Prostaglandinas extraamnióticas para la inducción del trabajo de parto

No existe evidencia suficiente para mostrar que las prostaglandinas extraamnióticas tengan un beneficio superior al de otros métodos para la inducción del parto.

A veces es necesario iniciar artificialmente el trabajo de parto por razones de seguridad para la madre o el hijo. Pueden administrarse fármacos tales como la colocación de un gel dentro de la vagina o el cérvix, o dentro de la cavidad uterina en el espacio localizado entre la pared uterina y el saco amniótico. Este gel se coloca mediante una sonda. Las prostaglandinas son fármacos que se utilizan para madurar el cérvix o para ayudar a iniciar el trabajo de parto. La revisión de ensayos comparó diferentes métodos de administración de prostaglandinas para iniciar el trabajo de parto. Se encontró que la prostaglandina extraamniótica era efectiva, pero que era más invasiva que otros métodos. No hubo evidencia suficiente que muestre que las prostaglandinas extraamnióticas sean superiores a otros métodos.

Conclusiones de los autores: 

los estudios en esta revisión están limitados por un bajo tamaño de muestra y en muchos casos ésta fue dividida en múltiples grupos de comparación. Los análisis dieron como resultado que la mayoría de las comparaciones no mostraban diferencias significativas, con intervalos de confianza amplios. Aunque el uso de prostaglandinas extraamnióticas puede ser tan efectivo como otras modalidades para iniciar el trabajo de parto, hay poca información concluyente derivada de esta revisión como para orientar la práctica clínica. Sería útil contar con un ensayo controlado aleatorio de poder suficiente para determinar si el uso de las prostaglandinas extraamnióticas reduciría la tasa de cesáreas. No obstante, desde el momento en que se desarrollaron estos estudios, el uso de prostaglandinas extraamnióticas ha sido reemplazado por otras modalidades de administración de prostaglandinas.

Leer el resumen completo…
Antecedentes: 

esta revisión forma parte de una serie de revisiones sobre métodos de maduración del útero y de inducción del trabajo de parto que utiliza una metodología estandarizada.

Objetivos: 

determinar los efectos de la prostaglandina extraamniótica para la maduración del cuello del útero en el tercer trimestre o en la inducción del trabajo de parto.

Estrategia de búsqueda (: 

se hicieron búsquedas en el registro de ensayos del Grupo Cochrane de Embarazo y Parto (Cochrane Controlled Trials RegisterCochrane Pregnancy and Childbirth Group), en el Registro Cochrane de Ensayos Controlados () y en la sección de bibliografías de artículos relevantes. Fecha de la última búsqueda: diciembre de 2000.

Criterios de selección: 

(1) ensayos clínicos que comparen prostaglandina extraamniótica utilizada en la maduración cervical o en la inducción del parto, contra placebo / ningún tratamiento, o contra otros métodos mencionados en una lista predeterminada de métodos de inducción del parto; (2) uso de asignación aleatoria de los grupos de control o de tratamiento; (3) adecuado encubrimiento de la asignación; (4) las violaciones del tratamiento asignado no son suficientes como para afectar materialmente las conclusiones; (5) medidas de resultado reportadas clínicamente significativas; (6) datos disponibles para el análisis de acuerdo con la asignación al azar; (7) datos que falten insuficientes para afectar materialmente las conclusiones.

Obtención y análisis de los datos: 

se ha desarrollado una estrategia para tratar el gran volumen y complejidad de datos referentes a inducción del parto. ésta incluye un método a dos pasos para obtener los datos. Los datos iniciales fueron obtenidos centralmente y se incorporaron a una serie de revisiones primarias ordenadas de acuerdo con los métodos de inducción del parto, siguiendo una metodología estandarizada.

Resultados principales: 

se usó oxitocina con una frecuencia significativamente menor para iniciar o mejorar el trabajo de parto con prostaglandinas extraamnióticas que con placebo (riesgo relativo 0.50, intervalo de confianza del 95% 0.38-0.66). No hubo otros hallazgos significativos en las comparaciones que se hicieron para esta revisión, incluso cuando se compararon las prostaglandinas extraamnióticas contra otros métodos de maduración cervical o de inducción del parto. Aunque esto podría sugerir que las prostaglandinas extraamnióticas son tan efectivas como otros agentes, es difícil interpretar los hallazgos porque se basan en un número muy bajo de estudios y pueden carecer de suficiente poder para mostrar una diferencia real.

Notas de traducción: 

La traducción y edición de las revisiones Cochrane han sido realizadas bajo la responsabilidad del Centro Cochrane Iberoamericano, gracias a la suscripción efectuada por el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad del Gobierno español. Si detecta algún problema con la traducción, por favor, contacte con Infoglobal Suport, cochrane@infoglobal-suport.com.

Tools
Information
Share/Save