Tratamiento antimicótico con triazol e imidazol oral versus intravaginal para la candidiasis (muguet) vulvovaginal no complicada

Se encuentran disponibles antimicóticos para el tratamiento intravaginal de la candidiasis (muguet) vulvovaginal no complicada. El objetivo principal de esta revisión fue evaluar la efectividad relativa de los antimicóticos orales versus intravaginales para el tratamiento de la candidiasis vulvovaginal no complicada. Los objetivos secundarios de la revisión fueron evaluar la relación entre costo y efectividad, la seguridad y la preferencia de las pacientes en relación a los antimicóticos orales versus intravaginales. No se observó ninguna diferencia estadísticamente significativa en las tasas de curación clínica de los antimicóticos administrados por vía oral e intravaginal para el tratamiento de la candidiasis vaginal no complicada. No pueden establecerse conclusiones definitivas con respecto a la seguridad relativa de los antimicóticos orales e intravaginales para la candidiasis vaginal no complicada.

La decisión de prescribir o recomendar la compra de un antimicótico para administración oral o intravaginal debe considerar: la seguridad, el costo y la preferencia de tratamiento. A menos que haya antecedentes de reacción adversa a una vía de administración o contraindicaciones, las mujeres que adquieren su propio tratamiento deben recibir información acerca de las características y los costos del tratamiento para tomar su propia decisión. Si los servicios sanitarios pagan el costo del tratamiento, los encargados de adoptar las decisiones deben considerar si el mayor costo de algunos antimicóticos orales justifica la ganancia en comodidad, si la paciente así lo prefiere.

Conclusiones de los autores: 

No se observó ninguna diferencia estadísticamente significativa en las tasas de curación clínica de los antimicóticos administrados por vía oral e intravaginal para el tratamiento de la candidiasis vaginal no complicada. No pueden establecerse conclusiones definitivas con respecto a la seguridad relativa de los antimicóticos orales e intravaginales para la candidiasis vaginal no complicada.

La decisión de prescribir o recomendar la compra de un antimicótico para administración oral o intravaginal debe considerar: la seguridad, el costo y la preferencia de tratamiento. A menos que haya antecedentes de reacción adversa a una vía de administración o contraindicaciones, las mujeres que adquieren su propio tratamiento deben recibir información acerca de las características y los costos del tratamiento para tomar su propia decisión. Si los servicios sanitarios pagan el costo del tratamiento, los encargados de adoptar las decisiones deben considerar si el mayor costo de algunos antimicóticos orales justifica la ganancia en comodidad, si la paciente así lo prefiere.

Leer el resumen completo…
Antecedentes: 

Se encuentran disponibles antimicóticos para el tratamiento intravaginal de la candidiasis (muguet) vulvovaginal no complicada.

Objetivos: 

El objetivo principal de esta revisión fue evaluar la efectividad relativa de los antimicóticos orales versus intravaginales para el tratamiento de la candidiasis vulvovaginal no complicada.
Los objetivos secundarios de la revisión fueron evaluar la relación entre costo y efectividad, la seguridad y la preferencia de las pacientes en relación a los antimicóticos orales versus intravaginales.

Estrategia de búsqueda (: 

Para la revisión original, se hicieron búsquedas en las siguientes fuentes: The Cochrane Library (Número 4, 1999), MEDLINE (enero de 1985 a mayo de 2000), EMBASE (enero de 1980 a enero de 2000) y el Registro Especializados de Ensayos Controlados del Grupo Cochrane de Enfermedades de Transmisión Sexual (Cochrane Sexually Transmitted Disease Group). Se estableció contacto con los fabricantes de los antimicóticos disponibles en el Reino Unido. Para la actualización, se realizaron búsquedas en CENTRAL (enero de 2000 a agosto de 2006), PUBMED (enero de 2000 a agosto de 2006), EMBASE (enero de 2000 a agosto de 2006) y el Registro Especializado del Grupo Cochrane de ETS en agosto de 2006. Las listas de referencias de los artículos recuperados se revisaron manualmente.

Criterios de selección: 

Los ensayos controlados aleatorios se publicaron en cualquier idioma.Los ensayos debían comparar al menos un antimicótico oral con uno intravaginal.Mujeres (de 16 años o más) con candidiasis vulvovaginal no complicada.El diagnóstico de la candidiasis vulvovaginal debía realizarse por micología (es decir, un cultivo positivo o microscopía para levaduras).Los ensayos se excluían si incluían solamente participantes con pruebas positivas para VIH, inmunocomprometidos, embarazadas, en lactancia o diabéticos.La medida de resultado primaria fue la curación clínica.

Obtención y análisis de los datos: 

Dos revisores seleccionaron los títulos y los resúmenes de los resultados de la búsqueda electrónica y el texto completo de los estudios que pudieran ser relevantes. Dos revisores realizaron la extracción independiente por duplicado. Los desacuerdos con respecto a la inclusión de ensayos o al resumen de datos se resolvieron por medio de la discusión entre los revisores. Los odds ratios se agruparon mediante los modelos de efectos fijos (excepto para dos análisis en los que se usaron modelos de efectos aleatorios por la heterogeneidad potencialmente importante).

Resultados principales: 

Se hallaron dos ensayos nuevos que informaban tres comparaciones en la actualización. Se incluyeron 19 ensayos en la revisión, que informaron 22 comparaciones de antimicóticos orales versus intravaginales. No se observó ninguna diferencia estadísticamente significativa entre el tratamiento antimicótico oral e intravaginal para la curación clínica a corto plazo (OR 0,94; IC del 95%: 0,75 a 1,17) y a largo plazo (OR 1,07; IC del 95%: 0,82 a 1,41). No se observó ninguna diferencia estadísticamente significativa para la curación micológica entre el tratamiento oral y el intravaginal a corto plazo (OR 1,15; IC del 95%: 0,94 a 1,42). Hubo una diferencia estadísticamente significativa para el seguimiento a largo plazo (OR 1,29; IC del 95%: 1,05 a 1,60) a favor del tratamiento oral, sin embargo, la importancia clínica de este resultado es incierta. Dos ensayos informaron un retiro del tratamiento debido a una reacción adversa. Los datos sobre la preferencia del tratamiento se informaron de manera deficiente.

Notas de traducción: 

La traducción y edición de las revisiones Cochrane han sido realizadas bajo la responsabilidad del Centro Cochrane Iberoamericano, gracias a la suscripción efectuada por el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad del Gobierno español. Si detecta algún problema con la traducción, por favor, contacte con Infoglobal Suport, cochrane@infoglobal-suport.com.

Tools
Information
Share/Save