Certolizumab pegol para el tratamiento de la enfermedad de Crohn activa

Pregunta de la revisión

Se examinó la evidencia sobre los efectos beneficiosos y perjudiciales del certolizumab pegol en pacientes con enfermedad de Crohn activa.

Antecedentes

La enfermedad de Crohn es una enfermedad inflamatoria crónica que afecta principalmente el tubo digestivo, como el intestino delgado y el intestino grueso. Los síntomas frecuentes de la enfermedad de Crohn son la diarrea crónica, el dolor abdominal y la pérdida de peso. Cuando los pacientes con enfermedad de Crohn presentan síntomas, se considera que la enfermedad está "activa". Durante la "remisión", los pacientes no presentan síntomas.

El certolizumab pegol es un fármaco biológico utilizado para modificar la respuesta inmunitaria excesiva que causa la inflamación crónica en la enfermedad de Crohn. Por lo general el certolizumab pegol se inyecta debajo de la piel cada dos a cuatro semanas.

Características de los estudios

Se realizaron búsquedas en la literatura hasta el 28 de enero de 2019. Cuatro estudios con 1 485 pacientes compararon certolizumab pegol con placebo (un fármaco simulado). Todos los estudios incluyeron a pacientes con enfermedad de Crohn activa. La mayoría de los pacientes eran adultos mayores de 18 años de edad, excepto seis pacientes de 16 ó 17 años de edad. Todos los estudios fueron financiados por el fabricante del fármaco.

Resultados clave

En un análisis combinado de los cuatro estudios, los pacientes con enfermedad de Crohn activa que recibieron certolizumab pegol en una dosis que osciló entre 100 mg y 400 mg cada dos a cuatro semanas, respondieron al tratamiento y lograron la remisión a las ocho semanas con más frecuencia que los pacientes que recibieron placebo. No se observaron diferencias considerables en la tasa de efectos secundarios graves entre el certolizumab pegol y el placebo. Los efectos secundarios graves incluyeron el empeoramiento de la enfermedad de Crohn, las infecciones y las neoplasias malignas (es decir, cáncer).

Calidad de la evidencia

La evidencia de certeza moderada indica que el certolizumab pegol es beneficioso para lograr la remisión en pacientes con enfermedad de Crohn de moderada a grave. Debido al número escaso de efectos secundarios graves, la certeza de la evidencia sobre los efectos perjudiciales del certolizumab pegol fue moderada.

Conclusions

La evidencia de certeza moderada indica que el certolizumab pegol es efectivo para la inducción de la remisión clínica y la respuesta clínica en pacientes con enfermedad de Crohn activa. No está claro si el riesgo de efectos secundarios graves difiere entre el certolizumab pegol y el placebo. Se necesitan estudios futuros para evaluar los efectos beneficiosos y perjudiciales a largo plazo del certolizumab pegol en pacientes con enfermedad de Crohn.

Conclusiones de los autores: 

La evidencia de certeza moderada indica que el CZP es efectivo para la inducción de la remisión clínica y la respuesta clínica en pacientes con EC activa. No está claro si difiere el riesgo de eventos adversos graves entre el CZP y el placebo, debido a que el IC del 95% incluye la posibilidad de una pequeña disminución o duplicación de los eventos. Se necesitan estudios futuros para evaluar la eficacia y la seguridad a largo plazo del CZP en pacientes con EC.

Leer el resumen completo…
Antecedentes: 

La enfermedad de Crohn (EC) es una enfermedad inflamatoria crónica del tubo digestivo, y la modulación de la respuesta inmunitaria es la principal estrategia de tratamiento para inducir la remisión de la EC activa. El certolizumab pegol (CZP) es un inhibidor del factor de necrosis tumoral alfa (TNF-α) que regula el deterioro de la respuesta inmunitaria.

Objetivos: 

Los objetivos primarios fueron evaluar la eficacia y la seguridad del CZP para la inducción de la remisión de la EC.

Estrategia de búsqueda (: 

Se realizaron búsquedas en MEDLINE, Embase, CENTRAL, el registro especializado del Grupo Cochrane de EII, los registros de ensayos y otras fuentes desde su inicio hasta el 28 de enero de 2019. Además, se estableció contacto con la compañía farmacéutica que fabrica CZP.

Criterios de selección: 

Se incluyeron ensayos controlados aleatorios que comparaban CZP con placebo o ningún tratamiento en pacientes con EC activa.

Obtención y análisis de los datos: 

Se utilizaron los procedimientos metodológicos Cochrane estándar. Los resultados principales seleccionados para el análisis GRADE fueron la remisión clínica en la semana ocho (Crohn’s Disease Activity Index [CDAI] ≤ 150), la respuesta clínica en la semana ocho (reducción en el CDAI ≥ 100 o remisión clínica) y los eventos adversos graves. Para los análisis estadísticos se aplicó el método de efectos aleatorios de Mantel-Haenszel. Para los resultados dicotómicos, se calculó el cociente de riesgos (CR) y el intervalo de confianza (IC) del 95% correspondiente.

Resultados principales: 

Cuatro estudios con 1 485 participantes con EC moderada a grave cumplieron con los criterios de inclusión y se utilizaron en los metanálisis. Todos los estudios incluyeron a pacientes con EC activa con un CDAI que oscilaba entre 220 y 450. La mayoría de los pacientes eran adultos mayores de 18 años de edad. Un estudio se identificó como de alto riesgo de sesgo debido a la administración de un placebo no idéntico, mientras que los otros estudios se consideraron en riesgo bajo de sesgo.

El CZP (100 mg a 400 mg cada 2 a 4 semanas) demostró ser superior al placebo para lograr la remisión clínica en la semana ocho (CR 1,36; IC del 95%: 1,11 a 1,66; evidencia de certeza moderada). Los números de participantes en bruto que lograron la remisión clínica en la semana ocho fueron 26,9% (225/835) y 19,8% (129/650) en los grupos de CZP y de placebo, respectivamente.

Se demostró que el CZP fue superior al placebo para lograr una respuesta clínica en la semana ocho (CR 1,29; IC del 95%: 1,09 a 1,53; evidencia de certeza moderada). En números brutos, la respuesta clínica a la semana ocho se logró en el 40,2% (336/835) y el 30,9% (201/650) de los participantes en los grupos de CZP y de placebo, respectivamente.

En números brutos, se observaron eventos adversos graves en el 8,7% (73/835) y el 6,2% (40/650) de los participantes de los grupos de CZP y de placebo, respectivamente (CR 1,35; IC del 95%: 0,93 a 1,97; evidencia de certeza moderada). Los eventos adversos graves incluyeron el empeoramiento de la enfermedad de Crohn, las infecciones y las neoplasias malignas.

Notas de traducción: 

La traducción y edición de las revisiones Cochrane han sido realizadas bajo la responsabilidad del Centro Cochrane Iberoamericano, gracias a la suscripción efectuada por el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad del Gobierno español. Si detecta algún problema con la traducción, por favor, contacte con Infoglobal Suport, cochrane@infoglobal-suport.com.

Tools
Information
Share/Save