Inmunoglobulina oral para la prevención de la enterocolitis necrotizante en recién nacidos prematuros y de bajo peso al nacer

Pregunta de la revisión: ¿El uso de la inmunoglobulina oral reduce la incidencia de enterocolitis necrotizante y otras complicaciones en los recién nacidos prematuros o de bajo peso al nacer (o ambos)?

Antecedentes: Inmunoglobulina administrada por vía oral para prevenir problemas intestinales urgentes (enterocolitis necrotizante) en recién nacidos prematuros y de bajo peso al nacer. La inflamación destructiva del intestino (llamada enterocolitis necrotizante, ECN) es causada por bacterias productoras de gas que fermentan la leche. Es un problema potencial para los recién nacidos prematuros (nacidos antes de la fecha prevista de parto) y de bajo peso al nacer (nacidos con menos de 2500 gramos). Incluso después de salir del hospital, los recién nacidos afectados pueden necesitar una hospitalización frecuente y prolongada debido a los continuos problemas nutricionales. Lo anterior es motivo de dificultades emocionales y financieras para los padres. Las inmunoglobulinas son proteínas que se encuentran en la sangre y que le brindan al cuerpo inmunidad contra las enfermedades. Las inmunoglobulinas (tipos IgA e IgG) tomadas por vía oral pueden proteger a los niños susceptibles de desarrollar ECN.

Características de los estudios: Se realizaron búsquedas en la literatura médica hasta enero 2016 y se encontraron tres ensayos controlados aleatorizados (estudios clínicos en los que las personas son asignadas al azar a uno de dos o más grupos de tratamiento) (con 2095 recién nacidos). El tratamiento se inició en las primeras 24 horas después del parto (dos estudios pequeños) o después del comienzo de la alimentación oral (enteral) (un estudio grande y bien controlado). En este estudio grande, los recién nacidos generalmente recibieron leche materna, mientras que en los otros dos estudios recibieron leche maternizada.

Resultados: La administración de inmunoglobulina (IgG sola o combinación de IgG más IgA) no redujo la incidencia de ECN, la necesidad de cirugía relacionada con la ECN o la muerte por ECN, ni durante ni después del período de estudio. Las inmunoglobulinas podrían causar la ruptura de los glóbulos rojos (llamada hemólisis) (los glóbulos rojos son células que abundan en la sangre, que suministran oxígeno a los órganos), pero no se observó hemólisis de importancia clínica. No se informaron otros efectos secundarios.

Calidad de la evidencia: Hubo poca o muy poca evidencia de los principales resultados. El factor principal que afectó la calidad de la evidencia fue la falta de precisión en las estimaciones del resultado, ya que el rango verosímil calculado de los efectos (los intervalos de confianza del 95%) fue amplio.

Conclusiones de los autores: 

Sobre la base de los ensayos disponibles, la evidencia no avala la administración de inmunoglobulina oral para la prevención de la ECN. No existen ensayos aleatorizados controlados sobre el uso de IgA oral sola para la prevención de la ECN.

Leer el resumen completo…
Antecedentes: 

La enterocolitis necrotizante (ECN) es el cuadro agudo más frecuente del sistema gastrointestinal que ocurre en el período neonatal. Se han publicado informes que indican que las inmunoglobulinas orales IgA e IgG tienen un efecto inmunoprotector en la mucosa gastrointestinal.

Objetivos: 

Determinar el efecto de la inmunoglobulina oral sobre la incidencia de la enterocolitis necrotizante y otras complicaciones en los recién nacidos prematuros o de bajo peso al nacer (o ambos).

Estrategia de búsqueda (: 

Se utilizó la estrategia de búsqueda estándar del Grupo Cochrane de Neonatología (Cochrane Neonatal Group). Se realizaron búsquedas en el Registro Cochrane Central de Ensayos Controlados (Cochrane Central Register of Controlled Trials) (CENTRAL, The Cochrane Library 2016, Número 1), PubMed (1966 hasta enero 2016), CINAHL (1982 hasta enero 2016) y EMBASE (1980 hasta enero 2016) y en actas de congresos.

Criterios de selección: 

Todos los ensayos controlados aleatorizados o cuasialeatorizados en los que se utilizaron inmunoglobulinas orales como profilaxis contra la ECN en recién nacidos prematuros (menos de 37 semanas de gestación) o de bajo peso al nacer (menos de 2500 gramos), o ambos.

Obtención y análisis de los datos: 

La obtención y análisis de los datos se realizó de acuerdo con los métodos estandarizados del Grupo de Revisión Cochrane de Neonatología (Cochrane Neonatal Review Group).

Resultados principales: 

La búsqueda identificó cinco estudios sobre la inmunoglobulina oral para la prevención de la ECN, de los cuales tres cumplieron los criterios de inclusión. En esta revisión de los tres ensayos elegibles (que incluyen 2095 recién nacidos), la administración oral de IgG o una combinación de IgG/IgA no dio lugar a una reducción significativa de la incidencia de ECN definitiva (riesgo relativo [RR] típico 0,84; intervalo de confianza [IC] del 95%: 0,57 a 1,25; diferencia de riesgos [DR] típica -0,01; IC del 95%: -0,03 a 0.01; tres estudios, 1840 recién nacidos), sospecha de ECN (RR 0,84; IC del 95%: 0,49 a 1,46; DR -0,01; IC del 95%: -0,02 a 0,01; un estudio, 1529 recién nacidos), necesidad de cirugía (RR típico 0,21; IC del 95%: 0,02 a 1.75; DR típica -0,03, IC del 95%: -0,06 a 0,00; dos estudios, 311 recién nacidos) o muerte por ECN (RR típico 1,10, IC del 95%: 0,47 a 2,59; DR típica 0,00, IC del 95%: -0,01 a 0,01; tres estudios, 1840 recién nacidos).

Notas de traducción: 

La traducción y edición de las revisiones Cochrane han sido realizadas bajo la responsabilidad del Centro Cochrane Iberoamericano, gracias a la suscripción efectuada por el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad del Gobierno español. Si detecta algún problema con la traducción, por favor, contacte con Infoglobal Suport, cochrane@infoglobal-suport.com.

Tools
Information
Share/Save