Manitol para el accidente cerebrovascular agudo

La inflamación del cerebro (edema) es una de las principales causas de muerte prematura y de discapacidad a largo plazo después de un accidente cerebrovascular (una catástrofe repentina en el cerebro porque una arteria del cerebro se bloquea, o porque una arteria del cerebro o de su interior se rompe y sangra). La solución de manitol se administra en una vena para reducir la inflamación. El aumento de la inflamación (rebote) en el cerebro puede ocurrir después que se interrumpe el tratamiento. Esta revisión de tres ensayos pequeños, con 226 participantes, encontró que no hay evidencia suficiente para decidir si el manitol mejora la supervivencia o previene la discapacidad después de un accidente cerebrovascular. El tratamiento puede causar varios efectos adversos, pero en los ensayos incluidos en esta revisión no se informó sobre eventos adversos graves. Se necesitan más estudios de investigación.

Conclusiones de los autores: 

Actualmente no hay evidencia suficiente que apoye la administración sistemática del manitol en pacientes con accidente cerebrovascular agudo. Se necesitan más ensayos para confirmar o refutar si el manitol es beneficioso en el accidente cerebrovascular agudo.

Leer el resumen completo…
Antecedentes: 

El manitol es un agente osmótico y que elimina los radicales libres, por lo que podría disminuir el edema y el daño tisular en el curso de un accidente cerebrovascular.

Objetivos: 

Evaluar si el tratamiento con manitol reduce la mortalidad a corto y a largo plazo y la dependencia después de un accidente cerebrovascular isquémico agudo o de una hemorragia intracerebral (HIC).

Métodos de búsqueda: 

Se realizaron búsquedas en el Registro de Ensayos del Grupo Cochrane de Accidentes Cerebrales Vasculares (Cochrane Stroke Group) (diciembre 2006), MEDLINE (1966 a enero 2007), el Chinese Stroke Trials Register (noviembre 2006), la China Biological Medicine Database (diciembre 2006) y la base de datos latinoamericana LILACS (1982 a diciembre 2006). También se realizaron búsquedas en la base de datos de tesis de maestría y doctorado de la Universidad de Sao Paulo (enero 2007), y en las actas de conferencias de neurología y neurocirugía en Brasil desde 1965 hasta 2006. En un esfuerzo por identificar más estudios publicados, en curso y no publicados, se realizaron búsquedas en las listas de referencias y se estableció contacto con los autores de los ensayos publicados.

Criterios de selección: 

Se incluyeron ensayos controlados aleatorizados que compararon el manitol con placebo o un control abierto en pacientes con accidente cerebrovascular isquémico agudo o hemorragia intracerebral no traumática.

Obtención y análisis de los datos: 

Los dos autores de la revisión seleccionaron de forma independiente los ensayos, evaluaron la calidad, extrajeron los datos y realizaron el análisis de los datos.

Resultados principales: 

Se incluyeron nueve ensayos pequeños con 226 participantes. Un ensayo incluyó pacientes con un presunto accidente cerebrovascular isquémico sin verificación por tomografía computarizada (TC), y los otros dos ensayos incluyeron pacientes con HIC verificada por TC. En ninguno de los ensayos hubo datos disponibles sobre la medida de resultado primaria (muerte y dependencia). Fue posible calcular la muerte y la discapacidad en el ensayo más grande de HIC, y no hubo diferencias entre los grupos manitol y control. No se informaron muertes en el ensayo de accidente cerebrovascular isquémico. La mortalidad no difirió entre los grupos manitol y control en los ensayos de HIC. No se encontraron eventos adversos, o no se informaron. En dos ensayos se informó el cambio en el estado clínico, y la proporción de los que empeoraron o no mejoraron su estado no difirió significativamente entre los pacientes tratados con manitol y los controles. Sobre la base de estos tres ensayos no fue posible demostrar los efectos beneficiosos o perjudiciales del manitol. Aunque no se encontraron diferencias estadísticamente significativas entre los grupos tratados con manitol y los grupos control, los intervalos de confianza de los cálculos del efecto del tratamiento fueron amplios e incluyeron la posibilidad de efectos beneficiosos y perjudiciales clínicamente significativos.

Notas de traducción: 

La traducción y edición de las revisiones Cochrane han sido realizadas bajo la responsabilidad del Centro Cochrane Iberoamericano, gracias a la suscripción efectuada por el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad del Gobierno español. Si detecta algún problema con la traducción, por favor, contacte con Infoglobal Suport, cochrane@infoglobal-suport.com.

Tools
Information
Share/Save