Heparina versus placebo para los síndromes coronarios agudos

Esta traducción está desactualizada. Por favor, haga clic aquí para ver la versión en inglés más reciente de esta revisión.

Los coágulos sanguíneos en las arterias que conducen al corazón pueden causar síndromes coronarios agudos: angina inestable (una sensación de tensión torácica) o un tipo de ataque cardíaco (infarto de miocardio sin elevación del segmento ST, IMSEST). Los fármacos que previenen coágulos (como la aspirina) o que diluyen la sangre (como la heparina) pueden aliviar el problema. La heparina no fraccionada (HNF) y la heparina de bajo peso molecular (HBPM) son dos tipos de heparina. Esta revisión de los ensayos halló que la HNF y HBPM, cuando son administradas a los pacientes con alto riesgo de angina inestable o IMSEST en la fase aguda del tratamiento, además del tratamiento estándar con aspirina, previenen más ataques cardíacos que el placebo, pero no reducen la mortalidad, la necesidad de procedimientos de revascularización o la angina recurrente. Aunque los efectos secundarios fueron limitados, las heparinas causaron más casos de hemorragia leve.

Conclusiones de los autores: 

En comparación con el placebo, en los pacientes tratados con heparinas, el riesgo de mortalidad, revascularización, angina recurrente, hemorragia y trombocitopenia grave fue similar. Sin embargo, los pacientes tratados con heparinas habían reducido el riesgo de IM y la alta incidencia de hemorragia leve.

Leer el resumen completo…
Antecedentes: 

Los síndromes coronarios agudos (SCA) representan una variedad de enfermedades que incluye angina inestable (AI) e infarto de miocardio sin elevación del segmento ST (IMSEST). A pesar del tratamiento con aspirina, betabloqueantes y nitroglicerina, dichas enfermedades están aún asociadas a morbilidad y mortalidad significativas. Aunque nuevas pruebas indican que la heparina de bajo peso molecular (HBPM) es más eficaz en comparación con la heparina no fraccionada (HNF), las pruebas que apoyan la función de las heparinas como un fármaco para el tratamiento del SCA son limitadas.

Objetivos: 

Determinar el efecto de las heparinas (HNF y HBPM) en comparación con placebo para el tratamiento de los pacientes con SCA.

Estrategia de búsqueda (: 

Se hicieron búsquedas en el Registro Cochrane Central de Ensayos Controlados (Cochrane Central Register of Controlled Trials) en The Cochrane Library (número 4, 2002), MEDLINE (1966 hasta mayo 2002), EMBASE (1980 hasta mayo 2002) y en CINAHL (1982 hasta mayo 2002). Se contactó a los autores de todos los estudios incluidos y a representantes de industrias farmacéuticas para saber si estaban disponibles los estudios no publicados que cumplieron los criterios de inclusión.

Criterios de selección: 

Ensayos controlados aleatorios sobre HNF o HBPM parenteral versus placebo en personas con SCA (AI o IMSEST).

Obtención y análisis de los datos: 

Dos revisores evaluaron la calidad de los ensayos y recogieron los datos de manera independiente. Dos revisores extrajeron independientemente los datos. Se contactó con los autores de los estudios para verificar y clarificar los datos faltantes.

Resultados principales: 

Se incluyeron ocho estudios (3118 participantes) en esta revisión. No se observaron diferencias en la mortalidad global entre los grupos tratados con heparina o con placebo (RR = 0,84; IC del 95%: 0,36 a 1,98). Las heparinas redujeron la aparición del IM (RR = 0,40; IC del 95%: 0,25 a 0,63; NNT = 33). Un aumento de la incidencia de hemorragias leves (RR = 6,80; IC del 95%: 1,23 a 37,49; NND = 17).

Notas de traducción: 

La traducción y edición de las revisiones Cochrane han sido realizadas bajo la responsabilidad del Centro Cochrane Iberoamericano, gracias a la suscripción efectuada por el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad del Gobierno español. Si detecta algún problema con la traducción, por favor, contacte con Infoglobal Suport, cochrane@infoglobal-suport.com.

Share/Save