Doble guante para reducir la infección cruzada quirúrgica

Las operaciones quirúrgicas se realizan en un ambiente limpio y con los miembros del equipo quirúrgico usando guantes estériles. Los guantes quirúrgicos estériles tienen como objetivo proteger al paciente de la contaminación con bacterias de los miembros del equipo quirúrgico y proteger al equipo quirúrgico de los fluidos corporales del paciente. El doble guante (uso de dos pares de guantes) es cada vez más frecuente, especialmente para las cirugías en las que se forman superficies punzantes (como en la cirugía ortopédica o dental). La revisión encontró que un segundo par de guantes protege el par interno, sin afectar aparentemente el rendimiento quirúrgico. Un revestimiento de guante entre los dos pares de guantes reduce aun más el número de roturas del guante interior, y los guantes extra gruesos parecen ser tan buenos como dos pares.

Conclusiones de los autores: 

No existe evidencia directa de que la protección adicional de los guantes que usa el equipo quirúrgico reduzca las infecciones del sitio quirúrgico en los pacientes, sin embargo la revisión no tiene suficiente poder estadístico para este resultado.

La adición de un segundo par de guantes quirúrgicos reduce significativamente las perforaciones en los guantes más internos. Los guantes triples, los guantes exteriores de punto y los forros de los guantes también reducen significativamente las perforaciones en el guante más interno. Los sistemas indicadores de perforación permiten detectar durante la cirugía un número significativamente mayor de perforaciones en el interior de los guantes.

Leer el resumen completo…
Antecedentes: 

La naturaleza invasiva de la cirugía, con su mayor exposición a la sangre, implica que durante la cirugía existe un alto riesgo de transmisión de agentes patógenos. Los agentes patógenos pueden transmitirse a través del contacto entre pacientes quirúrgicos y el equipo quirúrgico, lo que resulta en infecciones de transmisión hemática o postoperatorias en los pacientes o infecciones de transmisión hemática en el equipo quirúrgico. Tanto los pacientes como el equipo quirúrgico deben estar protegidos de este riesgo. Este riesgo puede reducirse mediante la implementación de barreras protectoras como el uso de guantes quirúrgicos. Se considera que el uso de dos pares de guantes quirúrgicos, guantes triples, revestimientos de guantes o guantes exteriores de tela, en lugar de un par, proporciona una barrera adicional y reduce aún más el riesgo de contaminación.

Objetivos: 

El objetivo principal de esta revisión fue determinar si la protección adicional de los guantes reduce el número de infecciones del sitio quirúrgico o de infección hematógena en los pacientes o en el equipo quirúrgico. El objetivo secundario era determinar si la protección adicional de los guantes reduce el número de perforaciones al par más interno de los guantes quirúrgicos. Se considera que los guantes interiores (próximos a piel) comparados con los guantes exteriores son la última barrera entre el paciente y el equipo quirúrgico.

Estrategia de búsqueda (: 

Para esta segunda actualización, se hicieron búsquedas en el registro especializado de ensayos controlados del Grupo Cochrane de Heridas (Cochrane Wounds Group Specialised Register) (junio 2009), en el Registro Cochrane Central de Ensayos Controlados (Cochrane Central Register of Controlled Trials, CENTRAL) (número 2, 2009), en Ovid MEDLINE (1950 hasta mayo, semana 5, 2009), en Ovid EMBASE (1980 hasta 2009, semana 22) y en EBSCO CINAHL (1982 hasta mayo, semana 4, 2009).

Criterios de selección: 

Ensayos controlados aleatorizados que incluyan: guante simple, guante doble, guante triple, revestimientos de guantes, guantes exteriores de punto, guantes exteriores de tejido de acero y sistemas indicadores de perforación.

Obtención y análisis de los datos: 

Ambos autores de la revisión, de forma independiente, evaluaron la relevancia y la calidad de cada ensayo. Los datos fueron extraídos por un autor y verificados por el segundo autor.

Resultados principales: 

Se encontraron dos ensayos que abordaron el resultado primario, es decir, las infecciones del sitio quirúrgico en los pacientes. Ambos ensayos informaron de ninguna infección.

Se identificaron e incluyeron en la revisión 31 ensayos controlados aleatorizados que medían las perforaciones de los guantes.

Se agruparon 14 ensayos de guantes dobles (con dos pares de guantes quirúrgicos de látex) y mostraron que había significativamente más perforaciones en el guante simple que en el más interno de los guantes dobles (OR 4,10; IC del 95%: 3,30 a 5,09).

Ocho ensayos de guantes indicadores (guantes de látex de color usados debajo de los guantes de látex para alertar más rápidamente al equipo sobre las perforaciones) mostraron que se detectaron significativamente menos perforaciones con guantes simples comparados con los guantes indicadores (OR 0,10; IC del 95%: 0,06 a 0,16) o con el guante doble estándar comparado con los guantes indicadores (OR 0,08; IC del 95%: 0,04 a 0,17).

Dos ensayos de revestimientos de guantes (un guante tejido con tela o polímeros usado entre dos pares de guantes de látex) (OR 26,36; IC del 95%: 7,91 a 87,82), tres ensayos de guantes tejidos (guante tejido usado encima de guantes quirúrgicos de látex) (OR 5,76; IC del 95%: 3,25 a 10.20) y un ensayo de guantes triples (tres pares de guantes quirúrgicos de látex) (OR 69,41; IC del 95%: 3,89 a 1239,18), todos comparados con guantes dobles estándar, mostraron que había significativamente más perforaciones en el interior de un guante doble estándar en todas las comparaciones.

Notas de traducción: 

La traducción y edición de las revisiones Cochrane han sido realizadas bajo la responsabilidad del Centro Cochrane Iberoamericano, gracias a la suscripción efectuada por el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad del Gobierno español. Si detecta algún problema con la traducción, por favor, contacte con Infoglobal Suport, cochrane@infoglobal-suport.com.

Tools
Information
Share/Save