Administración de suplementos de vitamina C durante el embarazo

Tomar suplementos de vitamina C en el embarazo

¿Cuál es el tema?

¿La administración de suplementos de vitamina C durante el embarazo mejora los resultados de las madres y los recién nacidos y tiene algún efecto adverso?

¿Por qué es importante?

Tener una ingesta baja de vitamina C se podría asociar con complicaciones en el embarazo como hipertensión con edema de las manos, los pies y la cara (preeclampsia), anemia y tener un recién nacido pequeño.

¿Qué pruebas se encontraron?

Esta revisión incluyó datos de 29 ensayos que incluían a más de 24 000 embarazadas de 17 países diferentes. Cuatro ensayos no aportaron datos a la revisión. El riesgo general de sesgo de los ensayos fue bajo a incierto y las pruebas fueron de calidad moderada a alta. La dosis diaria más frecuente de vitamina C fue 1000 mg y se utilizó en 15 estudios. Los resultados indicaron que la administración habitual de suplementos de vitamina C durante el embarazo solos o en combinación con otros suplementos (principalmente vitamina E) no mejoró los resultados de las embarazadas y los recién nacidos. Hubo una reducción relativa del 36% de que la placenta se desprendiera temprano de la pared uterina (desprendimiento placentario) en las embarazadas que recibieron suplementos de vitamina C (ocho estudios, más de 15 700 mujeres); que se valoró como pruebas de alta calidad. Sin embargo, no estuvo claro si este resultado se debió a la vitamina C o a otro agente, ya que la mayoría de los ensayos administró a las embarazadas vitamina C combinada con vitamina E. En los estudios que administraron a las embarazadas vitamina C solamente hubo una reducción en la rotura prematura de membranas (RPM) que ocurrió antes del término o a término. Sin embargo, en los estudios que administraron a las embarazadas vitamina C y vitamina E hubo un mayor riesgo de RPM a término. Por lo tanto, se necesitan estudios de investigación adicionales para examinar la función de la vitamina C para reducir el desprendimiento placentario y el desarrollo de RPM. La revisión encontró en un estudio solamente un mayor riesgo de dolor abdominal con la vitamina C, lo que indica puede haber efectos perjudiciales asociados con los suplementos de vitamina C en el embarazo.

¿Qué quiere decir esto?

Tomar suplementos de vitamina C durante el embarazo no ayuda a prevenir los problemas en el embarazo que incluyen el mortinato, la muerte del recién nacido, el parto prematuro, la preeclampsia o los recién nacidos con bajo peso al nacer.

Conclusiones de los autores: 

Los datos no apoyan la administración habitual de suplementos de vitamina C solos o en combinación con otros suplementos para la prevención de la muerte fetal o neonatal, el crecimiento fetal deficiente, el parto prematuro o la preeclampsia. Se necesitan estudios de investigación adicionales para dilucidar la posible función de la vitamina C en la prevención del desprendimiento placentario y la rotura de las membranas antes del trabajo de parto. No hubo pruebas convincentes de que la administración de suplementos de vitamina C solos o en combinación con otros suplementos provoque otros efectos beneficiosos o perjudiciales importantes.

Leer el resumen completo…
Antecedentes: 

La administración de suplementos de vitamina C puede ayudar a reducir el riesgo de complicaciones del embarazo como la preeclampsia, la restricción del crecimiento intrauterino y la anemia materna. Es necesario evaluar la eficacia y la seguridad de la administración de suplementos de vitamina C en el embarazo.

Objetivos: 

Evaluar los efectos de la administración de suplementos de vitamina C, solos o en combinación con otros suplementos separados, sobre los resultados del embarazo, los eventos adversos, los efectos secundarios y el uso de los recursos de salud.

Estrategia de búsqueda (: 

Se hicieron búsquedas en el registro de ensayos del Grupo Cochrane de Embarazo y Parto (Cochrane Pregnancy and Childbirth Group) (31 marzo 2015) y en las listas de referencias de estudios recuperados.

Criterios de selección: 

Todos los ensayos controlados aleatorios o cuasialeatorios que evaluaran la administración de suplementos de vitamina C en embarazadas. Se excluyeron las intervenciones que utilizaron un suplemento de multivitamina que contenía vitamina C o en el que el suplemento primario fue el hierro.

Obtención y análisis de los datos: 

Dos autores de la revisión evaluaron de forma independiente los ensayos para la inclusión y el riesgo de sesgo, extrajeron los datos y verificaron su exactitud.

Resultados principales: 

En esta revisión se incluyeron 29 ensayos con un total de 24 300 mujeres. En general se consideró que 11 ensayos tuvieron bajo riesgo de sesgo, ocho alto riesgo de sesgo y en diez ensayos el riesgo fue incierto. No se observaron diferencias claras entre las embarazadas que recibieron suplementos de vitamina C solos o en combinación con otros suplementos en comparación con placebo o ningún control en el riesgo de mortinato (cociente de riesgos [CR] 1,15; intervalo de confianza [IC] del 95%: 0,89 a 1,49; 20 038 participantes; 11 estudios; I² = 0%; pruebas de calidad moderada de), muerte neonatal (CR 0,79; IC del 95%: 0,58 a 1,08; 19 575 participantes; 11 estudios; I² = 0%), muerte perinatal (CR promedio 1,07; IC del 95%: 0,77 a 1,49; 17 105 participantes; siete estudios; I² = 35%), peso al nacer (diferencia de medias [DM] 26,88 g; IC del 95%: -18,81 a 72,58; 17 326 participantes; 13 estudios; I² = 69%), restricción del crecimiento intrauterino (CR 0,98; IC del 95%: 0,91 a 1,06; 20 361 participantes; 12 estudios; I² = 15%; pruebas de calidad alta), parto prematuro (CR promedio 0,99; IC del 95%: 0,90 a 1,10; 22 250 participantes; 16 estudios; I² = 49%; pruebas de calidad alta), RPM (rotura prematura de membranas) antes del término (CR promedio 0,98; IC del 95%: 0,70 a 1,36; 16 825 participantes; 10 estudios; I² = 70%; pruebas de calidad baja), RPM a término (CR promedio 1,26; IC del 95%: 0,62 a 2,56; 2674 participantes; tres estudios; I² = 87%), y preeclampsia clínica (CR promedio 0,92; IC del 95%: 0,80 a 1,05; 21 956 participantes; 16 estudios; I² = 41%; pruebas de calidad alta).

Las embarazadas que recibieron suplementos de vitamina C solos o en combinación con otros suplementos en comparación con placebo o ningún control tuvieron una disminución en el riesgo de presentar desprendimiento placentario (CR 0,64; IC del 95%: 0,44 a 0,92; 15 755 participantes; ocho estudios; I² = 0%; pruebas de calidad alta) y tuvieron un aumento pequeño en la edad gestacional al parto (DM 0,31; IC del 95%: 0,01 a 0,61; 14 062 participantes; nueve estudios; I² = 65%), sin embargo, también tuvieron más probabilidades de autoinformar dolor abdominal (CR 1,66; IC del 95%: 1,16 a 2,37; 1877 participantes; un estudio). En los análisis de subgrupos según el tipo de suplemento, la administración de suplementos de vitamina C solos se asoció con una reducción del riesgo de RPM antes del término (CR promedio 0,66; IC del 95%: 0,48 a 0,91; 1282 participantes; cinco estudios; I² = 0%) y RPM a término (CR promedio 0,55; IC del 95%: 0,32 a 0,94; 170 participantes; un estudio). Por el contrario, el riesgo de RPM a término aumentó cuando la administración de suplementos incluyó vitamina C y vitamina E (CR promedio 1,73; IC del 95%: 1,34 a 2,23; 3060 participantes; dos estudios; I² = 0%). No hubo diferencias en los efectos de la vitamina C sobre otros resultados en los análisis de subgrupos que examinaron el tipo de suplemento. Los patrones no fueron diferentes en otros subgrupos de embarazadas según el riesgo subyacente de complicaciones del embarazo, el momento del comienzo de la administración de suplementos o la ingesta dietética de vitamina C antes del ingreso a los ensayos. La calidad GRADE de las pruebas fue alta para la restricción del crecimiento intrauterino, el parto prematuro y el desprendimiento placentario, moderada para el mortinato y la preeclampsia clínica, y baja para la RPM antes del término.

Notas de traducción: 

La traducción y edición de las revisiones Cochrane han sido realizadas bajo la responsabilidad del Centro Cochrane Iberoamericano, gracias a la suscripción efectuada por el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad del Gobierno español. Si detecta algún problema con la traducción, por favor, contacte con Infoglobal Suport, cochrane@infoglobal-suport.com.

Tools
Information
Share/Save