Vendajes y agentes tópicos para el tratamiento de úlceras arteriales en las piernas

¿Cuál es la pregunta de investigación?

¿La elección de los agentes tópicos (cremas o pomadas) o de los vendajes para heridas afecta la cicatrización de las úlceras arteriales de las piernas?

Antecedentes

Las personas con problemas relacionados con la circulación sanguínea de las piernas pueden desarrollar úlceras en las piernas, y los adultos tienen alrededor de un 1% de posibilidades de sufrir una úlcera en las piernas en algún momento de su vida. La mayoría de las úlceras (alrededor del 70%), son el resultado de un flujo sanguíneo deficiente en las venas y se denominan úlceras venosas de las piernas. Las mismas generalmente se tratan por compresión. Las úlceras arteriales de las piernas (alrededor del 22% de las úlceras) se producen debido al suministro de sangre deficiente a las piernas, cuando hay un bloqueo en una arteria de la pierna o un estrechamiento de las arterias (aterosclerosis). Sin el tratamiento de la irrigación sanguínea arterial deficiente subyacente, la cicatrización de las úlceras demora mucho tiempo o incluso pueden no cicatrizar nunca. El tratamiento de estas úlceras se realiza para promover la cicatrización y protegerlas de la infección, cubriéndolas con vendajes o usando agentes tópicos, o ambos. Se pueden utilizar diversos tipos de vendajes, dependiendo de si la intención principal es tratar la infección, reducir el dolor de la úlcera o manejar la pérdida de líquido que puede presentarse en estas úlceras (exudado), y así promover la cicatrización.

Características de los estudios y resultados clave

Se encontraron dos estudios pequeños que presentaron datos de 49 participantes con úlceras arteriales en las piernas (la búsqueda se realizó en enero 2019). Los estudios también incluyeron a participantes con otros tipos de úlceras, y no está claro qué proporción de los participantes eran diabéticos. Ninguno de los dos estudios describió de forma completa los métodos, ambos presentaron resultados limitados para los participantes con úlceras arteriales y uno de ellos no proporcionó información sobre el número de participantes con una úlcera arterial en el grupo de control. Los períodos de seguimiento (seis y ocho semanas) fueron demasiado cortos para medir la cicatrización. Por lo tanto, los datos disponibles fueron incompletos y no pueden generalizarse a la población más amplia de pacientes que sufren de úlceras arteriales en las piernas.

Un estudio asignó a los participantes al azar a una pomada de ketanserina al 2% en polietilenglicol (PEG) o al PEG solo, administrado dos veces al día durante ocho semanas. Este estudio informó de un aumento en la cicatrización de heridas en el grupo de ketanserina, en comparación con el grupo de control. Cabe señalar que la ketanserina no está autorizada para su uso en seres humanos en todos los países.

El segundo estudio asignó al azar a los participantes a factores de crecimiento de aplicación tópica aislados de la propia sangre del participante (factores de crecimiento concentrados [FCC]), o a un vendaje estándar; ambos se aplicaron semanalmente durante seis semanas. Este estudio informó que el 66,6% de las úlceras arteriales diabéticas tratadas con FCC mostraron una disminución de más del 50% en el tamaño de la úlcera, en comparación con el 6,7% de las úlceras no cicatrizadas tratadas con un vendaje estándar.

Solo un estudio mencionó los efectos secundarios e informó de que ningún participante experimentó efectos secundarios durante el seguimiento (seis semanas). Ninguno de los dos estudios informó del tiempo transcurrido hasta la cicatrización de la úlcera, la satisfacción del paciente o las medidas de la calidad de vida.

Certeza de la evidencia

No hay suficiente evidencia para determinar si la elección entre el agente tópico o el vendaje modifica la cicatrización de las úlceras arteriales de las piernas. Se disminuyó la certeza general de la evidencia disponible a «muy baja» y «baja», debido a que los estudios informaron de sus métodos de manera deficiente, solo hubo dos estudios y pocos participantes con enfermedades arteriales, y debido a que la duración de los estudios fue breve y los mismos informaron de pocos resultados. Este hecho dio lugar a que fuese imposible determinar si había alguna diferencia real en el número de úlceras cicatrizadas entre los grupos.

Conclusiones de los autores: 

No hay suficiente evidencia para determinar si la elección entre el agente tópico o el vendaje modifica la cicatrización de las úlceras arteriales de las piernas.

Leer el resumen completo…
Antecedentes: 

Se estima que hasta el 1% de las personas en los países de ingresos altos sufren de una úlcera en la pierna en algún momento de su vida. La mayoría de las úlceras de las piernas se asocian con problemas de circulación; el retorno sanguíneo escaso en las venas causa úlceras venosas (alrededor del 70% de las úlceras) y el suministro de sangre deficiente a las piernas causa úlceras arteriales (alrededor del 22% de las úlceras). El tratamiento de las úlceras arteriales en las piernas tiene por objeto corregir el suministro de sangre arterial deficiente, por ejemplo, mediante la corrección las obstrucciones arteriales (ya sea de forma quirúrgica o farmacológica). Si se ha restablecido el suministro de sangre, estas úlceras arteriales pueden cicatrizar siguiendo los principios de un buen cuidado de las heridas. Los vendajes y los agentes tópicos forman parte de un buen cuidado de las heridas en las úlceras arteriales, aunque hay muchos productos disponibles, y no está claro qué impacto tienen en la cicatrización de las úlceras. Esta es una tercera actualización de una revisión publicada por primera vez en 2003.

Objetivos: 

Determinar si los agentes tópicos y los vendajes para heridas modifican la cicatrización de úlceras arteriales. Comparar las tasas de cicatrización y los resultados basados en los pacientes entre los vendajes para heridas y los agentes tópicos.

Métodos de búsqueda: 

El Especialista en Información del Grupo Cochrane Vascular (Cochrane Vascular Information Specialist) realizó búsquedas en el Registro Especializado del Grupo Cochrane Vascular (Cochrane Vascular Specialised Register), el Registro Cochrane Central de Ensayos Controlados (Cochrane Central Register of Controlled Trials) las bases de datos MEDLINE, Embase, Cumulative Index to Nursing and Allied Health Literature and Allied and Complementary Medicine, y en los registros de ensayos de la International Clinical Trials Registry Platform de la Organización Mundial de la Salud y ClinicalTrials.gov hasta el 28 de enero 2019.

Criterios de selección: 

Ensayos controlados aleatorizados (ECA) o ensayos clínicos controlados (ECC) que evalúan los vendajes y los agentes tópicos en el tratamiento de las úlceras arteriales en las piernas. Se incluyó a participantes con úlceras arteriales en las piernas, independientemente del método de diagnóstico. Los ensayos que incluían a participantes con enfermedades arteriovenosas mixtas y diabetes fueron elegibles para su inclusión si presentaban resultados por separado para los diferentes grupos. En esta revisión fueron elegibles para la inclusión todos los vendajes y agentes tópicos para las heridas. Se excluyeron los ensayos que no informaban sobre al menos uno de los resultados primarios (tiempo hasta la cicatrización, proporción completamente cicatrizada o cambio en el área de la úlcera).

Obtención y análisis de los datos: 

Dos autores de la revisión extrajeron de forma independiente la información sobre las características de los participantes, las intervenciones y los resultados mediante un formulario estandarizado de extracción de datos. Los autores de la revisión resolvieron todos los desacuerdos mediante discusión. Se presentaron los datos de forma narrativa debido a las diferencias en los ensayos incluidos. Para evaluar la certeza de las evidencia se utilizó GRADE.

Resultados principales: 

Dos ensayos cumplieron los criterios de inclusión. Uno comparó la pomada de ketanserina al 2% en polietilenglicol (PEG) con PEG solo, utilizado dos veces al día en 40 participantes con úlceras arteriales en las piernas, durante ocho semanas o hasta la cicatrización, lo que ocurriera antes. Uno comparó la aplicación tópica del factor de crecimiento concentrado (FCC) derivado de la sangre con un vendaje estándar (película o espuma de poliuretano); ambos se aplicaron semanalmente durante seis semanas en 61 participantes con úlceras no cicatrizadas (venosas, arteriales diabéticas, neuropáticas, traumáticas o vasculíticas). Ambos ensayos fueron pequeños, informaron de los resultados de manera inadecuada y su calidad metodológica fue baja. Los periodos de seguimiento cortos (seis y ocho semanas) dieron lugar a que fuese difícil captar suficientes eventos de cicatrización para poder realizar comparaciones entre los tratamientos.

Un ensayo demostró la aceleración de la cicatrización de las heridas en el grupo de ketanserina en comparación con el grupo de control. En el ensayo que comparó el FCC con los vendajes estándar, el número de participantes con úlceras arteriales diabéticas solo se informó en el grupo de FCC (9/31), y el número de participantes con úlceras arteriales diabéticas y sus datos no se informaron por separado para el grupo de vendajes estándar. En el grupo de FCC, el 66,6% (6/9) de las úlceras arteriales diabéticas mostró una disminución de más del 50% en el tamaño de la úlcera en comparación con el 6,7% (2/30) de las úlceras no cicatrizadas tratadas con un vendaje estándar. Dicha evidencia se evaluó como de certeza muy baja debido al número reducido de estudios y de participantes con úlceras arteriales, al informe inadecuado de la metodología y los datos, y al período de seguimiento breve.

Solo un ensayo informó sobre los efectos secundarios (complicaciones), y afirmó que ningún participante los experimentó durante el seguimiento (seis semanas, evidencia de certeza baja). Cabe señalar también que la ketanserina no está autorizada en todos los países para su uso en seres humanos. Ninguno de los estudios informó del tiempo transcurrido hasta la cicatrización de la úlcera, la satisfacción del paciente o la calidad de vida.

Notas de traducción: 

La traducción y edición de las revisiones Cochrane han sido realizadas bajo la responsabilidad del Centro Cochrane Iberoamericano, gracias a la suscripción efectuada por el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad del Gobierno español. Si detecta algún problema con la traducción, por favor, contacte con Infoglobal Suport, cochrane@infoglobal-suport.com.

Tools
Information
Share/Save