Las profesiones relacionadas con la medicina, como enfermeras, parteras y dietistas, pueden incorporar eficazmente guías clínicas para mejorar la asistencia a los pacientes

La publicación de guías clínicas para enfermeras, parteras, dietistas y otros profesionales de la salud aliados a la medicina puede reducir las variaciones en la práctica y mejorar la asistencia a los pacientes. Esta revisión halló que, a pesar de las investigaciones limitadas, existe alguna evidencia de que las guías pueden mejorar la asistencia y que las funciones profesionales pueden ser sustituidas de manera efectiva, por ejemplo, una enfermera puede desempeñar la función de un médico en ciertas circunstancias. Tales intervenciones ofrecen la posibilidad de reducir los costos, pero se necesita más investigación en todas las áreas de este tema.

Conclusiones de los autores: 

Existe alguna evidencia de que la asistencia basada en guías es eficaz para cambiar el proceso y los resultados de la asistencia prestada por las profesiones relacionadas con la medicina. Sin embargo, es necesario ir con precaución al generalizar los hallazgos a otras profesiones y entornos.

Leer el resumen completo…
Antecedentes: 

Las guías de práctica clínica tienen como objetivo reducir las variaciones inapropiadas en la práctica y promover la prestación de asistencia sanitaria basada en la evidencia.

Objetivos: 

Identificar y evaluar los efectos de los estudios de la introducción de guías de práctica clínica en enfermería (incluidas las visitas de salud), partería y otras profesiones relacionadas con la medicina.

Estrategia de búsqueda (: 

Se realizaron búsquedas en el registro especializado del Grupo Cochrane para una Práctica y Organización Sanitaria Efectivas (Cochrane Effective Practice and Organisation of Care Group), MEDLINE (1975 a 1996), EMBASE, Cinahl y Sigle hasta 1996, la NHS Economic Evaluations Database (1994 a 1996), DHSS-Data (1983 a 1996), la Database of Abstracts of Reviews of Effectiveness (1994 a 1996) y las listas de referencias de artículos. También se realizaron búsquedas manuales en la revista Quality in Health Care, se estableció contacto personal con expertos en el tema y se estableció contacto con las bibliotecas identificadas por un panel de expertos.

Criterios de selección: 

Ensayos aleatorizados, estudios controlados tipo antes y después (before and after studies) y análisis de series de tiempo interrumpido de la introducción de intervenciones que comparen: 1. Guías clínicas más estrategias de diseminación y/o de implementación versus ninguna guía; 2. Guías más estrategias de difusión y/o de implementación versus guías más estrategias alternativas de difusión y/o de implementación; y 3. (post hoc) Guías utilizadas por las profesiones relacionadas con la medicina frente a la atención médica estándar. Los participantes fueron enfermeras, parteras y otras profesiones relacionadas con la medicina.

Obtención y análisis de los datos: 

Dos revisores extrajeron los datos y evaluaron la calidad de los estudios de forma independiente.

Resultados principales: 

Se incluyeron ocho estudios que incluían más de 467 profesionales de la salud. El informe de los métodos de estudio fue inadecuado para todos los estudios. En todos los estudios menos uno, las enfermeras fueron el grupo profesional objetivo; un estudio se dirigió únicamente a los dietistas. Los diversos comportamientos abordados incluyeron el tratamiento de la hipertensión, el dolor lumbar y la hiperlipidemia. Se identificaron nueve estudios para la comparación 1. Tres de cada cinco estudios observaron mejorías en al menos algunos procesos de asistencia y seis de cada ocho estudios observaron mejorías en los resultados de la asistencia. Sólo un estudio incluyó una evaluación económica formal, con resultados contradictorios. Se identificaron tres estudios para la comparación 2, pero fue difícil establecer conclusiones firmes debido a los métodos deficientes. Se identificaron seis estudios para la comparación 3 (post hoc). Estos estudios generalmente apoyaron la hipótesis de que no había diferencia entre la asistencia proporcionada por las enfermeras que utilizaban guías clínicas y la asistencia médica estándar.

Notas de traducción: 

La traducción y edición de las revisiones Cochrane han sido realizadas bajo la responsabilidad del Centro Cochrane Iberoamericano, gracias a la suscripción efectuada por el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad del Gobierno español. Si detecta algún problema con la traducción, por favor, contacte con Infoglobal Suport, cochrane@infoglobal-suport.com.

Tools
Information
Share/Save