Ejercicios para la diabetes mellitus tipo 2

El ejercicio para la diabetes mellitus tipo 2 mejora el control de azúcar en sangre y disminuye el contenido de grasa corporal

El ejercicio, los cambios en el régimen dietético y los fármacos se utilizan con frecuencia en el tratamiento de diabetes tipo 2. Sin embargo, es difícil determinar el efecto independiente del ejercicio a partir de algunos ensayos porque el ejercicio ha sido combinado con modificaciones dietéticas o con fármacos, o se ha comparado con un control que incluye otra modalidad de intervención. Los autores de revisión intentaron determinar el efecto del ejercicio sobre el control de azúcar en sangre en la diabetes tipo 2.

Esta revisión halló que el ejercicio mejora el control de azúcar en sangre y que este efecto es evidente incluso sin pérdida de peso. Además, el ejercicio disminuye el contenido de grasa corporal y por lo tanto, la ausencia de pérdida de peso con los programas de ejercicio probablemente se explica mediante la conversión de grasa en músculo. El ejercicio mejoró la reacción del cuerpo a la insulina y redujo los lípidos en sangre. La calidad de vida sólo se evaluó en un estudio, que no halló diferencias entre ambos grupos. No se observaron diferencias significativas entre los grupos en cuanto a los niveles sanguíneos de colesterol o presión arterial. Se evaluó un total de 14 ensayos controlados aleatorios. Estos estudios incluyeron a 377 participantes y compararon grupos que difirieron sólo en lo que se refiere a una intervención de ejercicios. La duración de las intervenciones en los estudios varió desde ocho semanas a un año. Dos estudios revelaron información acerca del seguimiento, uno a los seis meses después de finalizar la intervención de ejercicios de seis meses y el otro a los 12 meses posteriores a la intervención. En general, fueron estudios bien realizados, pero no se informó el cegamiento de los evaluadores de resultado y, aunque todos los estudios informaron que se había realizado la asignación al azar, sólo algunos proporcionaron detalles sobre el método utilizado.

No se informaron efectos adversos con el ejercicio. En ninguno de los estudios se evaluó el efecto del ejercicio sobre las complicaciones diabéticas.

La duración relativamente corta de los ensayos impidió la información de complicaciones significativas a largo plazo o de mortalidad. Otra limitación fue el escaso número de participantes incluidos en los análisis para adiposidad, presión arterial, colesterol, masa muscular y calidad de vida.

Conclusiones de los autores: 

El metanálisis indica que el ejercicio mejora significativamente el control glucémico y reduce el tejido adiposo visceral y los triglicéridos en plasma, pero no el colesterol en plasma, en las personas con diabetes tipo 2, incluso sin pérdida de peso.

Leer el resumen completo…
Antecedentes: 

Por lo general, se recomienda ejercicio para las personas con diabetes mellitus tipo 2. Sin embargo, algunos estudios evalúan una intervención de ejercicios que incluye régimen dietético o modificación de comportamientos o ambos, y no se diferencian los efectos del régimen dietético y el ejercicio. Algunos estudios sobre ejercicio incluyen números bajos de participantes y les falta poder para mostrar las diferencias significativas que pueden aparecer en ensayos más grandes.

Objetivos: 

Evaluar los efectos del ejercicio en la diabetes mellitus tipo 2.

Estrategia de búsqueda (: 

Los ensayos se identificaron mediante el Registro Cochrane Central de Ensayos Controlados (Cochrane Central Register of Controlled Trials, CENTRAL), MEDLINE, EMBASE y búsquedas manuales de las bibliografías. La fecha de la última búsqueda fue 3 de marzo, 2005.

Criterios de selección: 

Todos los ensayos controlados aleatorios que comparaban cualquier tipo de ejercicio físico, aeróbico o de entrenamiento de resistencia progresiva bien documentado con ningún ejercicio en las personas con diabetes mellitus tipo 2.

Obtención y análisis de los datos: 

Dos autores de forma independiente seleccionaron los ensayos, evaluaron la calidad de los mismos y extrajeron los datos. Se contactó con los autores de los estudios para obtener información adicional. A partir de los ensayos se recopiló información acerca de los efectos adversos.

Resultados principales: 

Se identificaron 14 ensayos controlados aleatorios que comparaban ejercicio con ningún ejercicio en la diabetes tipo 2 e incluían a 377 participantes. La duración de los ensayos varió desde ocho semanas hasta 12 meses. En comparación con el control, la intervención de ejercicios mejoró significativamente el control glucémico según se indicó mediante una disminución en los niveles de hemoglobina glucosilada de 0,6% (-0,6% HbA1c, intervalo de confianza (IC) del 95%: -0,9 a -0,3; P < 0,05). Este resultado es estadística y clínicamente significativo. No hubo diferencias significativas entre los grupos en la masa corporal, probablemente debido a un aumento de la masa libre de grasa (músculo) con el ejercicio, como se informó en un ensayo (6,3 kg; IC del 95%: 0,0 a 12,6). Hubo una reducción del tejido adiposo visceral con ejercicio (-45,5 cm2; IC del 95%: -63,8 a -27,3) y también disminuyó el tejido adiposo subcutáneo. Ningún estudio informó efectos adversos en el grupo de ejercicio o las complicaciones diabéticas. La intervención de ejercicios aumentó significativamente la respuesta de insulina (131 AUC; IC del 95%: 20 a 242) (un ensayo) y redujo los triglicéridos en plasma (-0,25 mmol/L; IC del 95%: -0,48 a -0,02). No se hallaron diferencias significativas entre los grupos con respecto a la calidad de vida (un ensayo), el colesterol en plasma o la presión arterial.

Notas de traducción: 

La traducción y edición de las revisiones Cochrane han sido realizadas bajo la responsabilidad del Centro Cochrane Iberoamericano, gracias a la suscripción efectuada por el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad del Gobierno español. Si detecta algún problema con la traducción, por favor, contacte con Infoglobal Suport, cochrane@infoglobal-suport.com.

Tools
Information
Share/Save