Corticosteroides para tratar la lesión cerebral

El traumatismo craneoencefálico es una de las principales causas de mortalidad y discapacidad. Después de la lesión, el cerebro se puede hinchar, causando una afección potencialmente mortal llamada presión intracraneal elevada. Los corticosteroides se han utilizado ampliamente, durante muchos años para tratar a los pacientes con lesiones cerebrales porque se cree que reducen la presión intracraneal. Algunos ejemplos de corticoesteroides son la dexametasona y la metilprednisolona.

Los autores de la revisión buscaron en la literatura médica para determinar cuán efectivos y seguros son los corticosteroides para el tratamiento de la lesión cerebral. Centraron su búsqueda en los ensayos controlados aleatorizados en los que un grupo de pacientes recibió un tratamiento médico (corticoesteroides) y se comparó con un grupo similar que recibió un tratamiento diferente o ningún tratamiento aparte de la atención estándar. Los autores de la revisión encontraron 20 de estos estudios con 12 303 participantes. Cuando la revisión se hizo por primera vez los resultados de la investigación no fueron concluyentes. En el momento de la actualización de 2006 de esta revisión, se había completado un nuevo estudio de gran tamaño con alrededor del 80% del total de participantes. Este estudio, llamado CRASH, mostró un aumento significativo en el número de muertes en pacientes que recibieron esteroides en comparación con los pacientes que no recibieron tratamiento. El aumento significativo de las muertes con esteroides indica que los esteroides no se deberían utilizar de forma habitual en los pacientes con traumatismo craneoencefálico.

Conclusiones de los autores: 

En ausencia de un metanálisis, se considera que la mayor parte del peso debe recaer en el resultado del ensayo más grande. El aumento significativo de las muertes con los esteroides indica que los esteroides no se deberían utilizar de forma habitual en los pacientes con traumatismo craneoencefálico.

Leer el resumen completo…
Antecedentes: 

El traumatismo craneoencefálico es una de las principales causas de mortalidad y discapacidad. Los corticoesteroides se han utilizado ampliamente en el tratamiento de los pacientes con traumatismo craneoencefálico.

Objetivos: 

Cuantificar la eficacia y la seguridad de los corticoesteroides en el tratamiento del traumatismo craneoencefálico agudo.

Estrategia de búsqueda (: 

Se hicieron búsquedas en: CENTRAL (The Cochrane Library 2007, número 4), MEDLINE (Ovid SP), PubMed [www.ncbi.nlm.nih.gov/sites/entrez/], EMBASE (Ovid SP) y PsycINFO (Ovid SP). Las búsquedas se actualizaron por última vez en enero de 2008.

Criterios de selección: 

Todos los ensayos controlados aleatorizados sobre el uso de corticoesteroides en el traumatismo craneoencefálico agudo con una ocultación de la asignación adecuada o incierta.

Obtención y análisis de los datos: 

Ambos autores evaluaron, de forma independiente, la calidad de la ocultación de la asignación. Se estableció contacto con los autores de los estudios para obtener información adicional. Un autor extrajo, de forma independiente, los datos sobre el número de participantes asignados al azar, los números perdidos durante el seguimiento, la duración del seguimiento, las tasas de mortalidad, la discapacidad, las infecciones y las hemorragias gastrointestinales, y esto fue comprobado por el otro autor.

Resultados principales: 

Se identificaron 20 ensayos con 12 303 participantes asignados al azar. El efecto de los corticoesteroides en el riesgo de muerte se informó en 17 ensayos incluidos. Debido a la heterogeneidad significativa no se calculó una estimación agrupada del riesgo de muerte. El ensayo más grande, con alrededor del 80% de todos los participantes asignados al azar, encontró un aumento significativo en el riesgo relativo de muerte con los esteroides 1,15 (IC del 95%: 1,07 a 1,24) y un riesgo relativo de muerte o discapacidad grave de 1,05 (IC del 95%: 0,99 a 1,10). Para las infecciones, el riesgo relativo agrupado de cinco ensayos fue 1,03 (IC del 95%: 0,99 a 1,07) y para los diez ensayos que informaron sobre hemorragias gastrointestinales fue 1,23 (IC del 95%: 0,91 a 1,67).

Notas de traducción: 

La traducción y edición de las revisiones Cochrane han sido realizadas bajo la responsabilidad del Centro Cochrane Iberoamericano, gracias a la suscripción efectuada por el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad del Gobierno español. Si detecta algún problema con la traducción, por favor, contacte con Infoglobal Suport, cochrane@infoglobal-suport.com.

Tools
Information
Share/Save