Infusión de midazolam intravenoso para la sedación de los lactantes en la unidad de cuidados intensivos neonatales

Esta traducción está desactualizada. Por favor, haga clic aquí para ver la versión en inglés más reciente de esta revisión.

Ninguna evidencia mostró el beneficio del midazolam como un sedante para los recién nacidos en la unidad de cuidados intensivos neonatales.

Los recién nacidos sometidos a procedimientos incómodos en las unidades de cuidados intensivos pueden necesitar sedación para reducir el estrés y evitar complicaciones. Es difícil medir su dolor, por lo que los sedantes o los analgésicos a veces se omiten para los recién nacidos. El midazolam es un sedante de acción corta, cada vez más usado en los cuidados intensivos neonatales. La revisión de los ensayos no encontró evidencias que apoyaran el uso del midazolam como sedante para los recién nacidos que recibían cuidados intensivos. Los recién nacidos que recibían midazolam permanecieron más tiempo en el hospital y tuvieron más efectos adversos. Se necesita urgentemente más investigación sobre la seguridad y el efecto del midazolam.

Conclusiones de los autores: 

Hay datos insuficientes para promover el uso de la infusión de midazolam intravenoso como sedante para los recién nacidos en cuidados intensivos. Esta revisión plantea dudas acerca de la seguridad del midazolam en los recién nacidos. Se necesita investigación adicional sobre la efectividad y la seguridad del midazolam en los recién nacidos.

Leer el resumen completo…
Antecedentes: 

A menudo, se ha obviado la necesidad de sedación de los recién nacidos sometidos a procedimientos incómodos en la unidad de cuidados intensivos neonatales (UCIN). La sedación adecuada puede reducir el estrés y evitar complicaciones durante procedimientos como la asistencia respiratoria mecánica. El midazolam es una benzodiazepina de acción corta que se ha usado cada vez más en la UCIN. Sin embargo, la efectividad del midazolam intravenoso como un sedante en los recién nacidos no se ha evaluado sistemáticamente.

Objetivos: 

Determinar si la infusión de midazolam intravenoso es un sedante eficaz, según la evaluación de mediciones conductuales y fisiológicas, para los recién nacidos en estado crítico que reciben cuidados intensivos, y evaluar los efectos adversos clínicamente significativos a corto y largo plazo asociados con su uso.

Estrategia de búsqueda (: 

Búsqueda de literatura, según la estrategia de búsqueda del Grupo Cochrane de Neonatología (Cochrane Neonatal Review Group). Los ensayos controlados aleatorios y cuasialeatorios del uso de midazolam intravenoso en los recién nacidos se identificaron mediante la búsqueda en el Registro Cochrane de Ensayos Controlados (Cochrane Controlled Trials Register) (La Cochrane Library, Número 3, 2002), MEDLINE (desde 1985 hasta 2002), EMBASE (desde 1980 hasta 2002), las listas de referencias de los estudios publicados, archivos personales y los resúmenes publicados en Pediatric Research desde 1990 hasta 2002.

Criterios de selección: 

Se seleccionaron para su revisión ensayos controlados aleatorios y cuasialeatorios de la infusión de midazolam intravenoso en los neonatos </ = 28 días de edad, para la sedación durante la asistencia respiratoria mecánica o las investigaciones radiológicas. Se excluyeron los estudios sobre el uso de midazolam como anestésico o anticonvulsivante. Los estudios que incluían a recién nacidos y neonatos y niños mayores se excluyeron si no pudieron extraerse datos para los recién nacidos.

Obtención y análisis de los datos: 

Se resumieron los datos con respecto al resultado primario del nivel de sedación (según lo evaluado por escalas conductuales o parámetros fisiológicos). Se evaluaron los resultados secundarios, incluida la hemorragia intraventricular (HIV), la leucomalacia periventricular (LPV), la muerte dentro de los 28 días de edad, los efectos adversos asociados con el midazolam (hemodinámicos y neurológicos), los días de asistencia respiratoria, los días de uso de oxígeno suplementario, el neumotórax, la duración de la estancia en UCIN y el resultado del desarrollo neurológico a largo plazo. Cuando fue apropiado, se realizaron los metanálisis mediante el riesgo relativo (RR), la diferencia de riesgo (DR), junto con sus intervalos de confianza del 95% (IC del 95%) para las variables categóricas, y la diferencia de medias ponderada (DMP) para las variables continuas.

Resultados principales: 

Tres ensayos fueron elegibles para la inclusión en la revisión. Los datos sobre el nivel de sedación de los tres ensayos no pudieron combinarse para el metanálisis debido a las diferencias de las herramientas usadas para medir los niveles de sedación. Dos estudios (Jacqz-Aigrain 1994, Arya 2001) mostraron un nivel estadísticamente significativo más alto de la sedación en el grupo de midazolam comparado con el grupo de placebo. El tercer estudio (Anand 1999) que comparaba el midazolam con la morfina y el placebo, no encontró diferencias estadísticamente significativas en el nivel de sedación entre los tres grupos, pero un nivel estadística y significativamente más alto de sedación se encontró en el grupo de midazolam comparado con el grupo de placebo durante la infusión del tratamiento. Sin embargo, debido a que las escalas de sedación usadas en los tres estudios no se han validado en neonatos prematuros, no pudo confirmarse la efectividad del midazolam como sedante en esta población. En el estudio de Jacqz-Aigrain y cols. (Jacqz-Aigrain 1994), la presión arterial fue estadística y significativamente inferior en el grupo de midazolam que en el grupo de placebo en los días uno y dos, aunque no había diferencias estadísticamente significativas en la incidencia de hipotensión que requería albúmina o fármacos vasoactivos entre grupos. El estudio de Anand y cols. (Anand 1999) mostró una incidencia estadística y significativamente mayor de eventos neurológicos adversos (muerte, HIV grados III y IV, LPV) en el grupo de midazolam comparado con los otros grupos. Además, el metanálisis de los datos disponibles de los dos estudios (Jacqz-Aigrain 1994, Anand 1999) mostró una duración estadísticamente significativa más larga de la estancia en la UCIN en el grupo de midazolam comparado con el grupo de placebo (DMP 5,4 días; IC del 95%: 0,4; 10,5). Los metanálisis de otros resultados secundarios no mostraron diferencias estadísticamente significativas entre los grupos de midazolam y de placebo.

Notas de traducción: 

La traducción y edición de las revisiones Cochrane han sido realizadas bajo la responsabilidad del Centro Cochrane Iberoamericano, gracias a la suscripción efectuada por el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad del Gobierno español. Si detecta algún problema con la traducción, por favor, contacte con Infoglobal Suport, cochrane@infoglobal-suport.com.

Share/Save