Intervenciones psicológicas para mujeres con cáncer de mama metastásico

El cáncer que se ha extendido más allá de la mama (cáncer de mama metastásico) es aterrador y angustiante y puede hacer que las pacientes presenten síntomas psicológicos, como la depresión. Existe la creencia de que estos síntomas psicológicos pueden empeorar el cáncer.

A veces a las pacientes con cáncer de mama metastásico se les ofrece tratamiento de los síntomas psicológicos, ya sea individualmente o en grupo. En 1989 un estudio examinó el efecto de este tratamiento, ofrecido a un grupo de mujeres, y encontró que las llevó a sentirse psicológicamente mejor y a vivir más tiempo. Los estudios posteriores no parecieron replicar los resultados del estudio de 1989, lo que causó incertidumbre sobre los efectos de los tratamientos psicológicos en las pacientes con cáncer de mama metastásico.

Esta revisión examinó los estudios realizados hasta la fecha para ver qué efecto tenían los tratamientos psicológicos en las pacientes con cáncer de mama metastásico. Se encontraron diez estudios con un total de 1378 pacientes con cáncer de mama metastásico. Tres de los estudios utilizaron un tratamiento psicológico conocido como terapia cognitivo-conductual (TCC), cuatro estudios utilizaron la terapia grupal de apoyo y expresiva (TGAE), mientras que los tres estudios restantes utilizaron tratamientos que se administraron de forma individual y no fueron ni TCC ni TGAE.

Se realizó un análisis estadístico y se determinó que el odds ratio (una medida de la asociación entre una intervención y un resultado) de la supervivencia de las pacientes con cáncer de mama metastásico al año después de recibir tratamiento psicológico fue 1,46, lo que indica que hubo una asociación entre el tratamiento psicológico y la mejora en la supervivencia. Este hallazgo no se encontró cuando se analizó el odds ratio de la supervivencia a los cinco años. También se encontró alguna evidencia de que los tratamientos psicológicos a corto plazo (por ejemplo, un año) pueden producir una pequeña reducción del dolor y mejorar algunos síntomas psicológicos. Sin embargo, fue difícil hacer comparaciones entre esos estudios, ya que diferían en su realización, tratamientos y medidas utilizadas. Además, no se puede descartar que los tratamientos psicológicos también puedan causar daños psicológicos.

Conclusiones de los autores: 

Las intervenciones psicológicas parecen ser eficaces para mejorar la supervivencia a los 12 meses, pero no en el seguimiento a largo plazo, y sólo son eficaces para reducir los síntomas psicológicos en algunos de los resultados evaluados en las pacientes con cáncer de mama metastásico. Sin embargo, las conclusiones de la revisión se deben interpretar con cautela, ya que hay una relativa falta de datos en este campo, y los ensayos incluidos tuvieron deficiencias de informe o metodológicas y fueron heterogéneos en cuanto a las intervenciones y las medidas de resultado.

Leer el resumen completo…
Antecedentes: 

Los síntomas psicológicos están asociados con el cáncer de mama metastásico. Esta es la base para explorar el impacto de las intervenciones psicológicas en los resultados psicosociales y de supervivencia. Un estudio antiguo pareció mostrar una supervivencia significativa y efectos psicológicos beneficiosos del apoyo psicológico, mientras que estudios posteriores han mostrado resultados contradictorios. Ésta es una actualización de una revisión Cochrane publicada por primera vez en 2004 y actualizada previamente en 2007.

Objetivos: 

Evaluar los efectos de las intervenciones psicológicas sobre los resultados psicosociales y de supervivencia de las pacientes con cáncer de mama metastásico.

Métodos de búsqueda: 

Se realizaron búsquedas en el Registro especializado del Grupo Cochrane de Cáncer de Mama (Cochrane Breast Cancer Group), MEDLINE (OvidSP), EMBASE (OvidSP), PsycINFO (OvidSP), CINAHL (EBSCO), ensayos en línea y registros de investigación en junio/julio de 2011. Se identificaron otros estudios potencialmente pertinentes a partir de la búsqueda manual en las referencias de ensayos, revisiones sistemáticas y metanálisis anteriores.

Criterios de selección: 

Ensayos controlados aleatorizados (ECA) y ECA grupales de intervenciones psicológicas, que reclutaron a pacientes con cáncer de mama metastásico. Los resultados seleccionados para los análisis fueron supervivencia general, resultados psicológicos, dolor, calidad de vida, medidas de resultados específicos de la afección, medidas de apoyo social y de relaciones y calidad del sueño. Los estudios se excluyeron si no se disponía de datos diferenciados sobre las pacientes con cáncer de mama metastásico.

Obtención y análisis de los datos: 

Dos autores de la revisión, de forma independiente, extrajeron los datos y evaluaron la calidad de los estudios mediante la herramienta de riesgo de sesgo de la Colaboración Cochrane. Cuando fue posible, se estableció contacto con los autores para obtener la información faltante. Se extrajeron datos sobre la naturaleza y el contexto de la intervención, datos de resultados pertinentes e ítems relativos a la calidad metodológica. Los metanálisis se realizaron mediante el modelo de efectos aleatorios o el modelo de efectos fijos de Mantel-Haenszel, en dependencia de los niveles de heterogeneidad esperados.

Resultados principales: 

Se identificaron diez ECA con 1378 pacientes. De los siete ECA sobre intervenciones psicológicas grupales, tres fueron de terapia cognitivo-conductual y cuatro de terapia grupal de apoyo y expresiva. Los tres estudios restantes fueron individuales y los tipos de intervenciones psicológicas no fueron comunes a la terapia cognitivo-conductual ni a la terapia grupal de apoyo y expresiva. No fue posible discernir un patrón claro de resultados psicológicos, ya que en los estudios incluidos se utilizó una amplia variedad de medidas de resultados y duraciones del seguimiento. El efecto general de las intervenciones psicológicas en seis estudios, sobre la supervivencia al año, favoreció al grupo de intervención psicológica con un odds ratio (OR) de 1,46 (intervalo de confianza [IC] del 95%: 1,07 a 1,99). Los datos agrupados de cuatro estudios no mostraron efectos beneficiosos en la supervivencia a los cinco años de seguimiento (OR 1,03; IC del 95%: 0,42 a 2,52). Hubo evidencia de un efecto beneficioso a corto plazo en algunos resultados psicológicos y una mejora en las puntuaciones de dolor.

Notas de traducción: 

La traducción y edición de las revisiones Cochrane han sido realizadas bajo la responsabilidad del Centro Cochrane Iberoamericano, gracias a la suscripción efectuada por el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad del Gobierno español. Si detecta algún problema con la traducción, por favor, contacte con Infoglobal Suport, cochrane@infoglobal-suport.com.

Tools
Information
Share/Save