Intervenciones para el tratamiento de la escabiosis

La sarna es una infección parasitaria de la piel. Se produce en todo el mundo, pero es particularmente problemática en zonas de saneamiento deficiente, hacinamiento y trastornos sociales, y es endémica en muchos países de escasos recursos. La prevalencia mundial de la sarna se estima en 300 000 000 de casos, pero el nivel de infección varía entre los países y las comunidades. El ácaro hembra se mete en la piel para poner huevos que luego salen del cascarón y se multiplican. La infección se puede propagar de una persona a otra a través del contacto directo con la piel, incluido el contacto sexual. Causa una intensa picazón con erupciones en la piel. Se han desarrollado varios fármacos para tratar la sarna, y también se utilizan medicinas a base de hierbas y tradicionales. La revisión de los ensayos trató de abarcar todos ellos. Los autores identificaron 22 ensayos pequeños en los que participaron 2676 pacientes, y 19 de los ensayos tuvieron lugar en países de escasos recursos. La permetrina pareció ser el tratamiento tópico más eficaz para la sarna, y la ivermectina pareció ser un tratamiento oral eficaz. Sin embargo, la ivermectina no está autorizada para esta indicación en muchos países. Se informaron eventos adversos como erupciones, vómitos y dolor abdominal, pero los ensayos fueron demasiado pequeños para evaluar adecuadamente los posibles efectos adversos graves, pero poco frecuentes. No se identificaron ensayos sobre medicinas a base de hierbas ni tradicionales para inclusión.

Conclusiones de los autores: 

La permetrina tópica parece ser el tratamiento más eficaz para la sarna. La ivermectina parece ser un tratamiento oral eficaz. Se necesitan más estudios de investigación sobre la eficacia del malatión, en particular en comparación con la permetrina, y sobre el tratamiento de la sarna en un entorno institucional y a nivel comunitario.

Leer el resumen completo…
Antecedentes: 

La sarna es una infección parasitaria de la piel que pica intensamente y que está causada por el ácaro Sarcoptes scabiei. Se trata de un problema común de salud pública con una prevalencia mundial estimada de 300 000 000 de casos. Se han informado efectos adversos graves en el caso de algunos fármacos utilizados para tratar la sarna.

Objetivos: 

Evaluar los fármacos tópicos y sistémicos para el tratamiento de la sarna.

Estrategia de búsqueda (: 

En junio de 2010, se hicieron búsquedas en el Registro especializado de Ensayos Controlados del Grupo Cochrane de Enfermedades Infecciosas (Cochrane Infectious Diseases Group), CENTRAL (The Cochrane Library 2010, número 2), MEDLINE, EMBASE, LILACS e INDMED. En agosto de 2010, también se buscó en la literatura gris y en las fuentes para encontrar ensayos registrados. También se verificaron las listas de referencias de los estudios recuperados.

Criterios de selección: 

Ensayos controlados aleatorizados sobre cualquier tratamiento farmacológico para la sarna.

Obtención y análisis de los datos: 

Dos autores de la revisión, de forma independiente, evaluaron la calidad de los ensayos y extrajeron los datos. Los resultados se presentaron como riesgo relativo con intervalos de confianza del 95% y los datos se combinaron cuando fue apropiado.

Resultados principales: 

Se incluyeron 22 ensayos pequeños con 2676 personas. Un ensayo fue controlado con placebo, 18 compararon dos o más tratamientos farmacológicos, tres compararon regímenes de tratamiento y uno comparó diferentes vehículos de fármacos.

Al séptimo día se produjeron menos fracasos en el tratamiento con ivermectina oral en comparación con placebo en un pequeño ensayo (55 participantes). La permetrina tópica pareció ser más eficaz que la ivermectina oral (140 participantes, dos ensayos), el crotamiton tópico (194 participantes, dos ensayos) y el lindano tópico (753 participantes, cinco ensayos). La permetrina también pareció ser más eficaz para reducir la persistencia de la picazón que el crotamiton (94 participantes, un ensayo) o el lindano (490 participantes, dos ensayos). No se detectaron diferencias entre la permetrina (un piretroide sintético) y un tratamiento tópico a base de piretrina natural (40 participantes, un ensayo), y entre la permetrina y el benzoato de bencilo (53 participantes, un ensayo); sin embargo, ambos ensayos fueron pequeños.

No se detectaron diferencias significativas en el número de fracasos de tratamiento entre el crotamitón y el lindano (100 participantes, un ensayo), el lindano y el azufre (68 participantes, un ensayo), el benzoato de bencilo y el azufre (158 participantes, un ensayo), y el benzoato de bencilo y las piretrinas naturales sinergizadas (240 participantes, un ensayo); todos tratamientos tópicos. No se identificaron ensayos aleatorizados de malatión.

No se informaron eventos adversos graves. Varios ensayos informaron de reacciones cutáneas en participantes asignados al azar a tratamientos tópicos. Hubo informes ocasionales de dolor de cabeza, dolor abdominal, diarrea, vómitos e hipotensión.

Notas de traducción: 

La traducción y edición de las revisiones Cochrane han sido realizadas bajo la responsabilidad del Centro Cochrane Iberoamericano, gracias a la suscripción efectuada por el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad del Gobierno español. Si detecta algún problema con la traducción, por favor, contacte con Infoglobal Suport, cochrane@infoglobal-suport.com.

Tools
Information
Share/Save