Presión del fondo uterino versus tracción controlada del cordón como parte del tratamiento activo de la etapa expulsiva del parto

La tracción controlada del cordón para extraer la placenta debe permanecer como parte del tratamiento activo de la etapa expulsiva del parto

La etapa expulsiva del parto es el período desde el nacimiento hasta la expulsión de la placenta. Como parte del tratamiento activo de la etapa expulsiva del parto existen dos intervenciones básicas para ayudar a la expulsión de la placenta: la presión del fondo uterino o la tracción controlada del cordón. La presión del fondo uterino (maniobra de Crede) incluye colocar una mano en la parte superior del útero (fondo uterino) y apretar éste entre el pulgar y los otros dedos para ayudar a la separación y la expulsión de la placenta. La tracción controlada del cordón umbilical incluye la tracción del cordón umbilical mientras se presiona hacia arriba para lo cual se coloca una mano en el abdomen inferior. Además, la tracción controlada del cordón sólo se debe realizar después que aparezcan los signos de la separación de la placenta. Ambas intervenciones, si no se realizan correctamente, pueden provocar resultados adversos que incluyen dolor, hemorragia e inversión del útero. No se recomiendan otros dos métodos de extracción de la placenta porque pueden ser peligrosos: éstos son la manipulación uterina y la tracción del cordón. La revisión no encontró ensayos controlados aleatorios que evaluaran el uso de la presión del fondo uterino como parte del tratamiento activo de la etapa expulsiva del parto. Por lo tanto, la tracción controlada del cordón debe continuar como el método de extracción de la placenta en el tratamiento activo de la etapa expulsiva del parto.

Conclusiones de los autores: 

No se identificaron ensayos controlados aleatorios que compararan la eficacia de la presión del fondo uterino versus la tracción controlada del cordón como parte del tratamiento activo de la etapa expulsiva del parto. Por lo tanto la tracción controlada del cordón, después de aguardar los signos de la separación de la placenta, debe continuar como el tercer componente del tratamiento activo de la etapa expulsiva del parto, y mantenerse la administración habitual de un fármaco uterotónico y el pinzamiento del cordón.

Leer el resumen completo…
Antecedentes: 

Como parte del tratamiento activo de la etapa expulsiva del parto existen dos intervenciones básicas para ayudar a la expulsión de la placenta: (1) la presión del fondo uterino, y (2) la tracción controlada del cordón umbilical. Ambos métodos pueden, además, tener resultados adversos. La presión del fondo uterino puede interrumpir el proceso de desprendimiento de la placenta y provocar dolor, hemorragia o inversión uterina, y la tracción controlada del cordón, si se realiza antes de la separación de la placenta o sin la administración previa de un fármaco uterotónico, puede tener efectos adversos similares. La práctica clínica obstétrica en este tema no se ha estandarizado.

Objetivos: 

Determinar la eficacia de la presión del fondo uterino versus la tracción controlada del cordón como parte del tratamiento activo de la etapa expulsiva del parto.

Estrategia de búsqueda (: 

Se hicieron búsquedas en el Registro Especializado de Ensayos Controlados del Grupo Cochrane de Embarazo y Parto (Cochrane Pregnancy and Childbirth Group) (junio 2007), Registro Cochrane Central de Ensayos Controlados (Cochrane Central Register of Controlled Trials, CENTRAL) (The Cochrane Library 2006, número 2), MEDLINE (enero 1966 hasta abril 2006), EMBASE (enero 1988 hasta abril 2006) y en LILACS (1982 hasta abril 2006).

Criterios de selección: 

Se realizó una búsqueda de ensayos controlados aleatorios y cuasialeatorios publicados y no publicados.

Obtención y análisis de los datos: 

A partir de la búsqueda bibliográfica, los dos revisores identificaron de forma independiente los estudios potenciales y evaluaron la calidad metodológica y lo adecuado de su inclusión.

Resultados principales: 

Las estrategias de búsqueda produjeron cinco estudios a considerar para su inclusión. Sin embargo, ninguno de estos estudios cumplió los requerimientos de inclusión para esta revisión.

Notas de traducción: 

La traducción y edición de las revisiones Cochrane han sido realizadas bajo la responsabilidad del Centro Cochrane Iberoamericano, gracias a la suscripción efectuada por el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad del Gobierno español. Si detecta algún problema con la traducción, por favor, contacte con Infoglobal Suport, cochrane@infoglobal-suport.com.

Tools
Information
Share/Save