Rehabilitación multidisciplinaria para adultos con esclerosis múltiple

La esclerosis múltiple es una enfermedad neurológica crónica, que puede causar discapacidades múltiples y limitar la participación en los adultos jóvenes. Esta revisión buscó pruebas para la rehabilitación multidisciplinaria en adultos con esclerosis múltiple. Los autores concluyeron que existían pruebas sólidas de que la rehabilitación de pacientes puede resultar en una mejoría en la actividad (discapacidad) y en la capacidad global para participar en la sociedad, aunque no hay reducciones en la deficiencia real. Hubo pruebas limitadas de las mejorías a corto plazo en los síntomas y la discapacidad, y en la participación y la calidad de vida con los programas de rehabilitación ambulatorios y domiciliarios de alta intensidad. Para los programas de baja intensidad realizados durante un período más largo, hubo beneficios a largo plazo en cuanto a la calidad de vida; y beneficios para los cuidadores en cuanto a la salud y la participación general en las actividades sociales. Las pruebas disponibles para otros aspectos de la rehabilitación multidisciplinaria, que incluyen el tratamiento ambulatorio y domiciliario, todavía no son suficientes para extraer muchas conclusiones.

Conclusiones de los autores: 

Los programas de rehabilitación multidisciplinaria no cambian el nivel de deficiencia, pero pueden mejorar la experiencia de las personas con esclerosis múltiple en cuanto a la actividad y a la participación. Se recomiendan evaluaciones y análisis regulares de estas personas para rehabilitación. Se necesita realizar una investigación adicional de las medidas de resultado apropiadas, la intensidad óptima, la frecuencia, el costo y la efectividad del tratamiento de rehabilitación durante un período más largo. Las próximas investigaciones sobre rehabilitación deberían centrarse en mejorar el rigor metodológico y científico de los ensayos clínicos.

Leer el resumen completo…
Antecedentes: 

La rehabilitación multidisciplinaria (MD) es un componente importante del tratamiento sintomático y de apoyo para la esclerosis múltiple (EM), pero todavía se debe establecer la base de pruebas para su efectividad.

Objetivos: 

Evaluar la efectividad de la rehabilitación multidisciplinaria organizada en adultos con esclerosis múltiple. Explorar los enfoques de rehabilitación que sean efectivos en diferentes contextos y los resultados que se ven afectados.

Estrategia de búsqueda (: 

Las fuentes utilizadas incluyeron: Cochrane Central Register of Controlled Trials "CENTRAL", MEDLINE (1966- 2005), CINAHL (1982- 2005), PEDro (1990- 2005), EMBASE (1988- 2005), the Cochrane Rehabilitation and Related Therapies Field trials Register and the National Health Service National Research Register (NRR).

Criterios de selección: 

Ensayos clínicos aleatorios y controlados que compararon la rehabilitación multidisciplinaria con los servicios locales disponibles habitualmente o los niveles inferiores de intervención; o los ensayos que comparaban las intervenciones en diferentes contextos o en diferentes grados de intensidad.

Obtención y análisis de los datos: 

Tres revisores seleccionaron los ensayos y calificaron su calidad metodológica de forma independiente. Se realizó una síntesis con las "mejores pruebas" en función de la calidad metodológica. Los ensayos se agruparon en función del contexto y el tipo de rehabilitación y duración del seguimiento del paciente.

Resultados principales: 

Se identificaron ocho ensayos (siete ECA; un ECC) (747 participantes y 73 cuidadores). Siete ECA obtuvieron una buena puntuación y un ECC tuvo una puntuación deficiente en la evaluación de la calidad metodológica. Hubo "pruebas sólidas" de que a pesar de no haber cambios en el nivel de deficiencia, la rehabilitación multidisciplinaria hospitalaria puede producir beneficios a corto plazo en los niveles de actividad (discapacidad) y participación para los pacientes con esclerosis múltiple. Para los programas de rehabilitación ambulatoria y en el domicilio, hubo "pruebas limitadas" para las mejoras a corto plazo en los síntomas y la discapacidad con los programas de alta intensidad, que se tradujeron en una mejoría en la participación y en la calidad de vida. Para los programas de baja intensidad realizados durante un período más largo, hubo pruebas sólidas de los beneficios a largo plazo en la calidad de vida; y también hubo pruebas limitadas de los beneficios para los cuidadores. Aunque algunos estudios informaron una posibilidad de ahorro en los costos, no existen pruebas convincentes respecto del costo-efectividad a largo plazo de estos programas. No fue posible sugerir la mejor "dosis" de tratamiento o la supremacía de un tratamiento sobre otro. Esta revisión destaca las limitaciones de los ECA en el ámbito de la rehabilitación y la necesidad de realizar ensayos aleatorios y en centros múltiples mejor diseñados.

Notas de traducción: 

La traducción y edición de las revisiones Cochrane han sido realizadas bajo la responsabilidad del Centro Cochrane Iberoamericano, gracias a la suscripción efectuada por el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad del Gobierno español. Si detecta algún problema con la traducción, por favor, contacte con Infoglobal Suport, cochrane@infoglobal-suport.com.

Tools
Information
Share/Save