¿Los servicios prestados por farmacéuticos pueden mejorar la salud de los pacientes?

¿Cuál es el objetivo de esta revisión?

Examinar si los servicios prestados por farmacéuticos mejoran la salud de los pacientes. Se identificaron 116 estudios para responder esta cuestión.

Mensajes clave

Algunos servicios prestados por los farmacéuticos pueden tener efectos positivos sobre la salud de los pacientes, incluido un mejor tratamiento de la presión arterial y de la función física. Los servicios prestados por farmacéuticos no redujeron las visitas ni los ingresos al hospital. Los servicios prestados por farmacéuticos produjeron efectos similares sobre la salud de los pacientes en comparación con los servicios prestados por otros profesionales de la asistencia sanitaria.

¿Qué se estudió en la revisión?

Los farmacéuticos proporcionan una gran variedad de servicios a los pacientes. Se necesita saber qué servicios prestados por los farmacéuticos son efectivos para ayudar a los pacientes a mejorar su salud. Esta revisión incluyó estudios de los servicios prestados por farmacéuticos para una gama amplia de trastornos incluida la hipertensión y la diabetes. La revisión midió el efecto de estos servicios sobre los beneficios (mejoría en los resultados de salud) así como en los efectos perjudiciales (ingresos no planificados al hospital, efectos adversos de los fármacos).

¿Cuáles son los principales resultados de la revisión?

Se encontraron 116 estudios relevantes que involucraron a 41 851 participantes. Se realizaron estudios en 25 países, la mayoría en los Estados Unidos, el Reino Unido, Canadá y Australia. Muchos se realizaron en farmacias comunitarias y consultorios hospitalarios de atención ambulatoria. Los estudios compararon los servicios prestados por los farmacéuticos con la atención habitual o con la atención prestada por otros profesionales de la salud. Los estudios fueron de alta calidad en general, aunque algunos tuvieron problemas porque no incluyeron toda la información relevante necesaria para evaluar la calidad.

De los 111 estudios que compararon los servicios farmacéuticos con la atención habitual, 47 estudios informaron los resultados más importantes. En comparación con la atención habitual, los servicios prestados por los farmacéuticos pueden reducir el porcentaje de pacientes con presión arterial fuera del rango deseado. No se conoce si los servicios prestados por los farmacéuticos reducen el número de pacientes con niveles de glicohemoglobina fuera del rango deseado, debido a que la certeza de la evidencia es muy baja. Los servicios prestados por farmacéuticos pueden lograr poco o ningún cambio en la asistencia o los ingresos al hospital o en los efectos adversos de los fármacos o las tasas de mortalidad. Los servicios prestados por farmacéuticos pueden mejorar de forma leve el funcionamiento físico.

No se encontró ningún estudio que comparara los servicios prestados por farmacéuticos con otros profesionales de la asistencia sanitaria ni que evaluara la repercusión de la intervención en las seis medidas de resultado principales.

¿Cuál es el grado de actualización de esta revisión?

Se hicieron búsquedas de estudios que se habían publicado hasta marzo 2015. Se realizaron búsquedas complementarias en enero de 2018 y se han añadido estudios potencialmente elegibles a "Estudios en espera de clasificación".

Conclusiones de los autores: 

Los resultados demuestran que los servicios prestados por farmacéuticos tienen efectos variables sobre los resultados de los pacientes en comparación con la atención habitual. No se encontró ningún estudio que comparara los servicios prestados por los farmacéuticos con otros profesionales de la asistencia sanitaria ni que evaluara la repercusión de la intervención en las seis medidas de resultado principales. Los resultados deben interpretarse con cautela debido a que hubo una gran heterogeneidad en las poblaciones de estudio, los tipos de intervenciones administradas y los resultados informados. Hubo una considerable heterogeneidad en muchos de los metanálisis, así como una considerable variación en los riesgos de sesgo.

Leer el resumen completo…
Antecedentes: 

Esta revisión se centra en los servicios diferentes a la dispensación por parte de los farmacéuticos, es decir, a los servicios ofrecidos por farmacéuticos en la comunidad, en contextos de atención primaria o ambulatoria, para pacientes ambulatorios, y es una actualización de una revisión Cochrane publicada previamente.

Objetivos: 

Examinar el efecto de los servicios diferentes a la dispensación prestados por los farmacéuticos en los resultados de los pacientes ambulatorios.

Estrategia de búsqueda (: 

Se hicieron búsquedas en CENTRAL, MEDLINE, Embase, en otras dos bases de datos y en dos registros de ensayos en marzo 2015, junto con la verificación de referencias y contacto con los autores de los estudios para identificar estudios adicionales. Se incluyeron publicaciones en idiomas distintos al inglés. Se realizaron búsquedas complementarias en enero de 2018 y se han añadido estudios potencialmente elegibles a "Estudios en espera de clasificación".

Criterios de selección: 

Ensayos aleatorios de los servicios prestados por farmacéuticos en comparación con la administración de atención habitual o servicios equivalentes/similares con el mismo objetivo administrados por otros profesionales de la salud.

Obtención y análisis de los datos: 

Se utilizaron procedimientos metodológicos estándar Cochrane y del Grupo Cochrane para una Práctica y Organización Sanitaria Efectivas (Cochrane and the Cochrane Effective Practice and Organisation of Care Group). Dos autores de la revisión, de forma independiente, verificaron los estudios para la inclusión, extrajeron los datos y evaluaron el riesgo de sesgo. La certeza general de la evidencia se evaluó mediante los criterios GRADE.

Resultados principales: 

Se incluyeron 116 ensayos que comprendían 111 ensayos (39 729 participantes) y que comparaban las intervenciones con farmacéuticos versus atención habitual y cinco ensayos (2122 participantes) que comparaban los servicios prestados por farmacéuticos con los servicios de otros profesionales de la asistencia sanitaria. De los 116 ensayos, 76 se incluyeron en los metanálisis. Los 40 ensayos restantes no se incluyeron en los metanálisis debido a que cada uno informaba medidas de resultado únicas que no podían combinarse. La mayoría de los ensayos se dirigieron a afecciones crónicas y se realizaron en varios contextos, en su mayoría farmacias comunitarias y consultorios hospitalarios para pacientes ambulatorios y se llevaron a cabo principalmente pero no de forma exclusiva en países de ingresos altos. La mayoría de los ensayos tuvieron un riesgo bajo de sesgo de informe y alrededor del 25%-30% tuvieron un alto riesgo de sesgo de realización, detección y desgaste. El sesgo de selección fue incierto para alrededor de la mitad de los estudios incluidos.

En comparación con la atención habitual, no hubo seguridad en cuanto a si los servicios prestados por farmacéuticos reducen el porcentaje de pacientes fuera del rango deseado de glicohemoglobina (cinco ensayos, N = 558; odds ratio [OR] 0,29; intervalo de confianza [IC] del 95%: 0,04 a 2,22; evidencia de certeza muy baja). Los servicios prestados por farmacéuticos pueden reducir el porcentaje de pacientes con una presión arterial fuera del rango deseado (18 ensayos, N = 4107; OR 0,40; IC del 95%: 0,29 a 0,55; evidencia de certeza baja) y probablemente dan lugar a poca o ninguna diferencia en la asistencia o los ingresos al hospital (14 ensayos, N = 3631; OR 0,85; IC del 95%: 0,65 a 1,11; evidencia de certeza moderada). Los servicios prestados por farmacéuticos pueden lograr poco o ningún cambio en los efectos adversos de los fármacos (tres ensayos, N = 590; OR 1,65; IC del 95%: 0,84 a 3,24) y pueden mejorar levemente el funcionamiento físico (siete ensayos, N = 1329; diferencia de medias [DM] 5,84; IC del 95%: 1,21 a 10,48; evidencia de certeza baja). Los servicios prestados por farmacéuticos pueden lograr poco o ningún cambio en la mortalidad (nueve ensayos, N = 1980; OR 0,79; IC del 95%: 0,56 a 1,12; evidencia de certeza baja).

De los cinco estudios que compararon los servicios prestados por los farmacéuticos con otros profesionales de la salud, ninguno evaluó la repercusión de la intervención en el porcentaje de pacientes fuera del rango deseado de presión arterial o de glicohemoglobina, la asistencia y el ingreso al hospital, los efectos adversos de los fármacos ni el funcionamiento físico.

Notas de traducción: 

La traducción y edición de las revisiones Cochrane han sido realizadas bajo la responsabilidad del Centro Cochrane Iberoamericano, gracias a la suscripción efectuada por el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad del Gobierno español. Si detecta algún problema con la traducción, por favor, contacte con Infoglobal Suport, cochrane@infoglobal-suport.com.

Tools
Information
Share/Save