Administración de suplementos de vitamina D a lactantes a término alimentados con leche materna para prevenir la deficiencia de vitamina D y mejorar la salud de los huesos

Pregunta de la revisión: ¿Los suplementos de vitamina D para los lactantes alimentados con leche materna o sus madres previenen la deficiencia de vitamina D y mejoran la salud de los huesos?

Antecedentes: La deficiencia de vitamina D es frecuente en todo el mundo y los lactantes tienen un riesgo mayor debido a la pigmentación, a cómo se les cubre, a la prevención de la exposición al sol o a la latitud del lugar donde viven. La vitamina D es importante para la salud de los huesos, ya que ayuda a prevenir el raquitismo nutricional y las fracturas. Los niveles de vitamina D son bajos en la leche materna, y los lactantes alimentados exclusivamente con leche materna tienen riesgo de presentar niveles bajos de vitamina D.

Características de los estudios: la evidencia está actualizada hasta mayo de 2020. Se identificaron 19 estudios con 2837 pares madre-lactante que evaluaron la vitamina D administrada a lactantes (nueve estudios), a madres que lactaban (ocho estudios) y a los lactantes versus las madres que lactaban (seis estudios). Ningún estudio comparó la vitamina D administrada a los lactantes con los períodos de exposición al sol.

Resultados clave: en el caso de los lactantes alimentados con leche materna, los suplementos de vitamina D pueden aumentar los niveles de vitamina D y reducir la incidencia de niveles de vitamina D ligeramente bajos, pero no hubo información suficiente para determinar si hubo una reducción de la deficiencia de vitamina D o de los signos de salud deficiente de los huesos (bajo contenido mineral óseo, raquitismo nutricional o fracturas). En el caso de los lactantes alimentados con leche materna con un mayor riesgo de presentar deficiencia de vitamina D, la administración de suplementos de vitamina D a la madre puede aumentar los niveles de vitamina D del lactante y prevenir la deficiencia de vitamina D. No hubo suficiente información para determinar si hay efectos beneficiosos para la salud de los huesos. En las poblaciones con mayor riesgo de deficiencia de vitamina D, la administración de suplementos de vitamina D a los lactantes puede ser mejor que la administración de suplementos a la madre durante la lactancia para prevenir la deficiencia de vitamina D. Sin embargo, la certeza de la evidencia para los marcadores de la salud ósea es muy baja. Con la administración de suplementos a la madre a dosis altas (≥ 4000 UI por día) se lograron niveles de vitamina D en los lactantes similares a los logrados con la administración de suplementos a dosis de 400 UI por día.

Certeza de la evidencia: actualmente la evidencia con respecto a la administración de suplementos de vitamina D a las madres que lactan o a sus hijos en poblaciones con bajo riesgo de deficiencia de vitamina D, es de certeza muy baja. En las poblaciones con alto riesgo de deficiencia de vitamina D, hay evidencia de certeza baja de que la vitamina D 400 UI por día administrada al lactante o dosis más altas administradas a la madre que lacta pueden prevenir la deficiencia de vitamina D, aunque los efectos sobre la salud de los huesos no están claros.

Conclusiones de los autores: 

En el caso de los lactantes alimentados con leche materna, la administración de suplementos de vitamina D 400 UI/día durante un período de hasta seis meses aumenta los niveles de 25-OH vitamina D de y reduce la insuficiencia de vitamina D, pero no hubo evidencia suficiente para evaluar su efecto sobre la deficiencia de vitamina D ni la salud ósea. En el caso de los lactantes de alto riesgo alimentados con leche materna, la administración de suplementos de vitamina D a la madre reduce la insuficiencia y la deficiencia de vitamina D, pero no hubo evidencia suficiente para determinar su efecto sobre la salud ósea. En las poblaciones con mayor riesgo de deficiencia de vitamina D, la administración de suplementos de vitamina D a los lactantes dio lugar a un mayor aumento de los niveles de 25-OH vitamina D en los lactantes, así como a reducciones de la insuficiencia de vitamina D y la deficiencia de vitamina D, en comparación con la administración de suplementos a las madres que lactaban. Sin embargo, la certeza de la evidencia para los marcadores de la salud ósea es muy baja. La administración de suplementos a las madres en dosis más altas (≥ 4000 UI/día) produjo niveles de 25-OH vitamina D en los lactantes similares a los producidos con la administración de 400 UI/día. La certeza de la evidencia se consideró baja a muy baja para todos los desenlaces.

Leer el resumen completo…
Antecedentes: 

La deficiencia de vitamina D es frecuente en todo el mundo y contribuye al raquitismo nutricional y a la osteomalacia, que tienen un gran impacto en la salud, el crecimiento y el desarrollo de los lactantes, los niños y los adolescentes. Los niveles de vitamina D en la leche materna son bajos, y los lactantes alimentados exclusivamente con leche materna tienen riesgo de presentar insuficiencia o deficiencia de vitamina D.

Objetivos: 

Determinar el efecto de la administración de suplementos de vitamina D a los lactantes, o a las madres que lactan, sobre la deficiencia de vitamina D, la densidad ósea y el crecimiento de los lactantes sanos a término alimentados con leche materna.

Métodos de búsqueda: 

Se utilizó la estrategia de búsqueda estándar del Grupo Cochrane de Neonatología (Cochrane Neonatal Group) hasta el 29 de mayo de 2020, complementada con búsquedas en bases de datos de ensayos clínicos, actas de conferencias y citas.

Criterios de selección: 

Ensayos controlados aleatorizados (ECA) y cuasialeatorizados en pares madre que lacta-lactante alimentado con leche materna que compararon la administración de suplementos de vitamina D para los lactantes o las madres que lactan, en comparación con placebo o ninguna intervención, o la luz solar, o que compararon la administración de suplementos de vitamina D a los lactantes versus a las madres.

Obtención y análisis de los datos: 

Dos autores de la revisión evaluaron la elegibilidad de los ensayos y el riesgo de sesgo y extrajeron los datos de forma independiente. Se utilizaron los criterios GRADE para evaluar la certeza de la evidencia.

Resultados principales: 

Se incluyeron 19 estudios con 2837 pares madre-lactante que evaluaron la vitamina D administrada a los lactantes (nueve estudios), a las madres que lactaban (ocho estudios) y a los lactantes versus las madres que lactaban (seis estudios). Ningún estudio comparó la vitamina D administrada a los lactantes con los períodos de exposición al sol.

Administración de suplementos de vitamina D a los lactantes: la vitamina D a 400 UI/día puede aumentar los niveles de 25-OH vitamina D (DM 22,63 nmol/l; IC del 95%: 17,05 a 28,21; participantes = 334; estudios = 6; certeza baja) y puede reducir la incidencia de insuficiencia de vitamina D (25-OH vitamina D < 50 nmol/l) (RR 0,57; IC del 95%: 0,41 a 0,80; participantes = 274; estudios = 4; certeza baja). Sin embargo, no hubo evidencia suficiente para determinar si la vitamina D administrada al lactante reduce el riesgo de deficiencia de vitamina D (25-OH vitamina D < 30 nmol/l) hasta los seis meses de vida (RR 0,41; IC del 95%: 0,16 a 1,05; participantes = 122; estudios = 2), o afecta al contenido mineral óseo (CMO) o la incidencia de raquitismo bioquímico o radiológico (en todos la evidencia fue de certeza muy baja). No se sabe con certeza cuáles son los efectos adversos, incluida la hipercalcemia. No hubo estudios de dosis más altas de vitamina D en los lactantes (> 400 UI/día) en comparación con placebo.

Administración de suplementos de vitamina D a las madres que lactan: el suplemento de vitamina D administrado a las madres que lactaban puede aumentar los niveles de 25-OH vitamina D del lactante (DM 24,60 nmol/l; IC del 95%: 21,59 a 27,60; participantes = 597; estudios = 7; certeza baja), puede reducir la incidencia de insuficiencia de vitamina D (RR 0,47; IC del 95%: 0,39 a 0,57; participantes = 512; estudios = 5; certeza baja), la deficiencia de vitamina D (RR 0,15; IC del 95%: 0,09 a 0,24; participantes = 512; estudios = 5; certeza baja) y el raquitismo bioquímico (RR 0,06; IC del 95%: 0,01 a 0,44; participantes = 229; estudios = 2; certeza baja). Los dos estudios que informaron sobre el raquitismo bioquímico utilizaron dosis maternas de D3 de 60 000 UI/día durante diez días y de D3 de 60 000 UI después del parto y a las seis, diez y 14 semanas, ambas por vía oral. Sin embargo, no se informó sobre el CMO de los lactantes y no hubo evidencia suficiente para determinar si la administración de suplementos a las madres tiene efecto sobre el raquitismo radiológico (RR 0,76; IC del 95%: 0,18 a 3,31; participantes = 536; estudios = 3; certeza muy baja). En todos los estudios sobre la administración de suplementos a las madres se incluyeron poblaciones con un alto riesgo de deficiencia de vitamina D. No se conocen los efectos de la administración de suplementos a las madres sobre el crecimiento de los lactantes ni los efectos adversos, incluida la hipercalcemia.

Administración de suplementos de vitamina D a los lactantes en comparación con la administración de suplementos a las madres que lactan: los suplementos de vitamina D a los lactantes, en comparación con los administrados a las madres que lactaban, pueden aumentar los niveles de 25-OH vitamina D en los lactantes (DM 14,35 nmol/l; IC del 95%: 9,64 a 19,06; participantes = 269; estudios = 4; certeza baja). La administración de suplementos de vitamina D a los lactantes puede reducir la incidencia de insuficiencia de vitamina D (RR 0,61; IC del 95%: 0,40 a 0,94; participantes = 334; estudios = 4) y puede reducir la deficiencia de vitamina D (RR 0,35; IC del 95%: 0,17 a 0,72; participantes = 334; estudios = 4), pero la certeza de la evidencia es muy baja. No se informó sobre el raquitismo radiológico o el CMO de los lactantes, y no hubo evidencia suficiente para determinar si la administración de suplementos a las madres tiene efecto sobre el raquitismo bioquímico infantil. Todos los estudios incluyeron poblaciones de pacientes con alto riesgo de deficiencia de vitamina D. Los estudios compararon una dosis infantil de vitamina D de 400 UI/día con dosis maternas de vitamina D que variaron de 400 UI/día a > 4000 UI/día. No se sabe con certeza cuáles son los efectos adversos, incluida la hipercalcemia.

Notas de traducción: 

La traducción de las revisiones Cochrane ha sido realizada bajo la responsabilidad del Centro Cochrane Iberoamericano, gracias a la suscripción efectuada por el Ministerio de Sanidad del Gobierno de España. Si detecta algún problema con la traducción, por favor, contacte con comunica@cochrane.es.

Tools
Information
Share/Save