Tratamiento antidepresivo para la depresión posparto

Pregunta de la revisión

En esta revisión Cochrane se deseaba determinar cuán bien funcionan los antidepresivos para el tratamiento de las mujeres con depresión posparto.

¿Por qué es esto importante?

La depresión posparto es la que se inicia en los 12 meses siguientes al parto. Muchas mujeres se ven afectadas. La depresión posparto puede tener efectos graves a corto y largo plazo para la madre, el recién nacido y la familia en su conjunto.

Hay varias formas de tratar la depresión posparto. Entre ellas se encuentran la medicación antidepresiva, la terapia psicológica, el apoyo o el asesoramiento. El tipo de tratamiento que se ofrece depende de la gravedad de la depresión, de otras enfermedades y de la elección de la mujer. En general, las mujeres embarazadas o en período de lactancia suelen estar preocupadas por los posibles efectos no deseados de los antidepresivos en su recién nacido.

Es importante saber si los antidepresivos podrían ser un tratamiento efectivo y aceptable para las mujeres con depresión posparto.

Qué se hizo

En mayo de 2020 se buscaron estudios de antidepresivos para mujeres con depresión posparto. Se buscaron ensayos controlados aleatorizados, en los que los tratamientos se administraron a los participantes del estudio de forma aleatoria. Estos estudios ofrecen la evidencia más fiable.

Se incluyeron 11 estudios con 1016 mujeres. Los estudios compararon los antidepresivos con placebo (píldora ficticia), el tratamiento habitual (vigilancia y espera, visitas periódicas con un coordinador de atención), las intervenciones psicológicas (terapia), las intervenciones psicosociales (apoyo de pares o asesoramiento), cualquier otro medicamento u otro tipo de antidepresivo; y la medicina complementaria (administración de suplementos alimenticios).

Ocho de los estudios se realizaron en países anglófonos de ingresos altos. La duración del tratamiento varió entre cuatro y 24 semanas.

La revisión se centró en desenlaces relacionados con cuán bien funcionaron los tratamientos (efectividad). Estos se midieron según el número de personas que respondieron bien al tratamiento (respuesta) o que dejaron de cumplir los criterios de depresión al final del tratamiento (remisión). También se analizó si las mujeres o sus recién nacidos presentaron efectos adversos con el tratamiento.

¿Qué se encontró?

Se encontró que las mujeres tratadas con antidepresivos pueden responder ligeramente mejor y tener una depresión posparto menos grave que las mujeres a las que se les dio un placebo. El número de efectos no deseados presentados por las mujeres fue similar entre los grupos. No hubo suficientes estudios que compararan los antidepresivos con otros tipos de tratamiento. Los antidepresivos más estudiados fueron los del grupo de los "ISRS" (inhibidores selectivos de la recaptación de serotonina).

Conclusiones

Esta revisión solo encontró algunos estudios relevantes. Hay alguna evidencia de que los antidepresivos pueden funcionar mejor que una píldora falsa en las mujeres con depresión posparto. No hay suficiente evidencia que compare los antidepresivos con otros tratamientos para la depresión posparto. Los médicos deben tener en cuenta la evidencia de los estudios realizados en la población general y las guías clínicas actuales, junto con los antecedentes de la enfermedad de la mujer y los síntomas actuales, para tomar una decisión individualizada con la mujer sobre el riesgo y el beneficio del tratamiento.

Certeza de la evidencia

La certeza (confianza) en la evidencia es baja. Algunos resultados se basan en pocos estudios, con un número reducido de mujeres en cada grupo de tratamiento. Por lo tanto, no hay seguridad respecto de la fiabilidad de los resultados. Estas conclusiones pueden cambiar si se realizan más estudios. El hallazgo de que los antidepresivos pueden funcionar mejor que una píldora ficticia es similar a los hallazgos de un número mayor de estudios en la población general.

Conclusiones de los autores: 

Aún existe evidencia limitada sobre la efectividad y seguridad de los antidepresivos en el tratamiento de la depresión posparto, en particular en las mujeres con depresión más grave. Se encontró evidencia de certeza baja de que los antidepresivos ISRS pueden ser más efectivos en el tratamiento de la depresión posparto que el placebo, según las tasas de respuesta y remisión. Sin embargo, la baja certeza de la evidencia indica que es muy probable que los estudios de investigación adicionales tengan un impacto importante en la estimación del efecto. Aún es imprescindible comprender mejor si, y para quién, los antidepresivos u otros tratamientos son más efectivos en la depresión posparto, y si algunos antidepresivos son más efectivos o se toleran mejor que otros.

En la práctica clínica, los hallazgos de esta revisión se deben contextualizar en la literatura más amplia sobre antidepresivos en la población general y la orientación clínica perinatal, para informar una decisión clínica individualizada que considere los riesgos y los efectos beneficiosos. Los ECA futuros se deben centrar en muestras más grandes, un seguimiento más prolongado, comparaciones con modalidades de tratamiento alternativas y la inclusión de desenlaces de los niños y los padres.

Leer el resumen completo…
Antecedentes: 

La depresión es una de las morbilidades más frecuentes del período posparto. Se ha asociado con resultados adversos en las mujeres, los niños, la familia en general y la sociedad en su conjunto. El tratamiento se realiza a través de intervenciones psicosociales, medicación antidepresiva, o ambas. El objetivo de esta revisión es evaluar la efectividad de diferentes antidepresivos y comparar su efectividad con placebo, tratamiento habitual u otras formas de tratamiento. Esta es una actualización de una revisión publicada por última vez en 2014.

Objetivos: 

Evaluar la efectividad de los fármacos antidepresivos en comparación con cualquier otro tratamiento (psicológico, psicosocial o farmacológico), placebo o tratamiento habitual para la depresión posparto.

Métodos de búsqueda: 

Se realizaron búsquedas en el Registro especializado del Grupo Cochrane de Trastornos mentales comunes (Cochrane Common Mental Disorders), CENTRAL, MEDLINE, Embase y PsycINFO en mayo de 2020. También se buscó en los registros de ensayos internacionales y se estableció contacto con expertos en la materia.

Criterios de selección: 

Se incluyeron ensayos controlados aleatorizados (ECA) en mujeres con depresión durante los primeros 12 meses posparto que compararon el tratamiento antidepresivo (solo o en combinación con otro tratamiento) con cualquier otro tratamiento, placebo o tratamiento habitual.

Obtención y análisis de los datos: 

Dos autores de la revisión de forma independiente extrajeron los datos de los informes de los ensayos. Siempre que fue posible, se solicitó la información faltante a los autores de los estudios. Se buscaron datos que permitieran un análisis por intención de tratar. Cuando se identificaron suficientes estudios comparables, se agruparon los datos y se realizaron metanálisis de efectos aleatorios.

Resultados principales: 

Se identificaron 11 ECA (1016 mujeres), la mayoría de los cuales fueron de países de habla inglesa y de ingresos altos; dos se realizaron en países de ingresos medios. Las mujeres se reclutaron de una combinación de centros comunitarios, de atención primaria, de maternidad y ambulatorios. La mayoría de los estudios utilizaron inhibidores selectivos de la recaptación de serotonina (ISRS), y la duración del tratamiento varió entre cuatro y 12 semanas.

El metanálisis mostró que puede haber un efecto beneficioso de los ISRS sobre placebo en cuanto a la respuesta (55% versus 43%; razón de riesgos [RR] agrupada 1,27; intervalo de confianza [IC] del 95%: 0,97 a 1,66); la remisión (42% versus 27%; RR 1,54; IC del 95%: 0,99 a 2,41) y la reducción de los síntomas depresivos (diferencia de medias estandarizada [DME] -0,30; IC del 95%: -0,55 a -0,05; cuatro estudios, 251 mujeres), a las cinco a 12 semanas de seguimiento. No fue posible realizar un metanálisis de los eventos adversos debido a la variación en el informe entre los estudios. No hubo evidencia de una diferencia entre la aceptabilidad de los ISRS y placebo (27% versus 27%; RR 1,10; IC del 95%: 0,74 a 1,64; cuatro estudios; 233 mujeres). La certeza de toda la evidencia para los ISRS fue baja o muy baja debido al escaso número de estudios incluidos y a varias fuentes potenciales de sesgo, incluidas las altas tasas de deserción.

No hubo evidencia suficiente para evaluar la eficacia de los ISRS en comparación con otras clases de antidepresivos ni de los antidepresivos en comparación con otras intervenciones farmacológicas, medicinas complementarias, intervenciones psicológicas y psicosociales o el tratamiento habitual. Una proporción significativa de mujeres presentó efectos adversos, pero no hubo evidencia de diferencias en el número de efectos adversos entre los grupos de tratamiento de los estudios. Los datos sobre los efectos en los niños, incluidos los lactantes, la crianza y la familia en general fueron limitados, aunque no se observaron efectos adversos.

Notas de traducción: 

La traducción de las revisiones Cochrane ha sido realizada bajo la responsabilidad del Centro Cochrane Iberoamericano, gracias a la suscripción efectuada por el Ministerio de Sanidad del Gobierno de España. Si detecta algún problema con la traducción, por favor, contacte con comunica@cochrane.es.

Tools
Information
Share/Save