trials) (CENTRAL, The Cochrane Library, número 2, 2007), MEDLINE (1966 - junio 2007), EMBASE (1980 - junio 2007), resúmenes de congresos y revisiones previas.

Criterios de selección: 

Ensayos controlados aleatorios o cuasialeatorios que compararan administración de suplementos con taurina versus ninguna administración de suplementos en neonatos prematuros o de bajo peso al nacer.

Obtención y análisis de los datos: 

Para extraer los datos se utilizaron los métodos estándar del Grupo Cochrane de Neonatología, dos revisores realizaron una evaluación separada de la calidad del ensayo y la extracción de los datos y sintetizaron los datos mediante el riesgo relativo, la diferencia de riesgos y la diferencia de medias ponderada.

Resultados principales

Se identificaron nueve pequeños ensayos. Participaron 189 neonatos. La mayoría de los participantes tenían más de 30 semanas de gestación al nacer y estaban clínicamente estables. En ocho de los estudios, la taurina se administró por vía enteral con la leche maternizada. Sólo un ensayo pequeño evaluó la administración parenteral de suplementos con taurina. La administración de suplementos con taurina aumentó la absorción intestinal de las grasas (diferencia de medias ponderada 4,0 porcentaje de ingesta [intervalo de confianza del 95%: 1,4; 6,6]). Sin embargo, los metanálisis no revelaron efectos estadísticamente considerables sobre los parámetros de crecimiento evaluados durante el período neonatal o hasta los tres a cuatro meses de edad cronológica (tasa de aumento de peso: diferencia de medias ponderada -0,25 gramos/kilogramo/día [intervalo de confianza del 95%: -1,16; 0,66]; cambio en la talla: diferencia de medias ponderada 0,37 milímetros/semana intervalo de confianza del 95%: -0,23; 0,98]; cambio en el perímetro cefálico: diferencia de medias ponderada 0,15 milímetros/semana [intervalo de confianza del 95%: -0,19; 0,50]). Existen datos muy limitados del efecto sobre la mortalidad o la morbilidad neonatal y no existen datos sobre los resultados neurológicos o del crecimiento a largo plazo.

Conclusiones de los autores

A pesar de la falta de pruebas de beneficio a partir de ensayos controlados aleatorios, es probable que continúe la administración de suplementos con taurina a la leche maternizada y a las soluciones nutricionales parenterales utilizadas para alimentar a los neonatos prematuros y de bajo peso al nacer, debido a la supuesta asociación de la deficiencia de taurina con diversos resultados adversos. Los ensayos controlados aleatorios adicionales de la administración de suplementos con taurina versus ninguna administración de suplementos en neonatos prematuros o de bajo peso al nacer tienen poca probabilidad de considerarse una prioridad de investigación, pero puede haber aspectos relacionados con la dosis o la duración de la administración de suplementos en subgrupos específicos de neonatos que amerite investigaciones adicionales.

Esta revisión debería citarse como:Verner A, Craig S, McGuire WLa Biblioteca Cochrane PlusThe Cochrane Library
Resultados principales: 

Se identificaron nueve pequeños ensayos. Participaron 189 neonatos. La mayoría de los participantes tenían más de 30 semanas de gestación al nacer y estaban clínicamente estables. En ocho de los estudios, la taurina se administró por vía enteral con la leche maternizada. Sólo un ensayo pequeño evaluó la administración parenteral de suplementos con taurina. La administración de suplementos con taurina aumentó la absorción intestinal de las grasas (diferencia de medias ponderada 4,0 porcentaje de ingesta [intervalo de confianza del 95%: 1,4; 6,6]). Sin embargo, los metanálisis no revelaron efectos estadísticamente considerables sobre los parámetros de crecimiento evaluados durante el período neonatal o hasta los tres a cuatro meses de edad cronológica (tasa de aumento de peso: diferencia de medias ponderada -0,25 gramos/kilogramo/día [intervalo de confianza del 95%: -1,16; 0,66]; cambio en la talla: diferencia de medias ponderada 0,37 milímetros/semana intervalo de confianza del 95%: -0,23; 0,98]; cambio en el perímetro cefálico: diferencia de medias ponderada 0,15 milímetros/semana [intervalo de confianza del 95%: -0,19; 0,50]). Existen datos muy limitados del efecto sobre la mortalidad o la morbilidad neonatal y no existen datos sobre los resultados neurológicos o del crecimiento a largo plazo.

Tools
Information
Share/Save