Antibióticos para la rotura prematura de membranas

La administración de algunos antibióticos a pacientes con rotura prematura de membranas mejora la salud de los recién nacidos. Los neonatos nacidos antes de tiempo tienen mayor probabilidad de padecer de trastornos de la salud en los primeros días y a veces a lo largo de la vida. El trabajo de parto y el parto prematuros (antes de las 37 semanas) pueden ser debidos a una infección no detectada al igual que a la rotura prematura de membranas. La revisión de 22 ensayos, con 6872 mujeres y sus neonatos, halló que ciertos antibióticos administrados a las mujeres, cuando se rompen prematuramente las membranas, prolongan la estancia de los recién nacidos en el útero a corto plazo. Estos fármacos redujeron la infección, pero no salvaron a más recién nacidos. Un antibiótico (coamoxiclav) aumentó el número de recién nacidos con un trastorno inflamatorio raro del intestino (enterocolitis necrosante). Aunque a más largo plazo (a siete años de edad), los antibióticos parecen tener un efecto menor sobre la salud de los niños, las ventajas a corto plazo permiten recomendar la administración sistemática de antibióticos.

Conclusiones de los autores: 

La prescripción corriente de antibióticos a pacientes con rotura prematura de membranas se asocia con prolongación del embarazo y mejoras en algunas afecciones neonatales a corto plazo, pero ninguna reducción significativa de la mortalidad perinatal. A pesar de la ausencia de pruebas de beneficios a más largo plazo en la niñez, las ventajas en la morbilidad a corto plazo permiten recomendar la prescripción sistemática de antibióticos. No puede precisarse el antibiótico de elección, pero debe evitarse el co-amoxiclav por el mayor riesgo de enterocolitis necrosante neonatal.

Leer el resumen completo…
Antecedentes: 

El parto prematuro origina una morbilidad y mortalidad neonatal significativa. La infección subclínica está asociada con rotura prematura de las membranas (RPM). La antibioticoterapia materna profiláctica puede reducir la infección y retrasar el trabajo de parto, pero puede suprimir el parto sin tratar la infección subyacente.

Objetivos: 

Evaluar los efectos inmediatos y a largo plazo de la administración de antibióticos a mujeres con RPM antes de las 37 semanas, sobre la morbilidad infecciosa materna, la morbilidad y mortalidad neonatal y en el desarrollo de la niñez a más largo plazo.

Estrategia de búsqueda (: 

Se hicieron búsquedas en el Registro de ensayos del Grupo Cochrane de Embarazo y Parto (Cochrane Pregnancy and Childbirth Group) (30 de septiembre de 2013).

Criterios de selección: 

Se incluyeron los ensayos controlados con asignación aleatoria que compararon la administración de antibióticos con placebo e informaron resultados clínicamente pertinentes, al igual que los ensayos de diferentes antibióticos. Se incluyeron los ensayos en que no se usó placebo para examinar el resultado de la muerte perinatal sola.

Obtención y análisis de los datos: 

Se extrajeron los datos de cada informe sin cegamiento de los resultados o de los tratamientos que recibieron las mujeres. Se buscaron los datos no publicados de varios autores.

Resultados principales: 

Se incluyeron 22 ensayos con 6872 mujeres y neonatos.

El uso de antibióticos después de la RPM se asocia con reducciones estadísticamente significativas de corioamnionitis (cociente de riesgos promedio [CR] 0,66, intervalo de confianza [IC] del 95%: 0,46 a 0,96; y una reducción del número de recién nacidos en un plazo de 48 horas, CR promedio 0,71, IC del 95%: 0,58 a 0,87) y siete días de asignación al azar (CR promedio 0,79; IC del 95%: 0,71 a 0,89). Se redujeron los siguientes marcadores de morbilidad neonatal: la infección neonatal (CR 0,67; IC del 95%: 0,52 a 0,85), el uso de surfactante (CR 0,83; IC del 95%: 0,72 a 0,96), la oxigenoterapia (CR 0,88; IC del 95%: 0,81 a 0,96) y los resultados anormales en la exploración ecográfica cerebral antes del alta del hospital (CR 0,81; IC del 95%: 0,68 a 0,98). El coamoxiclav se asoció con un mayor riesgo de enterocolitis necrosante neonatal (CR 4,72; IC del 95%: 1,57 a 14,23).

Un estudio evaluó la salud de los niños a los siete años de edad (ORACLE Children Study) y halló que los antibióticos parecieron tener poco efecto sobre la salud de los niños.

Notas de traducción: 

La traducción y edición de las revisiones Cochrane han sido realizadas bajo la responsabilidad del Centro Cochrane Iberoamericano, gracias a la suscripción efectuada por el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad del Gobierno español. Si detecta algún problema con la traducción, por favor, contacte con Infoglobal Suport, cochrane@infoglobal-suport.com.

Tools
Information
Share/Save