¿Qué tal es la pentoxifilina para la claudicación intermitente?

¿Qué es la claudicación intermitente?

La claudicación intermitente es un dolor tipo calambre en la parte inferior de la pierna que se produce al caminar y que generalmente desaparece después de unos minutos de descanso. Ambas piernas pueden verse afectadas al mismo tiempo, aunque el dolor puede ser peor en una de ellas. Sucede porque no fluye suficiente sangre a los músculos de las piernas. Es un síntoma de la enfermedad arterial periférica: una afección habitual en la que los depósitos de grasa se acumulan en las paredes de las arterias (vasos sanguíneos) y restringen el flujo de sangre a través de ellas.

¿Cómo se trata la claudicación intermitente?

La claudicación intermitente suele tratarse con ejercicio y medicamentos que reducen la posibilidad de que se formen coágulos en un vaso sanguíneo bloqueado, o que reducen los síntomas y ayudan a las personas a caminar más. Las personas con claudicación grave pueden necesitar una intervención quirúrgica.

¿Por qué se ha realizado esta revisión Cochrane?

La pentoxifilina es un medicamento que se toma por vía oral (por la boca) y que hace que la sangre sea menos espesa y viscosa. Este hecho ayuda a que fluya más fácilmente a través de pequeños vasos como las arterias, y permite que llegue más oxígeno a los músculos. La pentoxifilina está autorizada para el tratamiento de la claudicación intermitente, aunque se necesita más evidencia de sus efectos beneficiosos antes de que se recomiende su uso en las guías de tratamiento.

¿Qué se hizo?

Se buscaron estudios que analizaran la administración de la pentoxifilina para tratar la claudicación intermitente. Se deseaba saber si la pentoxifilina:

- podría ayudar a las personas a caminar más, midiendo la distancia que podían caminar antes de sentir dolor en las piernas;

- afectó la relación de la presión arterial en el tobillo en comparación con la del brazo (índice de presión tobillo/brazo [IPTB] - una medida de la enfermedad arterial periférica);

- afectó a la calidad de vida (bienestar) de las personas; y

- causó cualquier efecto secundario.

Se buscaron estudios controlados aleatorizados en los que los tratamientos que recibieron las personas se decidieron al azar. Este tipo de estudios suele proporcionar la evidencia más fiable sobre los efectos de un tratamiento.

Fecha de la búsqueda

Se incluyó la evidencia publicada hasta el 28 de enero de 2020.

Qué se encontró

Se encontraron 24 estudios con 3377 personas con claudicación intermitente, realizados en su mayoría en Europa y EE.UU. En 17 estudios se comparó el tratamiento con pentoxifilina con un tratamiento simulado (placebo); siete estudios compararon la pentoxifilina con otro medicamento. Los estudios tuvieron una duración de cuatro a 40 semanas.

Los estudios fueron tan diferentes en su realización y en cómo midieron los resultados, que no fue posible combinar todos los resultados. Se evaluaron los resultados de los 17 estudios que compararon la pentoxifilina con el placebo, pero no fue posible comparar la pentoxifilina con los otros medicamentos.

¿Cuáles son los resultados de la revisión?

En comparación con el placebo, la mayoría de los estudios mostraron que el tratamiento con pentoxifilina podría ayudar a las personas a caminar más distancia sin dolor: 11 estudios en 1890 personas midieron la distancia que podían caminar sin dolor; 14 estudios en 2110 personas midieron la distancia que podían caminar.

En cuanto a las mediciones del IPTB, no hubo diferencias claras entre el tratamiento con pentoxifilina y con placebo (cinco estudios, 902 personas).

Tres estudios en 1179 personas evaluaron el bienestar relacionado con la capacidad de caminar. Dos grandes estudios no mostraron una clara diferencia entre el tratamiento con pentoxifilina y con placebo, y un estudio más pequeño mostró que la pentoxifilina probablemente mejoró el bienestar de las personas, aunque no estuvo claro cómo se midió ese desenlace.

Los efectos secundarios comunicados en los estudios variaron enormemente: algunos estudios no comunicaron efectos secundarios importantes y la mayoría no comunicaron efectos secundarios con la pentoxifilina ni con el placebo (nueve estudios; 1837 personas).

¿Qué fiabilidad tienen los resultados?

No hay confianza en los resultados sobre si la pentoxifilina ayuda a las personas a caminar más distancia, ni sobre sus efectos secundarios, porque hubo limitaciones en las formas en las que los estudios se diseñaron e informaron. Es probable que estos resultados cambien cuando se disponga de más evidencia.

Existe una confianza moderada de que el tratamiento con pentoxifilina fue similar al placebo en cuanto a sus efectos sobre la diferencia en el índice de presión tobillo/brazo, y al bienestar de las personas. Estos resultados podrían cambiar cuando se disponga de más evidencia.

Mensajes clave

La pentoxifilina podría ayudar a las personas con claudicación intermitente a caminar más distancia sin dolor, pero no existe seguridad acerca de que funcione mejor que un placebo u otros medicamentos. Esta revisión no encontró suficiente evidencia fiable acerca de los efectos secundarios.

Conclusiones de los autores: 

Falta evidencia de certeza alta acerca de los efectos de la pentoxifilina en comparación con el placebo u otros tratamientos en la CI. Hay evidencia de certeza baja de que la pentoxifilina podría mejorar la DCSD y la DTC en comparación con el placebo, pero no hay evidencia de un efecto beneficioso para el IPTB ni para la CdV (evidencia de certeza moderada). Se informó de que la pentoxifilina fue en general bien tolerada (evidencia de certeza baja). Dado el elevado grado de heterogeneidad entre los estudios, la función de la pentoxifilina para las personas con CI estadio II de Fontaine aún no está clara.

Leer el resumen completo…
Antecedentes: 

La claudicación intermitente (CI) es un síntoma de la enfermedad arterial periférica (EAP) y se asocia con una alta morbilidad y mortalidad. La pentoxifilina, uno de los muchos medicamentos utilizados para tratar la CI, actúa al disminuir la viscosidad de la sangre, mejorar la flexibilidad de los eritrocitos y promover el flujo microcirculatorio y la concentración de oxígeno en los tejidos. Muchos estudios han evaluado la eficacia de la pentoxifilina para el tratamiento de las personas con EAP, pero los resultados de esos estudios son variables. Ésta es una segunda actualización de una revisión publicada por primera vez en 2012.

Objetivos: 

Determinar la eficacia de la pentoxifilina para mejorar la capacidad de caminar (es decir, la distancia de caminata sin dolor y total [absoluta, máxima]) de las personas con claudicación intermitente estable, estadio II de Fontaine.

Métodos de búsqueda: 

Para esta actualización, el documentalista del Grupo Cochrane Vascular realizó búsquedas en las bases de datos del Registro Especializado del Grupo Cochrane Vascular, CENTRAL, MEDLINE, Embase y CINAHL, y en los registros de ensayos de la plataforma de registros internacionales de ensayos clínicos de la Organización Mundial de la Salud y ClinicalTrials.gov hasta el 28 de enero de 2020. No hubo restricciones de idioma.

Criterios de selección: 

Se incluyeron todos los ensayos controlados aleatorizados (ECA) doble ciego que compararon la pentoxifilina con el placebo u otra intervención farmacológica en personas con CI en estadio II de Fontaine.

Obtención y análisis de los datos: 

Dos autores de la revisión de forma independiente seleccionaron los estudios para la inclusión, evaluaron los estudios incluidos, parearon los datos y resolvieron los desacuerdos mediante debate. Los autores de la revisión evaluaron la calidad metodológica de los estudios mediante la herramienta de Cochrane «Risk of bias»y recopilaron los resultados relacionados con los desenlaces de interés: distancia de caminata sin dolor (DCSD), distancia total de caminata (DTC), índice de presión tobillo/brazo (IPTB), calidad de vida (CdV) y efectos secundarios. La comparación de los estudios se basó en la duración y la dosis de pentoxifilina. Se utilizaron los criterios GRADE para evaluar la certeza de la evidencia.

Resultados principales: 

No se identificaron estudios nuevos elegibles para esta actualización. Esta revisión incluye 24 estudios con 3377 participantes. Diecisiete estudios compararon la pentoxifilina con el placebo. En los siete estudios restantes, la pentoxifilina se comparó con flunarizina (un estudio), aspirina (un estudio), extracto de Gingko biloba (un estudio), clorhidrato de nilidrina (un estudio), prostaglandina E1 (dos estudios) y buflomedil y nifedipina (un estudio). En general el riesgo de sesgo de los estudios individuales fue incierto, ya que no hubo información metodológica para muchos de los estudios incluidos, especialmente en lo que respecta a los métodos de aleatorización y de asignación. La mayoría de los estudios incluidos no proporcionaron información suficiente para poder valorar el informe selectivo y no informaron del cegamiento de los evaluadores. Hubo heterogeneidad considerable entre los estudios incluidos con respecto a múltiples variables, incluidas la duración del tratamiento, la dosis de pentoxifilina, la distancia de caminata inicial y las características de los pacientes; por lo que no fue posible realizar el análisis agrupado para las comparaciones que incluyeron más de un estudio.

Pentoxifilina comparada con placebo

De 17 estudios que compararon la pentoxifilina con el placebo, 11 informaron sobre la DCSD y 14 informaron sobre la DTC; la diferencia en el porcentaje de mejora en la DCSD de la pentoxifilina con respecto al placebo varió entre -33,8% y 73,9%, y en la DTC entre el -1,2% y el 155,9%. No fue posible agrupar los datos de los estudios porque no hubo suficientes datos y los resultados de los ensayos individuales no fueron claros. La mayoría de los estudios incluidos indicaron una posible mejora en la DCSD y la DTC de la pentoxifilina sobre el placebo (evidencia de certeza baja).

Los cinco estudios que evaluaron el IPTB previo al ejercicio al comparar la pentoxifilina y el placebo no encontraron evidencia de una diferencia (evidencia de certeza moderada). Dos de los tres estudios que evaluaron la CdV entre las personas que recibieron pentoxifilina y placebo fueron estudios más amplios que utilizaron herramientas de CdV validadas y, en general, no encontraron evidencia de una diferencia entre los grupos. Un estudio pequeño a corto plazo, en el que no se especificó qué herramienta de CdV se utilizó, notificó una mejora de la CdV en el grupo de la pentoxifilina (evidencia de certeza moderada). En general, la pentoxifilina se toleró bien; los efectos secundarios más frecuentes fueron los síntomas gastrointestinales como las náuseas (evidencia de certeza baja).

La certeza de la evidencia de esta revisión fue baja o moderada, y se rebajó debido al riesgo de sesgo, la incoherencia entre los estudios y a la imposibilidad de evaluar la imprecisión porque no fue posible realizar un metanálisis.

En los siete estudios restantes, la pentoxifilina se comparó con alguno de los siguientes: flunarizina, aspirina, extracto de Gingko biloba, clorhidrato de nilidrina, prostaglandina E1 o buflomedil y nifedipina; los datos fueron demasiado limitados para permitir extraer conclusiones significativas.

Notas de traducción: 

La traducción de las revisiones Cochrane ha sido realizada bajo la responsabilidad del Centro Cochrane Iberoamericano, gracias a la suscripción efectuada por el Ministerio de Sanidad del Gobierno de España. Si detecta algún problema con la traducción, por favor, contacte con comunica@cochrane.es.

Tools
Information
Share/Save