Masaje para el dolor mecánico del cuello

El dolor del cuello es frecuente y puede limitar la capacidad de la persona de participar en las actividades cotidianas normales. El masaje es un tratamiento ampliamente utilizado para el dolor del cuello. En esta revisión, se definió como tocar o manipular los tejidos blandos que rodean el cuello con la mano, el pie, el brazo o el codo. Hay un número de diferentes tipos de masaje. Esta revisión incluyó estudios que analizaron el masaje chino tradicional, la compresión isquémica, la presión isquémica autoadministrada mediante un bastón de perilla en J, el masaje occidental convencional y la liberación occipital, entre otras técnicas. No se incluyeron estudios que examinaran técnicas como el Reiki o la Polaridad.

En esta revisión se incluyeron 15 ensayos que evaluaron si el masaje podía ayudar a reducir el dolor del cuello y mejorar la funcionalidad. Los resultados mostraron que el masaje es seguro, y cualquier efecto secundario fue temporal y benigno. Sin embargo, el masaje no mostró una ventaja significativa sobre otros grupos de comparación. El masaje se comparó con ningún tratamiento, compresas calientes, ejercicios de rango activo de movimiento, acupuntura, ejercicios, láser simulado, tracción manual, movilización y formación.

Hubo una serie de desafíos con esta revisión. En general, la calidad de los estudios fue deficiente y el número de participantes en la mayoría de los ensayos fue pequeño. La mayoría de los estudios carecían de una definición, descripción o fundamento claro de la técnica de masaje utilizada. A menudo faltaban detalles sobre las credenciales o la experiencia de la persona que daba el masaje. Hubo tal variedad de técnicas de masaje y tratamientos de comparación en los estudios que no fue posible combinar los resultados para obtener un panorama general de la eficacia del masaje. Por consiguiente, no se han podido establecer conclusiones firmes y la eficacia del masaje para mejorar el dolor y la funcionalidad del cuello sigue sin estar clara.

Conclusiones de los autores: 

No se pueden hacer recomendaciones para la práctica en este momento porque la eficacia del masaje para el dolor del cuello todavía no está clara.

Como tratamiento independiente, se encontró que el masaje para los trastornos mecánicos del cuello proporciona una efectividad inmediata o a corto plazo, o ambos, en el dolor y la sensibilidad. Además, se necesitan estudios de investigación futuros para evaluar los efectos a largo plazo del tratamiento y de los tratamientos proporcionados en más de una ocasión.

Leer el resumen completo…
Antecedentes: 

Se sabe que la prevalencia de los trastornos mecánicos del cuello es a la vez un obstáculo para los individuos y un costo para la sociedad. Como tal, el masaje es ampliamente utilizado como una forma de tratamiento para los trastornos mecánicos del cuello.

Objetivos: 

Evaluar los efectos del masaje sobre el dolor, la funcionalidad, la satisfacción del paciente, el efecto general percibido, los efectos adversos y el costo de la atención en los pacientes adultos con dolor en el cuello versus cualquier comparación inmediatamente después del tratamiento y en el seguimiento a largo plazo.

Métodos de búsqueda: 

Se hicieron búsquedas en las bases de datos la Cochrane Library (CENTRAL), MEDLINE, EMBASE, MANTIS, CINAHL e ICL desde la fecha de inicio hasta el 4 de febrero de 2012.

Criterios de selección: 

Se incluyeron los estudios que utilizaron la asignación al azar.

Obtención y análisis de los datos: 

Dos autores de la revisión, de forma independiente, identificaron las citas y realizaron la selección de los estudios, la extracción de los datos y la evaluación de la calidad metodológica. Con un modelo de efectos aleatorios se calculó el riesgo relativo y la diferencia de medias estandarizada.

Resultados principales: 

Quince ensayos cumplieron los criterios de inclusión. La metodología general de todos los ensayos evaluados tuvo una calidad baja o muy baja según GRADE. Ninguno de los ensayos tuvo una calidad GRADE alta a moderada. Los resultados mostraron evidencia de calidad muy baja de que ciertas técnicas de masaje (el masaje tradicional chino, la técnica clásica y modificada de liberación por posicionamiento) pueden haber sido más eficaces que el tratamiento control o placebo para mejorar la funcionalidad y la sensibilidad. Hubo evidencia de calidad muy baja de que el masaje puede haber sido más beneficioso que la formación a corto plazo para el dolor molesto. Además, hubo evidencia de calidad baja de que la compresión isquémica y el estiramiento pasivo pueden haber sido más eficaces en combinación y no individualmente para la reducción del dolor. La evaluación de la aplicabilidad clínica mostró que sólo cuatro de 15 ensayos describieron de manera adecuada la técnica de masaje. La mayoría de los ensayos evaluaron los resultados en el período inmediatamente posterior al tratamiento, que no es un momento adecuado para evaluar los cambios clínicos. Debido a las limitaciones en la calidad de los estudios existentes, no fue posible establecer conclusiones firmes para guiar la práctica clínica. Es de señalar que sólo cinco de los 15 estudios informaron sobre los efectos secundarios. Los cinco estudios informaron sobre el dolor, las molestias y el malestar posteriores al tratamiento como efecto secundario y un estudio (Irnich 2001) mostró que el 22% de los participantes presentaron presión sanguínea baja después del tratamiento.

Notas de traducción: 

La traducción y edición de las revisiones Cochrane han sido realizadas bajo la responsabilidad del Centro Cochrane Iberoamericano, gracias a la suscripción efectuada por el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad del Gobierno español. Si detecta algún problema con la traducción, por favor, contacte con Infoglobal Suport, cochrane@infoglobal-suport.com.

Tools
Information
Share/Save