Vitamina D y análogos de vitamina D para la prevención de fracturas en hombres mayores y mujeres posmenopáusicas

¿Por qué las personas de edad avanzada presentan fracturas óseas?

Las fracturas de cadera y otros tipos diferentes de fracturas son muy frecuentes en las mujeres posmenopáusicas y los hombres mayores debido al debilitamiento de sus huesos (osteoporosis) relacionado con la edad.

¿Cuál es la repercusión de las fracturas óseas en las personas de edad avanzada?

Las fracturas debidas a osteoporosis ocurren a menudo en la cadera, la muñeca o la columna vertebral y pueden dar lugar a discapacidad considerable e incluso la muerte. A menudo quienes sobreviven presentan una disminución de la movilidad y pueden necesitar mayor atención social y geriátrica.

¿Por qué puede ayudar la vitamina D?

La vitamina D es necesaria para fortalecer el hueso. Las personas de edad avanzada a menudo tienen niveles de vitamina D bajos debido a la falta de exposición a la luz solar y al bajo consumo de vitamina D en su dieta. Por lo tanto, se ha indicado que la ingestión de vitamina D adicional en forma de suplementos puede ayudar a reducir el riesgo de fracturas de cadera y otros huesos.

Propósito de esta revisión

Investigar los efectos de la vitamina D o los suplementos relacionados con la vitamina D, tomados con o sin suplementos de calcio, para prevenir las fracturas en mujeres posmenopáusicas y hombres mayores.

Cómo se realizó esta revisión

Los revisores buscaron en la literatura médica hasta diciembre de 2012 e identificaron 53 ensayos médicos relevantes con 91 791 participantes. Los ensayos informaron los resultados de fractura en mujeres posmenopáusicas u hombres de más de 65 años en contextos comunitarios, hospitalarios o residenciales. Estos ensayos compararon la vitamina D o suplementos relacionados con o sin calcio, y suplementos falsos (placebo), ningún suplemento o suplementos de calcio solo.

Hallazgos de esta revisión

La revisión encontró pruebas fiables de que es poco probable que la ingestión de vitamina D sola, en las formas probadas en los ensayos, prevenga las fracturas. Sin embargo, pruebas fiables indicaron que la vitamina D tomada con suplementos de calcio adicional reduce ligeramente la probabilidad de fracturas de cadera y otros tipos de fractura. La revisión observó que no se produjo un aumento del riesgo de muerte por la ingestión de vitamina D y calcio.

Aunque el riesgo de efectos perjudiciales (como síntomas gastrointestinales [estómago] y enfermedad del riñón) de tomar vitamina D y calcio es pequeño, algunas personas, en particular las que presentan cálculos renales, enfermedad del riñón, altos niveles sanguíneos de calcio, enfermedad gastrointestinal o que tienen riesgo de enfermedad cardíaca deben buscar asesoramiento médico antes de tomar estos suplementos.

Conclusiones de los autores: 

Es poco probable que la vitamina D sola prevenga las fracturas en las dosis y formas farmacéuticas probadas hasta el presente en las personas de edad avanzada. La administración de suplementos de vitamina D y calcio puede prevenir la fractura de cadera o de cualquier tipo. Hubo un aumento pequeño pero significativo de los síntomas gastrointestinales y la insuficiencia renal asociados con la vitamina D y el calcio. Esta revisión encontró que no hubo un aumento del riesgo de muerte con la ingesta de calcio y vitamina D.

Leer el resumen completo…
Antecedentes: 

La vitamina D y los compuestos relacionados se han utilizado para prevenir las fracturas osteoporóticas en las personas de edad avanzada. Ésta es la tercera actualización de una revisión publicada por primera vez en 1996.

Objetivos: 

Determinar los efectos de la vitamina D o los compuestos relacionados, con o sin calcio, para la prevención de fracturas en hombres mayores y mujeres posmenopáusicas.

Estrategia de búsqueda (: 

Se hicieron búsquedas en el registro especializado del Grupo Cochrane de Lesiones Óseas, Articulares y Musculares (Cochrane Bone, Joint and Muscle Trauma Group) (hasta diciembre de 2012), Registro Cochrane Central de Ensayos Controlados (Cochrane Central Register of Controlled Trials) (2012, número 12), MEDLINE (1966 hasta noviembre, semana 3, 2012), EMBASE (1980 hasta 2012, semana 50), CINAHL (1982 hasta diciembre de 2012), BIOSIS (1985 hasta el 3 de enero de 2013), Current Controlled Trials (diciembre de 2012) y en listas de referencias de artículos.

Criterios de selección: 

Ensayos aleatorios o cuasialeatorios que compararon la vitamina D o los compuestos relacionados (solos o con calcio) con placebo, ninguna intervención o calcio solo y que informaron resultados sobre fracturas en personas de edad avanzada. El resultado primario fue fractura de cadera.

Obtención y análisis de los datos: 

Dos autores de la revisión evaluaron de forma independiente el riesgo de sesgo de selección de los ensayos y aspectos de la calidad metodológica y extrajeron los datos. Cuando fue posible, los datos se agruparon mediante el modelo de efectos fijos, o mediante el modelo de efectos aleatorios cuando la heterogeneidad entre los estudios pareció ser significativa.

Resultados principales: 

Se incluyeron 53 ensayos con 97 791 participantes. Treinta y un ensayos con tamaños de la muestra que variaron de 70 a 36 282 participantes, examinaron la vitamina D (incluida 25-hidroxi vitamina D) con o sin calcio para la prevención de las fracturas en poblaciones de la comunidad, de residencias o ingresadas en el hospital. En 12 de estos 31 ensayos los participantes tenían una media o mediana de edad de 80 años o más.

Otro grupo de 22 ensayos más pequeños examinaron el calcitriol o el alfacalcidol (1-alfahidroxivitamina D3), principalmente en pacientes con osteoporosis establecida. Estos ensayos se realizaron en el contexto de consultorios u hospitales de referencia institucionales.

En la evaluación del riesgo de sesgo de la generación de la secuencia aleatoria se consideró que 21 ensayos (40%) tuvieron bajo riesgo, 28 ensayos (53%) riesgo incierto y cuatro ensayos (8%) alto riesgo. En la ocultación de la asignación, 22 ensayos tuvieron bajo riesgo (42%), 29 ensayos tuvieron riesgo incierto (55%) y dos ensayos (4%) tuvieron alto riesgo.

Hay pruebas de alta calidad de que es poco probable que la vitamina D sola, en los formatos y las dosis probadas, sea eficaz para prevenir la fractura de cadera (11 ensayos, 27 693 participantes; cociente de riesgos [CR] 1,12; intervalo de confianza [IC] del 95%: 0,98 a 1,29) o cualquier nueva fractura (15 ensayos, 28 271 participantes; CR 1,03; IC del 95%: 0,96 a 1,11).

Hay pruebas de alta calidad de que la vitamina D más calcio da lugar a una reducción pequeña del riesgo de fractura de cadera (nueve ensayos, 49 853 participantes; CR 0,84; IC del 95%: 0,74 a 0,96; valor de P = 0,01). En poblaciones de bajo riesgo (residentes en la comunidad: con una estimación de ocho fracturas de cadera por 1000 por año), lo anterior se equipara con una fractura de cadera menos por 1000 personas mayores por año (IC del 95%: 0 a 2). En poblaciones de alto riesgo (residentes en instituciones: con una estimación de 54 fracturas de cadera por 1000 por año), lo anterior se equipara con nueve fracturas de cadera menos por 1000 personas mayores por año (IC del 95%: 2 a 14).

Hay pruebas de alta calidad de que la vitamina D más calcio se asocia con una reducción estadísticamente significativa en la incidencia de nuevas fracturas no vertebrales. Sin embargo, solamente hay pruebas de calidad moderada de una falta de efecto preventivo estadísticamente significativo sobre las fracturas vertebrales clínicas. Hay pruebas de alta calidad de que la vitamina D más calcio reduce el riesgo de cualquier tipo de fractura (diez ensayos, 49 976 participantes; CR 0,95; IC del 95%: 0,90 a 0,99).

En cuanto a los resultados para los efectos adversos: la mortalidad no se vio afectada por la administración de suplementos de vitamina D ni vitamina D más calcio (29 ensayos, 71 032 participantes; CR 0,97; IC del 95%: 0,93 a 1,01). La hipercalcemia, generalmente leve (2,6 a 2,8 mmol/l), fue más frecuente en los participantes que recibieron vitamina D o un análogo, con o sin calcio (21 ensayos, 17 124 participantes; CR 2,28; IC del 95%: 1,57 a 3,31), especialmente para el calcitriol (cuatro ensayos, 988 participantes; CR 4,41; IC del 95%: 2,14 a 9,09), que en los participantes que recibieron placebo o control. También hubo un aumento pequeño del riesgo de síntomas gastrointestinales (15 ensayos, 47 761 participantes; CR 1,04; IC del 95%: 1,00 a 1,08), especialmente para el calcio más vitamina D (cuatro ensayos, 40 524 participantes; CR 1,05; IC del 95%: 1,01 a 1,09), y un aumento significativo de la insuficiencia renal (11 ensayos, 46 548 participantes; CR 1,16; IC del 95%: 1,02 a 1,33). Otras revisiones sistemáticas han observado un aumento en la asociación del infarto de miocardio con la administración de suplementos de calcio; así como pruebas de un aumento del infarto de miocardio y el accidente cerebrovascular, pero una reducción del cáncer, con la administración de suplementos de calcio más vitamina D, sin un efecto general sobre la mortalidad.

Notas de traducción: 

La traducción y edición de las revisiones Cochrane han sido realizadas bajo la responsabilidad del Centro Cochrane Iberoamericano, gracias a la suscripción efectuada por el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad del Gobierno español. Si detecta algún problema con la traducción, por favor, contacte con Infoglobal Suport, cochrane@infoglobal-suport.com.

Tools
Information
Share/Save